sábado, 28 de diciembre de 2013

Lynn Cowell


“Pero ahora, así dice el Señor, el que te creó, Jacob, el que te formó, Israel: – No temas, que yo te he redimido; te he llamado por tu nombre; tú eres mío.  A cambio de ti entregaré hombres;¡a cambio de tu vida entregaré pueblos! Porque te amo y eres ante mis ojos precioso y digno de honra.”  Isaías 43:1,4 (NVI)

Lectura:

El corazón me latía incesantemente.  “¡Corre, corre, o vas a llegar tarde!”
Cualquiera pensaría que nunca había visto esa película.  Pero la había visto más de una vez.  Sé que el héroe arriesgará su vida para rescatar a su doncella en el último segundo y que declarará firmemente ante el capitán y su tripulación: “¡Ella saldrá libre!”
Pero no importa que ya yo sepa lo que pasará en la película.  La emoción de su conquista y heroico rescate hacen latir mi corazón cada vez que la veo.  Y sé que no soy la única.  Muchísimas mujeres se acomodan en un sofá y ven la misma película romántica una y otra vez, especialmente el tipo de películas en las que el héroe rescata a la heroína.
De igual manera, nosotras deseamos que nos deseen, que luchen por nosotras, que nos conquisten.  ¡Y así ha sido!  Nuestro Rey y Creador nos ha conquistado, pero la historia es mucho mejor que en las películas.  Nuestro héroe dio su vida y pagó el precio por nuestro rescate.

A veces considero que Jesús es mi pastor, a veces lo veo como mi salvador y a veces, como mi amigo.  Pero no fue hasta que leí los versículos a continuación que me di cuenta de la magnitud y la profundidad de Su amor por mí y del valor que mi vida tiene a Sus ojos.

Isaías 43:1, 4, “Pero ahora, Israel, pueblo de Jacob, el Señor que te creó te dice: – No temas, que yo te he libertado; yo te llamé por tu nombre, tú eres mío.  Porque te aprecio, eres de gran valor y yo te amo. Para tenerte a ti y para salvar tu vida entrego hombres y naciones.” (DHH)

¿Dice allí que Él lo ha dado todo por mí?  ¡Qué increíble!  Es este amor radical del Señor que ha revolucionado mi vida.
Efectivamente, Jesús lo ha dado todo por mí.  Él me ama más que nada y desea ser todo para mí.  Y esta verdad ha satisfecho un profundo deseo en mi corazón y ha respondido a la pregunta: ¿Valgo lo suficiente como para que alguien luche por mí?
La respuesta es ¡sí!  Y tú, amada hermana, lo vales también.  Tu vida vale la pena.
Amado Señor, En mi corazón existe el deseo de ser conquistada y rescatada.  Tú creaste ese deseo en mí para satisfacerlo con tu increíble amor.  Te doy gracias, porque Tú jamás te cansas de luchar por mí y porque a tus ojos, mi vida vale la pena.  En el Nombre de Jesús, Amén.

Nuestros recursos sugeridos:
Cuando compras algún recurso a través de los Ministerios Proverbios 31 dejas una huella la eternidad porque tu compra apoya las diversas esferas que sin costo alguno ofrece este ministerio para dar esperanza. Quisiéramos competir con los precios que ofrecen los enormes almacenes que venden en línea, pero sencillamente no podemos hacerlo. Por lo tanto, agradecemos muchísimo todas y cada una de las compras que hagas con nosotros. ¡Gracias!



Reflexionar y responder:
Escribe en una tarjeta el Salmo 45:11 e incluye tu nombre: “El rey está cautivado por la hermosura de _________________________.” (NVI)

La próxima vez que te sientas rechazada, deprimida o vulnerable, lee esta tarjeta y medita en esta verdad: ¡El Rey está cautivado por tu hermosura!

Piensa en una ocasión en la cual alguien no te deseó ni luchó por ti.  Reescribe esa historia en tu corazón, sabiendo que Jesús desea sanar el rechazo y vulnerabilidad.  Y cada vez que esos recuerdos dolorosos te atormenten, recuerda que Dios lo entregó todo por ti.

Versículos poderosos: 
Juan 3:16, “Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna..” (NVI)


Sofonías 3:17, “Porque el Señor tu Dios está en medio de ti como guerrero victorioso. Se deleitará en ti con gozo, te renovará con su amor, se alegrará por ti con cantos.” (NVI)

© 2013 de Lynn Cowell.   Todos los derechos están reservados.


Compartir en Facebook

Archivos del Blog

Buscar en este blog

Cargando...