lunes, 26 de marzo de 2007
lunes, marzo 26 Animo para hoy por Micca Monda Campell Conferencista y Escritora Certificada de Proverbios 31 Ministerios para la mujer Versículo Clave: Mateo 21:2 "Vayan a la aldea que tienen enfrente, y ahí mismo encontrarán una burra atada, y un burrito con ella. Desátenlos y tráiganmelos.” (NVI) Hoy lea el capítulo entero. Escriba el versículo. Memorícelo. martes, marzo 27 Devocional para Hoy: Por miles de años la gente ha estado haciéndose esta pregunta, “¿Quien es Jesús?” Los escépticos comenzaron a inquirir sobre la identidad de Jesús durante Su ministerio aquí en la tierra. Según iba caminando de poblado en poblado haciendo milagros y cumpliendo profecías, muchos se preguntaban, “¿Es profeta o es maestro?” Aun cuando Cristo mismo declaraba que el era el Hijo de Dios, muchos se preguntaban y cuestionaban su identidad. Y lo siguen haciendo hoy. La Pascua fue una de las muchas ocasiones donde la autoridad del Señor fue puesta en duda o cuestionada. Mientras Jesús se acercaba a Jerusalén montado sobre un burro, los ciudadanos gritaban preguntándose, “¿Quien es este?” Todos presenciaron Su llegada. Muchos se llenaron de gozo ante su presencia, mientras otros miraban con asombro. Los fariseos se llenaron de envidia e indignación. Aquellos que conocían a Jesús tendieron sus mantos y palmas sobre el suelo en Su honor. No obstante, la escritura nos deja saber que aunque El era el Rey de gloria, Jerusalén no lo conocía. Todo comenzó un domingo por la mañana cuando Jesús y Sus discípulos caminaron una milla desde Betania hacia Jerusalén. Cuando se acercaron a la ciudad, Jesús le dijo a dos de Sus discípulos, “Vayan a la aldea que tienen enfrente, y ahí mismo encontrarán una burra atada, y un burrito con ella. Desátenlos y tráiganmelos” Muchos maestros de Biblia establecen que Jesús llegó sobre el burro a Jerusalén solo para cumplir con la profecía de Zacarías 9:9. “¡Alégrate mucho, hija de Sino! ¡Grita de alegría, hija de Jerusalén! Mira, tu rey viene hacia ti, justo, salvador y humilde. Viene montado en un asno, en un pollino, cría de asna. " No solo se cumplió la profecía, sino que además vemos un ejemplo del conocimiento sobrenatural de Jesús que pudo revelar donde se encontraría este burro. Aun mas, podemos tener un vistazo del poder de Cristo sobre todas cosas viviente cuando este burro sin domesticado, se doblego y cedió a su destino. Los burros, igual que sus hijos “burritos”, se caracterizan por ser obstinados y con “mala actitud”, se mueven si quieren cuando quieren. Pero este burro que nunca había sido montado ni domesticado, se sometió a la autoridad de Cristo. Al hacer esto, el burro testifica que Jesús es Señor. En esta verdad se percibe una revelación importante. Dentro del corazón de cada ser viviente, ya sea hombre o bestia, se encuentra el conocimiento de Dios. El mismo Dios puso ese conocimiento ahí en su interior. “Por tanto, este es el pacto que después de aquellos días estableceré con la casa de Israel, dice el Señor: Pondré mis leyes en su mente y las escribiré en su corazón.” Dios utiliza cada oportunidad para demostrar Su Majestad. La evidencia de su carácter no solo se encuentra en cada corazón y se despliega en toda la naturaleza, sino que también se encuentra a través de toda la escritura. Una prueba de la autoridad de Cristo se encuentra en la obediencia humilde del burro a un orden de Jesús. No ves, que hasta el burro sabía quien era El. Algunos viven pretendiendo que no hay Dios. Podrán negar Su autoridad como hicieron los fariseos pero aun así lo conocían. Los pobres Lo conocían; el publicano lo conocía; Sus discípulos lo conocían y hasta el burro conocía…que Jesús Cristo era Señor de todo. Si un burro sin domesticar y obstinado podía reconocer la Gloria de Dios, nosotros también podemos. Es mejor reconocerlo ahora que mas tarde; porque el día viene cuando “se doblará toda rodilla y toda lengua confesará que Jesús es el Señor". Hace muchos años cuando Jesús estaba entrando a la ciudad la gente cantaba y vociferaba “Hosanna, bendito es el que viene en el nombre del Señor”. Luego unos días mas tarde, esas voces de celebración se convirtieron en gritos de crueldad cuando le gritaban “crucifícale”. Y así nuestro Señor fue sacrificado en una tosca cruz como pago por nuestros pecados. Lo que aparentaba ser el fin para algunos, se convirtió en el comienzo para todos aquellos que creyeron y los que aun hoy creen. Tres días más tarde, Dios levanto a Cristo de la muerte. Jesús ahora esta sentado a la diestra del Padre en el cielo donde El reina en gloria como Rey de todos los Reyes. Así como el burro reconoció y supo quien era Jesús, tu, en lo profundo de tu ser es preciso que sepas que Jesús desea entrar a tu corazón y tomar el lugar que le corresponde como Señor de tu vida. Lo puedes invitar a entrar haciendo la oración a continuación y unirte a la celebración de los que cantan, “HOSANA, BENDITO ES EL QUE VIENE EN EL NOMBRE DEL SEÑOR” Mi oración para hoy: Amado Dios, Confieso que tú eres Dios. Perdona mis pecados y entra en mi corazón y se mi Rey. Gracias por perdonarme y salvar mi alma. En el nombre de Jesús, amen. miércoles, marzo 28 Aplicación: Lee a través de libro de Juan en la Biblia y conoce a Jesús y su manera de ser. jueves, marzo 29 Puntos para Reflexionar: ¿Alguna vez has dudado la identidad de Jesús? ¿Has pensado si El es real o no? ¿Como sabes que Dios es Real y que Cristo es el Salvador del mundo? ¿Que evidencia existe en tu vida que prueba lo que tú crees? viernes, marzo 30 Versículos para recordar: Romanos 1:19, “Esa gente sabe todo lo que se puede saber acerca de Dios, pues Dios mismo se lo ha mostrado.” (BLS) Salmos 14:1, “Dice el necio en su corazón: «No hay Dios.» Están corrompidos, sus obras son detestables; ¡no hay uno solo que haga lo bueno!” (NVI) Hechos 14:17, “Sin embargo, no ha dejado de dar testimonio de sí mismo haciendo el bien, dándoles lluvias del cielo y estaciones fructíferas, proporcionándoles comida y alegría de corazón.” (NVI) Salmos 90:2, “Desde antes que nacieran los montes y que crearas la tierra y el mundo, desde los tiempos antiguos y hasta los tiempos postreros, tú eres Dios.” (NVI) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Angela Vásquez Ana Stine Doris Navarro
domingo, 18 de marzo de 2007
lunes, marzo 19 “¿A Quién Perteneces?” Por: Melanie Chitwood Escritora y Conferencista Certificada de Proverbios 31 Ministerios para la Mujer Versículo Clave: 1 Juan 3:1, “¡Fíjense qué gran amor nos ha dado el Padre, que se nos llame hijos de Dios! ¡Y lo somos! El mundo no nos conoce, precisamente porque no lo conoció a él.” (NVI) Hoy lea el capítulo entero. Escriba el versículo. Memorícelo.martes, marzo 20 Devocional para Hoy: Un día, alguien le preguntó a mi hijo de cinco años cuál era su nombre. Él respondió: “Mi nombre es Zachary Patrick Chitwood, hijo de Scott Joseph Chitwood.” Yo no sé que estaba pensando Zachary o por qué respondió así. ¡Pero me encantó su respuesta! Él sabía quien era y a quien pertenecía. ¿Cómo responderías si alguien te preguntara quién eres tú? Mi respuesta sería algo así como, yo soy Melanie Chitwood, esposa, madre, hija, escritora, conferencista, maestra, amiga, e hija de Dios. Así como mi hijito, yo también sé quien soy y a quien pertenezco. Sé que soy hija de Dios. Cuando yo tenía 16 años, durante un campamento para jóvenes, yo le dije al Señor: “Sé que Tú me amas y que deseas tener una relación conmigo. Te agradezco por morir en la cruz por mis pecados. Gracias por perdonarme. Deseo que seas mi Salvador y Señor y deseo vivir para ti.” Desde aquella noche, yo he sido una hija de Dios. Sin embargo, hay veces en que se me olvida a quien pertenezco y quien forma mi identidad. A veces, si me dejo llevar por mis emociones, mi respuesta a la pregunta ¿quién eres? suena algo así como, “Soy alguien que batalla con su peso; alguien que responde con temor en lugar de fe; alguien que puede ser egoísta y que a veces no desea servir a otras personas; alguien que ha cometido muchos errores.” La verdad es que a veces permito que mi pasado, mis emociones, o el deseo de recibir la aprobación de otros defina quien soy yo, en lugar de permitir que la Palabra de Dios lo defina. Pero entre más crezco en el Señor, comprendo mejor que todas esas definiciones de mi persona no están basadas en la Verdad. El diablo es un mentiroso que desea engañarme y prevenir que yo camine en la Verdad que se encuentra en la Palabra de Dios. Las siguientes declaraciones expresan quienes somos y a Quien pertenecemos: -Nada podrá separarnos del amor de Dios (Romanos 8:35-39). -Somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras (Efesios 2:10). -Dios no nos condena (Romanos 8:1). -Dios nos ama tanto que Él pagó el precio para que pudiésemos tener una relación con Él. (1 Corintios 6: 20). -Dios es nuestro “papi” (Romanos 8:15). El amor de Dios es eterno y nunca falla. Él desea que tú tengas una relación con Él, en la cual tú te acerques más y más a Él y en la cual tú te parezcas más y más a Él conforme tú permaneces en la Verdad. Confía y descansa en su Verdad y en el amor que nunca falla. Mi oración para hoy: Amado Padre: ¡Estoy tan agradecida de ser tu hija! Gracias por tu amor, que nunca cambia. Gracias porque nada me separará de tu amor. Abre mis ojos para discernir las mentiras del enemigo respecto a mí o a mi vida. Ayúdame a creer en tu Verdad y no en las mentiras del diablo, o en mis sentimientos, o en lo que otras personas dicen de mí. En el Nombre de Jesús, Amén. miércoles, marzo 21 Aplicación: Cuando te sientes tentada a creer mentiras y no la Verdad de Dios, practica la disciplina de llevar tus pensamientos cautivos a la obediencia de Cristo (2 Corintios 10:5). Por ejemplo, si empiezas a pensar “Dios nunca me perdonaría por este pecado,” reconoce que esto es una mentira. Reemplaza la mentira con la verdad: Jesús me ha prometido que Él perdonará todos mis pecados – pasados, presentes y futuros (Colosenses 1:13-14). jueves, marzo 22 Puntos para Reflexionar: ¿Estás segura de ser una hija de Dios? ¿Has pedido en oración que Jesús sea tu Señor y Salvador? Tú puedes hacerlo ahora mismo ¡y estar segura de ser suya para siempre! ¿Reconoces las mentiras que has creído? Pídele al Señor que te las revele. viernes, marzo 23 Versículos para Recordar: Colosenses 1:13-14: “Él nos libró del dominio de la oscuridad y nos trasladó al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención, el perdón de pecados.” (NVI) Romanos 12:2: “No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.” (NVI) 2 Corintios 10:5: “Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo.” (NVI) Proverbios 23:7: “Como él piensa en su interior, así es él.” (BLS). Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Angela Vásquez Ana Stine
domingo, 4 de marzo de 2007
lunes, marzo 5 Animo para hoy: “Bolsas Llenas de Bendiciones" por: Van Walton Directora Ministerio Hispano Conferencista Certificada Versículo Clave: Juan 4:28, “La mujer dejó su cántaro, se fue al pueblo y le dijo a la gente:” (BLS) Hoy lea el capitulo entero. Escriba el versículo. Memorice lo. martes, marzo 6 Devocional Para Hoy: Si lees el versículo en el contexto, rápidamente comprenderá, que ‘la mujer’ es la famosa mujer que se encontró con Jesús junto al poso de agua. Aunque hace muchos años que vivió, nosotras tenemos varias cosas en común con ella. Ella dejó su casa, como todas lo hacemos, con planes de ir a llenar su jarrón de agua. Ahora, todas no vamos al poso hoy día, pero las mujeres si hacemos muchos viajes al mercado cada semana. ¿Te haz fijado que costoso sería abandonar sus comestibles? Esta mujer dejó su jarra de agua y realizó que las bendiciones mayores que Jesús da son las mejores de todas las que el mundo da. Regresando de la tienda, apago mi carro y salgo fuera de el, descargando mis comestibles. Sostengo tres bolsas en un brazo y dos en el otro. También, de atrás de la silla, encuentro mi cartera y la coloco en mi mano. Cierro la puerta tras de mí con la rodilla. De repente me doy cuenta de todo lo que llevo cargando, bolsas, cartera, llaves, saco, ropa recién llegada de la tintorería y creo que no podría cargar ninguna cosa más. Como una contorsionista subo las escaleras, abro la puerta y cargo todo a mi cocina. Regreso al garaje y saco todo el resto de mis compras, y dejo mis paquetes: bolsas de comestibles sobre la mesa, mi cartera reposa en el escritorio, mi saco echado en la silla, las llaves tiradas junto a la cartera, la ropa colgada sobre una puerta en el corredor, y regreso al garaje a cerrar el carro. Inmediatamente me di cuenta que estaba viviendo una de las lecciones difíciles de Jesús. Tenía que llevar y dejar unos paquetes en la cocina antes de volver al carro para llenar mis brazos de las otras bolsas. Estos paquetes, llenos de comestibles para la familia y el perro, jabones, medicinas, flores, y cositas de casa, se parecían a las bendiciones que nos da el Señor. Nos acostumbramos a estas bendiciones que nos dan aliento, gozo, y propósito y empezamos a depender sobre ellos. No queremos dejarlos. Queremos siempre cargarlos porque nos dan confianza y consuelo. Si no nos cuidamos veremos que las bendiciones se han convertido en ídolos. Es importante que siempre sepamos que ellos son regalos de Dios, pero no son Dios. Muchas veces ponemos demasiada atención en las bendiciones y no en El que da las bendiciones y olvidamos adorar y dar gracias al único quien nos bendice. Dios me ha pedido muchas veces que dejara las bendiciones que El me ha dado: amigas, hijos, casas, carrera, valor, importancia… No he querido despedirme de una amiga o mandar mi hijo a la universidad. Quise apretarlos en mis manos. He sentido pena en retirarme de mi carrera sin cumplir mis ambiciones. Con mucha emoción decidí quedarme en casa con mis hijos, aunque fue la decisión que siempre iba a hacer cuando nacieron mis bebes. La soledad casi me ahogó después de mudarme a un lugar extraño, un lugar donde yo no tenía valor ni importancia. Pero las bendiciones que Dios me entrega a mis manos vacías las recibo con gusto. “Bolsas” llenas de bendiciones llegan a desbordarse y son tan abundantes. Mi amiga vive en una amorosa ciudad que yo ahora puedo visitar. Mi hijo se graduó de la universidad y está en México construyendo iglesias. Quedándome en casa con mis preciosos hijos me ha dado memorias que siempre tendré guardados en mi corazón. ¡Estoy siempre agradecida! Ahora Dios me llama a una nueva carrera, que me llena de gozo. ¿Y qué acerca de la época de soledad? Durante estos tiempos difíciles, estoy disponible para venir ante el Señor. El me prepara para mí nueva dirección. Regresé al carro para los últimos paquetes. Allí estaba la bolsa con el pastel de ángeles, las fresas, y la crema. Había depositado las papas, cebollas, zanahorias, curas y medicinas. Ahora mis manos libres y abiertas estaban listas para aceptar las bendiciones más dulces – postre después de nuestra cena. La próxima vez que tienes que dejar una bendición, recuerde esta verdad: Dios tiene un postre dulce preparado por ti. El está esperando el momento que tú abres las manos para recibir las bendiciones mejores que Él te ha preparado. Mi oración para hoy: Querido Señor y generoso Padre, Eres el único que puede darme lo que necesito. Perdóname por no estar concentrada en ti y tu creación. Cada bendición viene de ti. Tú me das lo mejor. Perdóname por hacerme ídolos de las cosas que tú me das. Confío en ti solamente. En el Nombre de Jesús,Amen. miércoles, marzo 7 Aplicación: · ¿Qué bendiciones necesitas dejar que se vayan? · Haga una lista de todo lo que ha recibido de la gracia de Dios. jueves, marzo 8 Puntos para Reflexionar: · Recuerde, manos llenas y ocupadas no dejan espacio para Dios. · ¿Por qué no tengo la libertad de dejar que se vayan mis bendiciones? · ¿De verdad confío en mi Señor y Salvador? · ¿Puedo abrir mis manos vacías hacia dios, pidiéndole que me cambie las bendiciones del pasado para nuevas bendiciones? viernes, marzo 9 Versículos para Recordar: Isaias 43:19 (a), “ ¡Voy a hacer algo nuevo! Ya está sucediendo, ¿no se dan cuenta?” (NVI) Juan 4:10, “Jesús le respondió: ‘ --Tú no sabes lo que Dios quiere darte, y tampoco sabes quién soy yo. Si lo supieras, tú me pedirías agua, y yo te daría el agua que da vida.’” (BLS) Gálatas 4:9, “ Pero ahora conocen a Dios. Mejor dicho, Dios los conoce a ustedes. Por eso no puedo entender por qué se dejan dominar de nuevo por esos dioses falsos. ¡Si no tienen poder, ni valen nada!” (BLS) Santiago 4:7, “ Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes. ¡Pecadores, límpiense las manos! ¡Ustedes los inconstantes, purifiquen su corazón!” (NVI) 1 Juan 2:17, “Pero lo malo de este mundo y de todo lo que ofrece, está por acabarse. En cambio, el que hace lo que Dios manda vive para siempre.” (BLS)
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog