lunes, 30 de enero de 2012
Fui hecha para DESEAR!!!Amigas,

Esta semana es una semana muy importante en la vida de Sabiduría Con Salsa. El jueves Waleska Nickerson nos va a ensenar un poco sobre como fuimos hechas para desear a nuestro Padre celestial. Te ofrecemos un estudio en línea de seis semanas del libro “Fui hecha para desear”. Un éxito de ventas del New York Times escrito por la presidenta de nuestro ministerio, Lysa TerKeurst, y que nos lleva a descubrir cómo llenar para siempre los espacios vacíos de nuestra vida.

El estudio comenzó el sábado 28 de enero en el blog de Waleska, Aventuras de fe. Allí encontrarás además del estudio bíblico, debates sobre los capítulos, apoyo en oración y el intercambio entre las participantes.
El estudio es completamente gratis y nos alegra mucho presentártelo. Si tienes amigas latinas a quienes les encantaría hacer este estudio, envíalas a la página Aventuras de fe. Entre tanto, estaremos orando por ustedes y por lo que el Señor va a hacer en nuestras vidas.

¡Nos vemos en Aventuras de fe!

YO SE COMO LO HICE
Van Walton

“… somos hechura de Dios, creado(a)s en Cristo Jesús…”  Efesios 2:10 (NVI)

Lectura:

Mi esposo talentoso puede hacer cualquier cosa. Él es un hombre arréglalo-todo. No hay nada que no pueda reparar o crear. Él reconstruye computadoras dañadas para nuestra familia y amigos, repara herramientas de jardín, abre puertas de garajes y rescata muebles de la basura. Recientemente salió de una cena con una silla. No fue regalo. No la robó. ¡Alguien se sentó en ella y se quebró!

Después de dos días golpeando la silla, haciendo lo que a mí me parecía a cirugía ortopédica (como cuando insertan pernos y tornillos para impedir que los huesos y articulaciones sufran un daño mayor), seguido de un poco de pegamento, lijado y pintura, la silla parecía completamente nueva.

“¡Caramba!” dije, impresionada.

“Siéntate y échate hacia atrás.”

“¿Sentarme en esa silla? No lo creo. ¿Qué pasa si la rompo?”

“Ah, créelo. No la vas a romper. ¡Nunca!” respondió mi esposo con mucho orgullo.

“¿Y cómo lo sabes?”, le pregunté.   

“Yo sé como la he diseñado. Conozco los puntos de apoyo y cuánta presión puede aguantar." Respondió él con una sonrisa de confianza. "Dale. Siéntate  en ella y échate hacia atrás."

Me senté. Me eché para atrás, y nada. La silla se mantuvo fuerte. No creo que se vaya a romper, no importa quién se siente en ella. 

Pienso en los tiempos cuando no creemos que podamos soportar más estrés. La presión parece abrumarnos, y lloramos: “¡No puedo más!”

Dios responde: “Confía en Mí. No serás destruida. Conozco tus puntos de apoyo y cuánto presión puedes aguantar Yo sé cómo te hice. Yo sé cómo te he diseñado.”

No puedo explicar la paz que sentí cuando comparé la obra de las manos de mi esposo con la obra de las manos de Dios.

Claro que Dios sabe cuánto puedo aguantar. Él es mi Creador, fue él quien se agachó junto al río y me formó con sus manos (Génesis 2:7).  Él es él quien me tejió dentro del vientre de mi madre (Salmo 139:13), le llaman él Alfarero (Isaías 64:8).

Mi Dios sabe la temperatura exacta que necesita el horno para crear la vasija perfecta. Él sabe qué caliente debe estar el fuego para separar la escoria de la plata y oro. Él sabe cuánta presión un diamante o la esmeralda deben resistir para salir sólidos y brillantes. Y sabe cuánto tiempo debe permanecer en la ostra el agente irritante antes de que se convierta en una perla.

Mi Padre sabe exactamente cuánto puedo aguantar. Él lo sabe porque me diseñó. Al comprender eso puedo confiar en él y sonreír al futuro, no importa cuán difícil sea mi vida hoy.

Querido Jesús, no es casualidad que te conozcan como el Carpintero. Sabes exactamente cómo construir algo que aguante la presión y el estrés, una obra de arte que no se caerá fácilmente. Me has creado de la misma manera. En lugar de temblar ante la desesperación, ayúdame a confiar en tu diseño. En tu nombre, Jesús,  te pido todo esto, Amén.


Recursos sugeridos:

Cuando compras algún recurso a través de los Ministerios Proverbios 31 dejas una huella la eternidad porque tu compra apoya las diversas esferas que sin costo alguno ofrece este ministerio para dar esperanza. Quisiéramos competir con los precios que ofrecen los enormes almacenes que venden en línea, pero sencillamente no podemos hacerlo. Por lo tanto, agradecemos muchísimo todas y cada una de las compras que hagas con nosotros. ¡Gracias!

¿Acepta a Jesús?
Más recursos (aquí se puede comprar el libro Fui hecha para desear)         


Pasos para la aplicación:

 Memoriza esta frase y repítela cuando te sientes caída: “Dios conoce mis puntos de apoyo y cuánto presión puedo aguantar. Él no dejará que me encuentre sin salida. Él sabe porque me diseñó.”  

Puntos para reflexionar:

¿Qué me lleva al momento de desesperación?

¿Puedo confiar en Dios aunque tal vez tenga que soportar estrés y sentir presión antes de llegar a mi diseño final?


Versículos que te darán fuerza:

Malaquías 3:2-3, “Pues él será como un fuego abrasador que refina el metal o como un jabón fuerte que blanquea la ropa. Se sentará como un refinador de plata y quemará la escoria. Purificará a los levitas, refinándolos como el oro y la plata, para que vuelvan a ofrecer sacrificios aceptables al SEÑOR.” (NTV)

2  Corintios 4:7-9: “Pero esta riqueza la tenemos en nuestro cuerpo, que es como una olla de barro, para mostrar que ese poder tan grande viene de Dios y no de nosotros. Así, aunque llenos de problemas, no estamos sin salida; tenemos preocupaciones, pero no nos desesperamos.  Nos persiguen, pero no estamos abandonados; nos derriban, pero no nos destruyen.”  (DHH) 

 © 2012 de Van Walton. Todos los derechos están reservados.

Visítanos en nuestra página de facebook: El ministerio proverbios 31

Gracias por su ayuda editando este devocional.


Wendy Bello, editora 
Judith Hernandez
Ana Stine
Natasha Curtis
Waleska Nickerson 
Veronica Young

lunes, 23 de enero de 2012
Amigas,

Fui hecha para DESEAR!!!
Esta semana es una semana muy importante en la vida de Sabiduría Con Salsa. El sábado empezaremos un estudio bíblico con Waleska Nickerson, de nuestro equipo en español. Te ofrecemos un estudio en línea de seis semanas del libro “Fui hecha para desear”. Un éxito de ventas del New York Times escrito por la presidenta de nuestro ministerio, Lysa TerKeurst, y que nos lleva a descubrir cómo llenar para siempre los espacios vacíos de nuestra vida.

El estudio comenzará el sábado 28 de enero en el blog de Waleska, Aventuras de fe. Allí encontrarás además del estudio bíblico, debates sobre los capítulos, apoyo en oración y el intercambio entre las participantes.

El estudio es completamente gratis y nos alegra mucho presentártelo. Si tienes amigas latinas a quienes les encantaría hacer este estudio, envíalas a la página Aventuras de fe. Entre tanto, estaremos orando por ustedes y por lo que el Señor va a hacer en nuestras vidas.

¡Nos vemos el sábado 28!



ESCRITO CON LAPIZ EN EL MARGEN
T. Suzanne Eller

"El enjugará toda lágrima de sus ojos, y ya no habrá muerte, ni habrá más duelo, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas han pasado." Apocalipsis 21:4 (LBLA)

Lectura:

Un día un amiga me comentó, mientras señalaba las palabras subrayadas, los comentarios y oraciones escritas al margen, cuán llena de tinta que estaba mi Biblia.

Me dijo: "Yo no escribo con tinta en mi Biblia. Solo escribo con lápiz".

Me explicó que ella había tenido una infancia muy difícil. Muchas personas la habían defraudado. A la larga, ella se defraudó a sí misma y terminó dañándose no solo ella sino también a su matrimonio y a sus hijos.

Un día encontró una Biblia y se puso a leerla. En su opinión, muchas de las escrituras le parecieron duras, y supuso que aquellas que daban alguna esperanza no eran para ella. Mientras leía, iba tomando notas y comentarios. Escribió preguntas. Al lado de un pasaje dibujó con lápiz un corazón roto.

Luego, con el tiempo, esas escrituras comenzaron a cobrar sentido. Lo que en algún momento le había parecido duro, ahora le parecía lleno de amor. "Dios no estaba tratando de quitarme nada. Estaba tratando de darme vida", me dijo.
Cuanto más leía, más escribía en los márgenes de su Biblia, pero siempre con lápiz. Los signos de interrogación fueron reemplazándose por comentarios de agradecimiento. Los pasajes que alguna vez parecieron estar escritos para otros, ahora se afirmaban como suyos. Un día, ella borró la imagen del corazón roto y dibujó con lápiz un nuevo corazón, un corazón hermoso y sano.

En Apocalipsis 21:4 se nos da la certeza de que Dios "enjugará" todo lo viejo. Esa palabra significa "borrar". Él está continuamente escribiendo en los márgenes de nuestras vidas, secando lágrimas y escribiendo felicidad.  El duelo y el dolor se van desvaneciendo a medida que él, de manera delicada y dulce, escribe la esperanza para el mañana. Lo que nosotros vemos como permanente, para Dios está escrito a lápiz.

Quizá hoy te sientas como que nada puede cambiar. ¿Estás lista para invitar a Dios a los márgenes de tu vida?

Tus pensamientos e ideas.

Tus dolores.

Tus fracasos.

Tus sentimientos.

Al invitarlo y permitirle entrar comienza el cambio. Lo viejo desaparece y nos renovamos a medida que Dios escribe verdades en esas áreas. Nos transformamos en personas más similares a Él. Descubrir a Dios promete mucho más para nosotros a medida que Él graba su amor en nuestros corazones y nuestras vidas.

Amado Señor, te invito a lo más profundo. Alumbra con tu luz los márgenes de mi ser escritos en lápiz. Mira los lugares donde hay cicatrices. Toca aquellos pensamientos que me tienen atada. Borra lo viejo y escribe lo nuevo. Te espero con mi corazón y mi vida abiertos. En el nombre de Jesús, Amén.

Recursos relacionados:

Cuando compras algún recurso a través de los Ministerios Proverbios 31 dejas una huella en la eternidad porque tu compra apoya las diversas esferas que sin costo alguno ofrece este ministerio para dar esperanza. Quisiéramos competir con los precios que ofrecen los enormes almacenes que venden en línea, pero sencillamente no podemos hacerlo. Por lo tanto, agradecemos muchísimo todas y cada una de las compras que hagas con nosotros. ¡Gracias!

Nuestra página principal

Más recursos

Pasos para la aplicación:

El cambio con frecuencia comienza cuando le mostramos a Dios aquellos lugares en los que aún tenemos duda, en los que nos duele y en los que necesitamos vida nueva. No es que Él no los conozca ya, pero cuando tú y yo lo invitamos a Él, ¡la invitación constituye un gran paso de fe!

Quédate a solas con Dios. Sé tan honesta como puedas (Mateo 6:6). Muéstrale las zonas con llagas. Muéstrale tus dudas. Invítalo a entrar.

Puntos para reflexionar: 

"La fe es la fuerza mediante la cual un mundo hecho añicos se alzará hacia una nueva luz". — Helen Keller

Versículos que te darán fuerza:

Mateo 9:22, “Jesús se dio vuelta, y cuando la vio le dijo: «¡Ánimo, hija! Tu fe te ha sanado». Y la mujer quedó sana en ese instante.” (NTV)

Isaías 35:10, “Y volverán los rescatados por el SEÑOR, y entrarán en *Sión con cantos de alegría, coronados de una alegría eterna. Los alcanzarán la alegría y el regocijo, y se alejarán la tristeza y el gemido.” (NVI)


© 2012  de T.Suzanne Eller. Todos los derechos están reservados.

Visítanos en nuestra página de facebook: El ministerio proverbios 31

Proverbios 31 Ministerios para la mujer
616-G, Matthews-Mint Hill Road
www.proverbs31.org

Gracias por su ayuda editando este devocional.
Wendy Bello, editora 
Judith Hernandez
Ana Stine
Natasha Curtis
Waleska Nickerson
Veronica Young

lunes, 16 de enero de 2012
Visítanos  en nuestra página de facebook: El ministerio proverbios 31

Lysa TerKeurst
Presidente del Equipo de Proverbios 31, Ministerios para la mujer


"Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres." Juan 8:32 (NTV)

Lectura:

Hay un simple guión que muchas de nosotras escuchamos en nuestra mente: simple, pero increíblemente peligroso. Me atrevo a decir que es una de las cosas más grandes que nos impide sentirnos llenas en nuestra relación con Dios. Es un guión enredado en una mentira que normalmente es algo así: podría ser realmente feliz y estar satisfecha si solo tuviera…
... un cuerpo delgado.
... un esposo.
... un esposo que sea más tierno y romántico.
... más dinero.
... una carrera más exitosa.
... una personalidad mejor.
... un bebé.
... niños más inteligentes.

No sé cuáles son tus declaraciones de "si solo…", pero sí sé que ninguna de ellas te dará satisfacción. Tal vez traen momentos temporales de felicidad… pero no verdadera satisfacción.

En el libro que escribí, “Más que apariencias”, desenmascaro la mentira "Si solo tuviera" con esta verdad: Aparte de una floreciente relación con Dios, incluso si tuviéramos todo lo de nuestra lista, todavía habría un hueco vacío en nuestra alma.

En lugar de decir: "Si sólo tuviera" y llenar el espacio en blanco con alguna persona, posesión o posición, decide reemplazar esa declaración con la verdad de Dios. Estos son algunos ejemplos que me han ayudado en la batalla contra la tentación de dejar que la gente, posesiones, o posiciones toman el lugar de Dios en mi vida.

Personas

Ya no digo, "si sólo hubiera tenido un papá que me amara. …" En su lugar, digo: "El Salmo 68:5 promete que Dios va a ser un Padre para el que no tiene padre."

Tal vez tu vacío no fue por un padre ausente, sino por un amigo que te hirió. O tal vez un esposo que te abandonó. O los niños que has anhelado tener y todavía no tienes. Independientemente de lo que sea el vacío, Dios es la solución perfecta para tu vacío. Ora con este pasaje de Lucas 1:78–79: "Gracias a la entrañable misericordia de nuestro Dios. Así nos visitará desde el cielo el sol naciente, para dar luz a los que viven en tinieblas, en la más terrible oscuridad, para guiar nuestros pasos por la senda de la paz.»

Posesiones

Ya no digo: "si sólo tuviera más posesiones”.... En cambio, recito Mateo 6:19–21: "No acumulen para sí tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido destruyen, y donde los ladrones se meten a robar.20 Más bien, acumulen para sí tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido carcomen, ni los ladrones se meten a robar.21 Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón."

Cualquier posesión que he querido tener en algún momento, no importa lo bueno que pueda parecer, la posesión sólo será buena por un tiempo limitado. A la luz de la eternidad, cada posesión se destruirá, convirtiéndose en algo sin valor y con el tiempo no la quitarán. Si solo enfoco mi corazón en adquirir más cosas, me sentiré más vulnerable con la posibilidad de la pérdida.

Las posesiones están para ser apreciadas y usadas para bendecir a otros. Nunca fueron destinadas a ser marcadores de identidad. No está mal disfrutar de las posesiones que tenemos mientras no dependemos de ellas para la seguridad de nuestro corazón.

Posición

Ya no digo, "si sólo tuviera una mejor posición. …" En cambio, digo las palabras del Salmo 119:105: "Tu palabra es una lámpara a mis pies; es una luz en mi sendero". No necesito una mejor posición para llegar donde debo ir. No tengo que averiguar mi camino para salir adelante. Necesito la palabra de Dios que me guía. Al seguirlo y honrarlo paso a paso yo puedo estar segura de que estoy exactamente donde él me quiere, haciendo lo que él quiere.

Cualquier declaración de "Si solo tuviera" con la que estés luchando, puedes reemplazarla con verdades sólidas de las Escrituras que nunca te dejan vacíos. Es una afirmación audaz, pero es cierto. Cuando la Palabra de Dios entra en nosotros, se convierte en la nueva forma de procesar nuestra vida. Reorganiza nuestros pensamientos, nuestras motivaciones, nuestras necesidades y nuestros deseos. Nuestra alma fue hecha a la medida para llenarla con Dios y su verdad, por lo tanto, se filtra en cada parte de nosotros y nos llena completamente.

Amado Señor, reconozco que solo tú puedes rellenar esos lugares vacíos en mi corazón. Ayúdame a detener el ciclo de "Si sólo tuviera" y a ser liberada con la verdad. En el nombre de Jesús, Amén.


Pasos para la aplicación:

¿Con qué declaraciones "Si solo tuviera" estás luchando?
¿Cuáles son algunos versículos que puedes utilizar para reemplazar tu  mentira de "si sólo tuviera"?

Recursos relacionados:

Cuando compras algún recurso a través de los Ministerios Proverbios 31 dejas una huella en la eternidad porque tu compra apoya las diversas esferas que sin costo alguno ofrece este ministerio para dar esperanza. Quisiéramos competir con los precios que ofrecen los enormes almacenes que venden en línea, pero sencillamente no podemos hacerlo. Por lo tanto, agradecemos muchísimo todas y cada una de las compras que hagas con nosotros. ¡Gracias!

¿Conoces a Jesús?


Másrecursos

Puntos para reflexionar:

¿Por qué luchamos tratando de satisfacer nuestras necesidades con personas, posesiones y posiciones? ¿Cuáles son algunos resultados de este patrón peligroso?

Versículos que te darán fuerza:

Lucas 1:78–79: " Gracias a la tierna misericordia de Dios, desde el cielo, la luz matinal está a punto de brillar entre nosotros, para dar luz a los que están en oscuridad y en sombra de muerte, y para guiarnos al camino de la paz.”(NTV)

Salmo 119: 30–32, " He optado por ser fiel; estoy decidido a vivir de acuerdo con tus ordenanzas. Me aferro a tus leyes. Señor, ¡no dejes que pase vergüenza! Perseguiré tus mandatos, porque tú aumentas mi comprensión..." (NTV)

© 2011  de Lysa TerKeurst. Todos los derechos están reservados. 

Gracias por su ayuda editando este devocional.
Wendy Bello, editora
Judith Hernandez
Ana Stine
Natasha Curtis
Waleska Nickerson
Veronica Young

lunes, 2 de enero de 2012
Glynnis Whitwer
Miembro del Equipo de Proverbios 31,
Ministerios para la mujer

“En su angustia clamaron al Señor, y Él los salvó de su aflicción.” Salmos 107:13 (NVI)

Lectura:    

El sentirse atrapada, sin salida, es horrible. Lo sé. Me sentí así varias veces durante los últimos años.

Cuando el mercado inmobiliario quebró en mi ciudad de origen, nuestra familia era dueña de una empresa de asesoría que casi quedó en la quiebra junto con el mercado. Los contratos se cancelaron, la posibilidad de nuevos trabajos desapareció, el crédito se utilizó al máximo y las inversiones fracasaron. La mayoría de los problemas estaban relacionados con cosas que estaban fuera de nuestro control; sin embargo, algunas tenían que ver con nuestras malas decisiones.

Un mes llevaba al siguiente a la rastra. Algunas semanas apenas las pasábamos raspando. No perdí la fe en la providencia de Dios ya que Él se ocupó de nuestras necesidades básicas. Pero el momento que Él consideró oportuno para rescatarnos de lo más profundo de nuestros problemas no coincidió con el mío. Yo le imploré que nos brindara una solución rápida; Él tenía otro plan.

Antes de que llegara la ayuda, Dios nos hizo permanecer en medio del desastre durante mucho tiempo. De hecho, tuvimos que permanecer en una situación que nos hizo sentir desamparados durante más tiempo del que queríamos. Todas nuestras habilidades para rescatarnos a nosotros mismos desaparecieron. Lugares que antes nos habían ofrecido ayuda ya no deseaban darnos una mano. A veces se sentía como que nos habían abandonado. ¿Fue por algo que nosotros habíamos hecho? ¿Quizá nuestras malas decisiones? Nos inundaban las preguntas.

Pero después Dios se presentó; y dado que habíamos estado estancados en el desastre por tanto tiempo, nuestra gratitud se duplicó. Vimos su mano en acción. En retrospectiva, si hubiéramos podido rescatarnos a nosotros mismos, nos hubiéramos dado una palmada en la espalda y felicitado por nuestra astucia. Ahora es Dios quien se lleva toda la gloria.

Es posible que te sientas atrapada y te estés preguntando si Dios te va a rescatar. Quizá tomaste malas decisiones. Quizá te has descalificado a ti misma como acreedora de la salvación. Si te sientes identificada, tengo buenas noticias para ti. No importa si tu situación es el resultado de tus propios actos o de los actos de otro, a Dios le importas y Él tiene un plan para rescatarte.

El Salmo 107 se hace eco de esta verdad.  En este increíble pasaje vemos que Dios le es fiel a las personas que se encuentran en todo tipo de dificultades: desiertos, tinieblas y la insensatez de sus propios actos. Sin embargo no importa dónde hayan estado o qué hayan hecho, cuando le imploraron a Dios, Él los escucho. Y Él nos escucha hoy.

Este salmo no es pura y exclusivamente literatura. Es un mensaje de los fieles del pasado a los fieles de hoy. Quedó plasmado en la Escritura para que cuando nos sintiéramos perdidos, atrapados, abrumados y con temor, lo leyéramos y creyéramos... creyéramos que el Dios que en aquel momento trajo la liberación, hará lo mismo hoy.

Esta es solo una porción de ese pasaje. Cuando tengas tiempo, lee todo el pasaje. Salmos 107:10-13 (NVI)

Afligidos y encadenados, habitaban en las más densas tinieblas por haberse rebelado contra las palabras de Dios, por menospreciar los designios del Altísimo. Los sometió a trabajos forzados; tropezaban, y no había quien los ayudara. En su angustia clamaron al Señor, y él los salvó de su aflicción. Dios se especializa en rescatar a los atrapados, independientemente de cómo hayan llegado a esa posición. Lo hizo por mí y lo hará por ti.

Amado Señor, tú eres el único que conoce la profundidad de mi desesperación. Sabes lo atrapada que me siento ahora. No he hecho todo perfectamente, y confieso mi rebeldía. Señor, dijiste que si te invocamos en nuestra desesperación, tú nos responderás. Por eso te invoco ahora. Por favor ayúdame. En el nombre de Jesús, Amén.

Recursos Relacionados:

Cuando compras algún recurso a través de los Ministerios Proverbios 31 dejas una huella en la eternidad porque tu compra apoya las diversas esferas que sin costo alguno ofrece este ministerio para dar esperanza.

Quisiéramos competir con los precios que ofrecen los enormes almacenes que venden en línea, pero sencillamente no podemos hacerlo. Por lo tanto, agradecemos muchísimo todas y cada una de las compras que hagas con nosotros. ¡Gracias!

Quienes somos

Más recursos

Pasos para la aplicación:

Si ahora estás en una situación de desesperación, ante todo asegúrate de que las cosas entre tú y Dios estén en orden. Con humildad confiesa todo pensamiento, palabra o acto incorrecto. Luego ora y pídele a Dios que te ayude.

Puntos para Reflexionar:    
                                                                                                                                                   
¿Alguna vez Dios me hizo permanecer en una dificultad durante más tiempo del deseado? ¿Qué aprendí durante ese período?

¿Por qué la humildad es un factor tan importante en el rescate que Dios nos puede dar?

Versículos que te darán fuerza:       

Salmos 107

© 2012  de Glynnis Whitwer Todos los derechos están reservados.

Visitanos para charlar sobbed este tema.

Gracias por su ayuda editando este devocional.

Wendy Bello, editora 
Judith Hernandez
Ana Stine
Natasha Curtis
Waleska Nickerson
Veronica Young
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog