lunes, 26 de noviembre de 2012


Melannie Chitwood

 “Más valen dos que uno, porque obtienen más fruto de su esfuerzo. Si caen, el uno levanta al otro. ¡Ay del que cae y no tiene quien lo levante!” Eclesiastés 4:9-10(NVI)
         
Lectura:

Aunque puedo decir que mi esposo Scott es hoy mi mejor amigo, no siempre ha sido así. Cuando nos casamos, yo llevaba una relación tan estrecha con mi hermana gemela que Scott se sentía excluido cuando los tres estábamos juntos. Gradualmente, sin embargo, ambos aprendimos a desarrollar nuestra amistad uno con el otro.

Llegamos a un gran punto de inflexión cuando salimos de Atlanta, donde había estado soltera y luego recién casada. Empacamos y nos mudamos a Florida para la nueva carrera aérea de Scott. Viviendo en una nueva ciudad donde conocíamos a muy pocas personas, hemos aprendido a depender de nosotros mismos para la amistad de una manera que no habíamos aprendido antes.

Ahora Scott es al que primero busco como mi amigo, no en la forma de una amiga, sino de una manera que puede serlo un esposo. El apoyo que brinda este tipo de amistad se refleja en Eclesiastés 4:9: "Dos son mejor que uno".

Durante los años he descubierto algunas formas específicas de cómo podemos desarrollar una estrecha amistad con nuestro cónyuge. En primer lugar, podemos tomar un interés en lo que cada uno de nosotros gasta una gran cantidad de tiempo, nuestros lugares de trabajo.

¿Ha hablado él de un proyecto estresante? ¿Te ha dicho lo entusiasmado que está con una nueva tarea? Dale seguimiento pidiendo más detalles y no olvides orar para estas situaciones. Esto demuestra nuestra consideración y apoyo; y reconocer que entiendes que su trabajo puede ser difícil es muestra de que lo aprecias.

En segundo lugar, una gran manera de forjar lazos de amistad es compartir un interés. ¿Qué les gusta hacer? Quizá debas pensar en lo que hicieron mientras estaban de novios.

Mis amigos Tracey y Ron dan viajes cortos a las montañas. Es pasión de Tracey más que de Ron, pero él ha aprendido a disfrutarlo demasiado. Mis padres son grandes cocineros y han creado juntos algunas comidas increíbles. Scott y yo hemos visto juntos innumerables juegos de baloncesto. Si aún no tienes una afición compartida o pasatiempo, comienza a probar algunas actividades. Es fácil dejar que las responsabilidades cotidianas llenen el día sin dejar espacio para la relajación y la risa, por lo que tendrán que tomar la decisión de divertirse juntos.

Por último, tenemos que preguntarnos si estamos haciendo de la amistad con nuestro cónyuge una prioridad. ¿Guardamos nuestra mejor energía para el desarrollo de la amistad con nuestro cónyuge o estamos demasiado ocupados o cansados? A veces tenemos que decir que no a otras actividades para que podamos tener tiempo para proteger y nutrir el regalo de la amistad en el matrimonio.

Las semillas de amistad que plantamos hoy seguirán floreciendo más tarde en nuestros matrimonios. Todos hemos visto a parejas mayores sentados en la mesa del restaurante, comiendo y terminando su cena en completo silencio. No quiero parecerme a esas parejas silenciosas, y estoy segura de que ustedes tampoco. Quiero envejecer saboreando mi amistad con mi esposo, una amistad forjada en años de compartir intereses y haciendo el uno del otro la prioridad.

Amado Padre, muéstrame formas de cultivar la amistad con mi esposo, para que podamos seguir disfrutando mutuamente mediante el paso de los años. Señor, hoy, me comprometo a hacer de la amistad con mi cónyuge una de mis prioridades. Donde deba renunciar a algunas de las actividades para tener tiempo para la amistad con mi esposo, dame ojos para ver. Gracias por la amistad de toda la vida que nos has dado en el matrimonio.… En el nombre de Jesús, Amén.

Reflexionar y responder:
Planea hacer algo divertido con tu cónyuge. Hazlo dentro de una semana y no dejes que nada interfiera con estos planes.

¿Cómo deseas que sea tu matrimonio en diez años? ¿Qué puedes hacer hoy para alcanzar el resultado que deseas?

¿Hay espacio en tu vida para la amistad con tu cónyuge? ¿Hay algo que puedas sacar de tu vida para tener espacio, y la amistad con tu esposo pueda crecer?

Cuando compras algún recurso a través de los Ministerios Proverbios 31 dejas una huella en la eternidad porque tu compra apoya las diversas esferas que sin costo alguno ofrece este ministerio para dar esperanza. Quisiéramos competir con los precios que ofrecen los enormes almacenes que venden en línea, pero sencillamente no podemos hacerlo. Por lo tanto, agradecemos muchísimo todas y cada una de las compras que hagas con nosotros. ¡Gracias!



Versículos poderosos:
Génesis 2:18, “Luego Dios el Señor dijo: No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada.” (NVI)

Efesios 5:28, “Así mismo el esposo debe amar a su esposa como a su propio cuerpo. El que ama a su esposa se ama a sí mismo.” (NVI)

© 2012  de Melanie Chitwood. Todos los derechos están reservados.  
Proverbios 31 Ministerios para la mujer                                                                                    616-G, Matthews-Mint Hill Road                                                                                               Matthews, NC 28105     



Ana Stine  
Natasha Curtis
Waleska Nickerson  
Veronica Young
Karina Córdova
Cony Villareal
Diana Torres


lunes, 19 de noviembre de 2012


Wendy Pope

 “¡Cuán bueno, Señor, es darte gracias…! Tú, Señor, me llenas de alegría con tus maravillas; por eso alabaré jubilosa las obras de tus manos.” Salmo 92 1a,4 (NVI)
         
Lectura:

Hace unos meses noté que el ambiente en mi hogar había cambiado. Parecía que nada era lo suficientemente bueno, las actitudes eran negativas y muchas cosas no eran valoradas. Lo que antes era apreciado se había convertido en queja y lo que antes daba satisfacción ahora provocaba desagrado. Mi familia se estaba poniendo insolente y nos estábamos fallando en nuestra forma de tratarnos unos a otros.

Un día tuve suficiente y declaré: “¡Esto tiene que parar!”

El Señor susurró a mi corazón la palabra alabanza y me mostró que carecíamos de alabanza. De camino a casa luego de recoger a mis hijos de la escuela hice público el siguiente decreto: “De ahora en adelante vamos a ser una familia agradecida, dando gracias a Dios por todo lo que él hace. Sin importar si las bendiciones son grandes o pequeñas, directas o indirectas, vamos a alabarlo.”

Compré un cuadernito y lo puse junto a una pluma en la mesa de la televisión. Ese día más tarde le eché un ojo y me alegró mucho leer que mi hija había sido la primera en anotar la primera alabanza: “Hice dulce hoy. Mi videojuego Dance Central y mi consola Kinect son una forma de ejercitarme dentro de la casa.” Los días siguieron con más alabanzas registradas por toda nuestra familia:

Mi maestra de inglés, la señora Macedo
Vender 31 cajas de galletas de las Girl Scouts
El trabajo de papá
Las devociones familiares de esta mañana
85 cajas de galletas de las Girl Scouts vendidas
Erin va a pasar la noche
Mi multa de tránsito fue retirada (esta es personalmente mi favorita)

Entre más dábamos las gracias, más cambiaba nuestra actitud.

En el versículo clave de hoy el salmista nos enseña que alabar a Dios es bueno. Hay algo misteriosamente poderoso al darle gloria al Señor. La alegría creada por las alabanzas de mi familia transformó lo que había sido un ambiente desagradable en uno que ahora es cálido y acogedor, agradecido y halagador.

¿Tu hogar está siempre lleno de halagos y amabilidad? No, somos humanos y fácilmente podemos caer en una cadena de quejas continuas. Pero nuestro libro familiar de alabanzas nos ha hecho más conscientes de la bondad de Dios y así podemos alabarlo más fácilmente. Estamos viviendo cuán bueno es realmente alabar a Dios.

Cada día nos da oportunidades para adorar a Dios, ya sea que parezcan diminutas o impresionantes. Mediante la alabanza, nuestras cargas no parecen tan pesadas y nuestra vida se convierte en una dulce fragancia para quienes nos rodean.

Inténtalo. Trata de alabar a Dios por el espacio de estacionamiento que encontraste cerca de la entrada o por el que está lejos porque te permite disfrutar estar al aire libre. Alábalo por la amabilidad del cajero del banco. Alábalo por la oportunidad de despertar y escuchar la sinfonía de alabanza de la creación, aún cuando sean las 5:00 a.m. de un sábado y el perro te despertó.

Alaba a Dios hoy. Es bueno para ti, y les transformará a ti y a los demás.

Amado Dios, quiero cantar una canción de alabanza todos los días en respuesta a tu bondad. Mueve mi corazón para alabarte en lo diminuto y en lo impresionante. ¡Tú lo vales! En el nombre de Jesús, Amén.

Cuando compras algún recurso a través de los Ministerios Proverbios 31 dejas una huella en la eternidad porque tu compra apoya las diversas esferas que sin costo alguno ofrece este ministerio para dar esperanza. Quisiéramos competir con los precios que ofrecen los enormes almacenes que venden en línea, pero sencillamente no podemos hacerlo. Por lo tanto, agradecemos muchísimo todas y cada una de las compras que hagas con nosotros. ¡Gracias!

Reflexionar y responder:

Declara un decreto para alabar y mantener un registro en un cuaderno de toda la bondad de Dios hacia ti.

Versículos poderosos:

Salmo 96:2, “Canten al Señor, alaben su nombre; anuncien día tras día su victoria.” (NVI)

Salmo 96:4a, “¡Grande es el Señor y digno de alabanza!” (NVI)

Salmo 150:6, “¡Que todo lo que respira alabe al Señor! ¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor!” (NVI)

© 2012  de Wendy Pope. Todos los derechos están reservados.
  
Proverbios 31 Ministerios para la mujer                                                                                 616-G, Matthews-Mint Hill Road                                                                                       Matthews, NC 28105                                                                                                          www.proverbs31.org



Ana Stine  
Natasha Curtis
Waleska Nickerson  
Veronica Young
Karina Córdova
Cony Villareal
Diana Torres


Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog