lunes, 16 de julio de 2007
lunes, julio 16 Animo para hoy Por Micca Campbell Escritora Certificada de Proverbios 31 Ministerios para la Mujer Versículo Clave: Efesios 6: 10-11, "Por último, fortalézcanse con el gran poder del Señor. Pónganse toda la armadura de Dios para que puedan hacer frente a las artimañas del diablo." (NVI) martes, julio 17 Devocional para Hoy: Cada primavera mi esposo y yo caminamos por la belleza natural de nuestro parque favorito. Lo hacemos cada día tratando de quitarnos el peso de los abrigos que cargamos en el invierno y esperando el pronto regreso del verano. Un día caminábamos normalmente cuando de repente vi una larga, negra y venenosa serpiente que parecía pegada en el camino, al lado en el que yo caminaba. Me pare de repente y comencé a gritar. La serpiente continuó en la misma posición, mientras mi esposo dio media vuelta y comenzó a correr. Insinuando tal vez “¡Corra cada quien por su vida!! Claro, que mi esposo mantiene este evento, completamente diferente en su mente. Recuerda como quería protegerme a mi de la serpiente, y como logro que la serpiente diera una vuelta y la lanzó otra vez en el bosque. Se figuraba que correría a sus brazos y entre besos y abrazos lo llamaría mi héroe quien me había salvado de esa peligrosa serpiente. ¡Es un misterio como dos personas presentes en el mismo evento, pueden contar dos diferentes historias! Después de regresar a casa de nuestra caminata, me pregunte, por cuánto tiempo dejamos pasar serpientes sin estar consientes, sin saberlo siquiera. Ahora cuando caminamos, estoy en guardia, mirando cada camino, cada hoja, cada árbol, buscando alguna serpiente. Algo muy similar ocurre en nuestra vida cristiana, como servidores en el Reino de Dios, tenemos un enemigo, que no descansara hasta desviarnos del camino, el tratará de pararnos a nosotros al igual que lo hizo con Cristo. Nos someterá a juicios, tentaciones, relaciones rotas. Pero aún así nuestro amado Padre ha provisto un camino para que estemos alertas y en guardia de las tácticas del enemigo. Debemos recordarnos a nosotros mismos que, a pesar de las amenazas de este enemigo, Cristo lo conquistó en la cruz. El no nos tiene más en la esclavitud del pecado. Y nos podemos guardar contra sus acechanzas resistiéndolo, podemos experimentar la victoria sometiéndonos a Dios y resistiendo al enemigo y así el huirá de nosotros. (Santiago 4:7) "Así que sométanse a Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes. Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes. ¡Pecadores, límpiense las manos! ¡Ustedes los inconstantes, purifiquen su corazón!Tambien estamos en guardia colocandonos diariamente la armadura de Dios". (Efesios 6: 14-17) "Manténganse firmes, ceñidos con el cinturón de la verdad, protegidos por la coraza de justicia,15 y calzados con la disposición de proclamar el *evangelio de la paz.16 Además de todo esto, tomen el escudo de la fe, con el cual pueden apagar todas las flechas encendidas del maligno.17 Tomen el casco de la salvación y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios". Cuando nos vestimos diariamente con esta armadura de Dios, nos cubrimos y protegemos contra el enemigo para mantenerlo fuera de nuestro camino. Y no cederle terreno. Durante mi caminar con Cristo, la serpiente ha cruzado por mi camino, muchas veces, con acechanzas y tentaciones. Estoy segura que en su camino también el ha pasado. Sin embargo, si somos sabios durante estos tiempos, acercándonos a nuestro Protector y le pedimos que nos guarde del enemigo y sus acechanzas. Si permanecemos y estamos firmes en el Señor, encontraremos que nuestro Dios está dispuesto a defendernos. ¡Proclamemos la victoria de nuestro defensor! Mi oración para hoy: Señor, gracias por ser mi poderoso Defensor, y proveerme los caminos para estar firmes de sus acechanzas. En el nombre de Jesús, Amén miércoles, julio 18 Aplicación, Así como te vistes cada día, tómate el tiempo necesario, para vestirte también con la armadura de Dios. Apréndete Efesios 6: 14-17. "Manténganse firmes, ceñidos con el cinturón de la verdad, protegidos por la coraza de justicia, y calzados con la disposición de proclamar el evangelio de la paz. Además de todo esto, tomen el escudo de la fe, con el cual pueden apagar todas las flechas encendidas del maligno. Tomen el casco de la salvación y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios." Familiarícese con todos los elementos que conforman la armadura de Dios jueves, julio 19 Puntos para Reflexionar: ¿Con qué trampas ha tratado el enemigo de acecharte en tu vida ó tu ministerio? ¿Te preparas cada día para permanecer firme y te vistes con la armadura de Dios? ¿Das Gloria y gracias al Señor por mantenerte protegida de las acechanzas del enemigo? ¿Prácticas resistir la tentación, o simplemente cedes a el enemigo terreno? viernes, julio 20 Versículos para Recordar: 2 Pedro 2:9, "Todo esto demuestra que el Señor sabe librar de la *prueba a los que viven como Dios quiere, y reservar a los impíos para castigarlos en el día del juicio." (NVI) 1 Pedro 5:8, "Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar." (NVI) Santiago 1:13, "Que nadie, al ser tentado, diga: «Es Dios quien me tienta.» Porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni tampoco tienta él a nadie." (NVI) 1 Juan 4:4, "Ustedes, queridos hijos, son de Dios y han vencido a esos falsos profetas, porque el que está en ustedes es más poderoso que el que está en el mundo." (NVI) Hebreos 2:18, "Por haber sufrido él mismo la tentación, puede socorrer a los que son tentados." (NVI) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Angela Vásquez Ana Stine
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog