martes, 3 de julio de 2007

lunes, julio 2

Animo para Hoy:

por: Glynnis Whitwer

Editora de la Revista para Mujeres P31,

Conferencista de Proverbios 31

Ministerios para la Mujer

Versículo Clave: 2 Corintios 11:13-15ª: “Así esos falsos profetas… andan engañando a la gente diciendo que son apóstoles de Cristo y que sirven a Dios igual que nosotros. Lo cual no es extraño. ¡Hasta Satanás se disfraza de ángel de luz, y también sus ayudantes se disfrazan de gente que hace el bien!” (BLS)

martes, julio 3

Devocional Para Hoy:

Debí haberme dado cuenta antes. El anuncio llegó en una carta “oficial”, diciendo que mi hijo había sido seleccionado como un muchacho “modelo” de estudios secundarios. Parecía un anuncio verdadero, pero era sólo un engaño.

Quizás lo que me confundió fue el elegante papel en que escribieron la carta, con dirección, sitio de la red y número telefónico. Quizás fue el honor de saber que mi hijo había sido reconocido a nivel nacional. O quizás fue porque en la carta repetían constantemente que yo no tendría que pagar nada porque mi hijo saliera en tal libro. Tengo que admitir que la carta que me enviaron después, acusando recibo de la biografía de mi hijo también me engañó. Sin pensarlo, les envíe un cheque por $50 dólares, para comprar este maravilloso libro en el cual se reconocería a mi hijo.

Pero nunca recibí el libro. Entonces llamé y dejé un mensaje. Pero nunca obtuve una respuesta. Fui al sitio de la red y dejé un mensaje electrónico. Tampoco recibí respuesta alguna. Finalmente, un año más tarde, investigando a través de la red, me di cuenta de que yo, al igual que un sinnúmero de padres, había sido engañada. Yo nunca pensé caer en tal trampa. Al principio, busqué cualquier indicio de que el libro fuera una trampa, pero al no encontrar ninguno, caí en ella. Ahora me doy cuenta de que debí haber requerido que me mostraran el libro, antes de comprarlo.

El Apóstol Pablo nos advirtió sobre un engaño aún más peligroso hacia los cristianos. En su carta a los corintios, capítulo 11, el advirtió a los creyentes sobre los falsos maestros. En los versículos 13 al 15, el escribió: “Así esos falsos profetas… andan engañando a la gente diciendo que son apóstoles de Cristo y que sirven a Dios igual que nosotros. Lo cual no es extraño. ¡Hasta Satanás se disfraza de ángel de luz, y también sus ayudantes se disfrazan de gente que hace el bien!” (BLS)

Estos falsos profetas no estaban predicando el verdadero Evangelio de Cristo, ni tampoco vivían de acuerdo a Sus enseñazas. Aún así, los corintios los toleraban. Pablo les advirtió: ¡No crean todo lo que escuchen o vean! El Evangelio según San Mateo cita lo dicho por Jesús al respecto en lo que los teólogos llaman el Sermón de la Montaña. El el capítulo 7, versículos 15 y 16, Jesús nos advirtió: "¡Cuídense de esos mentirosos que dicen hablar de parte de Dios! Ellos se presentarán ante ustedes tan inofensivos como una oveja, pero en realidad son tan peligrosos como un lobo feroz. Ustedes pueden reconocer a esos falsos profetas si se fijan en lo que hacen. No se recogen uvas ni higos de una planta de espinas, porque ella no los puede producir”. (BLS)

En estos dos versículos, Jesús nos advierte que Satanás tratará de engañarnos, disfrazado como un agente de Dios. Pero podemos identificar a los engañadores por medio de los “frutos” que producen, o sea, la evidencia de la verdad comprobada por el paso del tiempo. Existen ocasiones para engañarnos por todos lados. La Biblia frecuentemente señalan que habrá enseñanzas “cristianas” falsas, pero no seremos engañados si evitamos: guiarnos por nuestras emociones; confiar en creencias incorrectas; tratar de hacernos ricos de un día al otro, y otras prácticas similares.

Mi experiencia con el libro de reconocimientos me enseño a ser cuidadosa y a esperar ver el “fruto”. A través del estudio de la Biblia, nosotras podemos aprender a identificar el verdadero fruto cristiano y, por el otro lado, también aprenderemos a identificar el engaño. Como mi pastor dice siempre: “El tiempo y la verdad van mano a mano”.

Mi oración para hoy:

Amado Padre: Tú eres la fuente de luz y verdad. Te alabo por tu bondad y tu justicia. Ayúdame a aprender tus verdades y tus caminos, para que yo pueda identificar los engaños. En el Nombre de Jesús. Amén.

miércoles, julio 4

Aplicación:

Piensa en una situación en la que fuiste engañada. Haz una lista de las verdaderas razones por las cuales caíste en la trampa. ¿Qué situaciones pasaste por alto que pudieran haberte evitado ser engañada?

jueves, julio 5

Puntos para Reflexionar:

Lee 2 Corintios 11:1-4. ¿Qué es lo que más le molesta a Pablo? (versículo 4)

De acuerdo a estos versículos, ¿Cómo podemos saber si están tratando de engañarnos?

¿Existe algún área en tu vida donde puedes ser fácilmente engañada? ¿Por qué?

¿Qué tipos de “fruto” puedes buscar cuando buscas discernir la verdad en lo que ves y escuchas?

viernes, julio 6

Versículos para Recordar:

Mateo 7:15-16ª, "¡Cuídense de esos mentirosos que dicen hablar de parte de Dios! Ellos se presentarán ante ustedes tan inofensivos como una oveja, pero en realidad son tan peligrosos como un lobo feroz. Ustedes pueden reconocer a esos falsos profetas si se fijan en lo que hacen”. (BLS) I Juan 4:1-2, "Queridos hermanos, no les crean a todos los que dicen que tienen el Espíritu de Dios. Pónganlos a prueba, para ver si son lo que dicen ser. Porque el mundo está lleno de falsos profetas. Ustedes pueden saber si una persona tiene el Espíritu de Dios cuando esa persona reconoce que Jesucristo vino al mundo como verdadero hombre”. (BLS) Gálatas 1:6, "Dios los llamó a ustedes, y por medio de Cristo les mostró su amor. Por eso casi puedo creer que, en tan poco tiempo, hayan dejado de obedecer a Dios y aceptado un mensaje diferente de esta buena noticia”. (BLS) Romanos 16:17-18, "Queridos hermanos, les ruego que se fijen en los que causan pleitos en la iglesia. Ellos están en contra de todo lo que a ustedes se les ha enseñado. Apártense de esa gente, porque no sirven a Cristo, nuestro Señor, sino que buscan su propio bien. Hablan a la gente con palabras bonitas, pero son unos mentirosos y engañan a los que no entienden”. (BLS) Efesios 5:8-9, "No conocer a Dios es como vivir en la oscuridad, y antes ustedes vivían así, pues no lo conocían. Pero ahora ya lo conocen, han pasado a la luz. Así que vivan como corresponde a quienes conocen a Dios, pues su Espíritu nos hace actuar con bondad, justicia y verdad”. (BLS)

Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional.

Angela Vasquez Ana Stine

Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog