domingo, 23 de septiembre de 2007
ANIMO PARA HOY lunes, septiembre 24 Por: Micca Monda Campbell Escritora y Conferencista Certificada de Proverbios 31 Ministerios para la Mujer Versículo Clave: Salmos 127:1, "Si Jehová no edifica la casa, en vano trabajan los que la edifican; si Jehová no guarda la ciudad, en vano vela la guardia.” (RVR1995) Hoy lea el capítulo entero. Escriba el versículo. Memorícelo. martes, septiembre 25 Devocional para Hoy: Años atrás, mi esposo y yo compramos un terreno y, con la ayuda de Dios, empezamos a construir nuestra casa. Para nosotros era muy importante que el Señor fuera parte de este emocionante proceso ya que planeábamos criar a nuestros hijos allí y a la vez utilizar este hogar para esparcir Su Reino. Era nuestro deseo que toda persona que pusiera pie en nuestra casa experimentara el amor del Señor. Cuando se fundaron los cimientos de nuestra casa, mi esposo y yo colocamos sobre el cemento pedacitos de papel con versículos bíblicos cuidadosamente seleccionados. Uno de ellos se convirtió en nuestro versículo familiar: "Dios bendice [a las familias] que no siguen malos consejos ni andan en malas compañías ni se juntan con los que se burlan de Dios. Dios bendice a quienes aman su palabra y alegres la estudian día y noche. Son como árboles sembrados junto a los arroyos: llegado el momento, dan mucho fruto y no se marchitan sus hojas. ¡Todo lo que hacen les sale bien!” (Salmos 1:1:3) Al terminar de construir nuestra casa, tuvimos una fiesta a la cual invitamos a familiares y amigos para bendecir nuestro hogar. De cuarto en cuarto, nuestros amigos oraron por nuestra nueva casa, rogando al Señor su bendición y protección. A través de los años, el Señor nos ha mostrado su fidelidad y nos ha dado muchas oportunidades para ser de bendición para otros. Hemos hospedado a otras personas. Hemos sido protegidos durante fuertes tormentas. Hemos sido bendecidos con excelentes vecinos. Nuestro hogar ha sido un refugio para personas sin techo, adictas o abandonadas. También ha sido un lugar donde hemos presenciado cuando seres queridos han rendido su vida a Cristo. Los recuerdos y bendiciones que hemos experimentado en nuestro hogar van más allá de lo que jamás hubiésemos imaginado. Dios tiene razón: Nosotros nunca hubiésemos podido igualar lo que Él ha hecho en nuestra casa. Amada amiga, ¿quién es el maestro de obras en tu hogar? Mi oración para hoy: Amado Señor, Sé el maestro de obras en nuestra casa, y edifica un hogar lleno de amor, seguridad y apertura hacia otros. Te ruego que todos aquellos que entren a nuestra casa puedan sentir tu amor y tu presencia. En el Nombre de Jesús, Amén. miércoles, septiembre 26 Aplicación: Quizás tú no puedas literalmente incluir versículos bíblicos en los fundamentos de tu casa, como mi esposo y yo tuvimos oportunidad de hacerlo. Pero tu casa sí puede ser un hogar de bendición. Invita a familiares y amigos para gozar un tiempo de compañerismo y rica comida, y luego pídeles que oren por tu casa. También puedes pintar versículos bíblicos en las paredes o colgar cuadros con escrituras en tu casa. jueves, septiembre 27 Puntos para Reflexionar: ¿Quién edifica tu casa? ¿Cómo puedes invitar a Dios para que sea el maestro de obras de tu hogar? ¿Cómo puedes utilizar tu casa para ser de bendición para otros y para traer gloria a Dios? viernes, septiembre 28 Versículos para Recordar: Éstas son varias de las escrituras que depositamos en los cimientos de nuestra casa: 3 Juan 1:4, "Nada me produce más alegría que oír que mis hijos practican la verdad.” (NVI) Josué 24:15, "Pero si a ustedes les parece mal servir al SEÑOR, elijan ustedes mismos a quiénes van a servir: a los dioses que sirvieron sus antepasados al otro lado del río Éufrates, o a los dioses de los amorreos, en cuya tierra ustedes ahora habitan. Por mi parte, mi familia y yo serviremos al SEÑOR." (NVI) Juan 15:16, “No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre." (NVI) Salmos 65:4, "¡Dichoso aquel a quien tú escoges, al que atraes a ti para que viva en tus atrios! Saciémonos de los bienes de tu casa, de los dones de tu santo templo." (NVI) Deuteronomio 31:8, "El SEÑOR mismo marchará al frente de ti y estará contigo; nunca te dejará ni te abandonará. No temas ni te desanimes." (NVI) Salmos 23:1, " El SEÑOR es mi pastor, nada me falta." (NVI) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Angela Vásquez Ana Stine Judith Hernandez
lunes, 17 de septiembre de 2007
lunes, septiembre 17 Ánimo para hoy Por Amy Carroll Conferencista y Escritora Certificada de Proverbios 31 Ministerios para la Mujer Versículo Clave: Tito 2:3-5: “A las ancianas, enséñales que sean reverentes en su conducta, y no calumniadoras ni adictas al mucho vino. Deben enseñar lo bueno y aconsejar a las jóvenes a amar a sus esposos y a sus hijos, a ser sensatas y puras, cuidadosas del hogar, bondadosas y sumisas a sus esposos, para que no se hable mal de la palabra de Dios. (NVI)” Hoy lea el capítulo entero. Escriba el versículo. Memorícelo. martes, septiembre 18 Devocional para Hoy: Ella ni siquiera sabía que yo la estaba mirando. Algunas amigas me habían dicho que una mujer en nuestra iglesia llamada Deborah había decidido nunca hablar negativamente acerca de su esposo. Aunque amo a mi esposo verdaderamente y pienso que el es maravilloso, él no es perfecto. Me preguntaba cual era realmente el daño en algunas amigas y compañeras de trabajo que tenían mucho que quejarse acerca de sus esposos. El solo hecho de escuchar acerca del compromiso de Deborah desafió mi corazón. Comencé a observarla a ella y a su esposo, y a buscar algunas señales que los hicieran diferentes. Y también comencé a escucharla cuidadosamente para ver si ella realmente hacia lo que había prometido. Y si, realmente lo hizo, y los frutos de su fidelidad eran obvios. Deborah y John habían estado casado mucho más tiempo de lo que yo había estado casada, y también tenían tres hermosos hijos, pero actuaban como si todavía estuvieran en su luna de miel. Su consagración era sin mancha por la desconfianza y amargura causada por un corazón crítico y unos labios quejumbrosos. Yo no le he hecho perfecto, pero ahora me veo a mi misma cuando comienzo a “ventilar” o a quejarme acerca de mi esposo. Yo pienso en cuan mal me sentiría si yo entrara en una habitación y lo escuchara hablando mal de mí. Parece que las mujeres tienen mas problema en esta área, pero yo pienso que es un lugar donde Dios nos está llamando a un mayor autocontrol. Yo he visto muchos frutos en mi matrimonio, también. Cuando yo hablo bien de mi esposo, yo empiezo a pensar bien de él. Él tiene tantas virtudes. ¿Por qué debo enfocarme en sus pequeñas imperfecciones? Alabar a mi esposo entre mis amigas, ayuda a que mi amor por el crezca, y eso es siempre algo bueno. Y también, no tengo que preocuparme nunca mas por lo que pueda decir que le puedan repetir a él. Yo he llegado a creer fuertemente en algo que yo llamo “Lo sagrado de nosotros.” Nosotros tenemos un lazo que es mas fuerte que cualquier lazo que yo tengo con cualquier otra persona. Hay cosas que solamente nosotros dos compartimos. Aunque me FASCINA HABLAR. Yo no necesito hablarle todas mis cosas a todo el mundo. Si hay problemas entre nosotros dos, siempre puedo confiarle todo mi corazón a Dios, y la escritura nos anima a hacer exactamente eso. También he mantenido amistad con algunas mujeres de Dios que aman a mi esposo tanto como me aman a mí. Ellas me escuchan, me dan un consejo guiado por Dios y me dicen en corto tiempo si soy yo la que está mal. Este tipo de mujeres son las únicas con las que debemos compartir nuestros problemas, cuando necesitamos alguien con quien podamos orar y se resolverá el problema. Decidámonos tú y yo a ser esa “Deborah” entre nuestras amigas. Aun sin saberlo, ella cambió muchos de los matrimonios en nuestra iglesia, para mejorar. Yo deseo ser ese ejemplo de Dios para que el lazo entre mi esposo y yo sea mas fuerte día a día pero también para que el mundo vea la diferencia y para que Dios sea glorificado. Mi oración para hoy: Amado Dios por favor ayúdame a controlar mi lengua. Necesito tu ayuda para alabar a mi esposo en lugar de criticarlo o quejarme. En tiempos de crisis, recuérdame venir a ti primeramente. Trae mujeres de Dios a mi vida que se unan con migo en este esfuerzo para que podamos animarnos entre nosotras. En el nombre de Jesús. Amen miércoles, septiembre 19 Aplicación: Coloque atención de los temas de que hablan con sus amigas. ¿Qué tan seguido la conversación se trata de criticar a los esposos? Párate a ti misma cuando tú te unas a ellas. Cultive amistades con otras mujeres que se han comprometido a hablar positivamente de sus esposos y manténganse cada una gentilmente y con amor responsable hacia esto. jueves, septiembre 20 Puntos para Reflexionar: ¿Cómo quiero que mi esposo hable de mi? ¿Me mantengo yo misma en el mismo nivel? viernes, septiembre 21 Versículos para Recordar: Filipenses 2: 14-15, ”Háganlo todo sin quejas ni contiendas para que sean intachables y puros, hijos de Dios sin culpa en medio de una generación torcida y depravada. En ella ustedes brillan como estrellas en el firmamento.” (NVI) Salmo 141:3, “SEÑOR, ponme en la boca un centinela; un guardia a la puerta de mis labios.” (NVI) Santiago 1:26, “Si alguien se cree religioso pero no le pone freno a su lengua, se engaña a sí mismo, y su religión no sirve para nada.” (NVI) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Angela Vásquez Ana Stine Judith Hernandez
lunes, 10 de septiembre de 2007
ANIMO PARA HOY lunes, septiembre 10 Por: Van Walton Escritora y Conferencista Certificada de Proverbios 31 Ministerios para la Mujer Versículo Clave: Proverbios 31:16, “[La mujer sabia] calcula el valor de un campo y lo compra; con sus ganancias planta un viñedo.” (NVI) Hoy lea el capítulo entero. Escriba el versículo. Memorícelo. martes, septiembre 11 Devocional para Hoy: Mi novio y yo deseábamos casarnos. Sin embargo, como estudiantes universitarios, enfrentábamos un gran obstáculo: ¡De qué íbamos a vivir! Afortunadamente, mi novio se ganó una beca y mi papá acordó en pagar un año más de mis estudios. Esto fue un buen comienzo, pero después nos tocaba salir adelante por nuestra cuenta. Aunque ninguno de los dos era especialista en finanzas o en contabilidad, los pasos a continuación nos ayudaron, no sólo a salir adelante, sino también a gozar de una vida libre de deudas: 1. Acordamos a seguir un presupuesto. Gastos extras por entretenimiento, comidas fuera, lujosas vacaciones y “cachivaches” muchas veces no cabían dentro de nuestro plan financiero. Por duro que fuera, nos adherimos al presupuesto acordado. 2. No compramos nada a crédito. Usar la tarjeta de crédito nunca fue una opción durante nuestros primeros años de matrimonio. No había otra: ¡Sin efectivo no había compra! 3. Diezmamos cada mes. Por lo menos un 10% de nuestras entradas iban directamente a la iglesia. 4. Ahorramos una porción de nuestras entradas mensuales. Decidimos designar un porcentaje fijo para ahorrarlo. Ésta es la base para ganar interés y ahorrar a largo plazo. Además decidimos ahorrar una cantidad mensual para compras mayores, como una lavadora o un mueble. ¡Tuvimos que ahorrar durante seis años, trabajando los dos, para poder dar el enganche de nuestra primera casa! En general, durante esos primeros años de matrimonio y en los años a seguir, decimos que era mejor vivir tranquilos que tener todo lo que deseábamos comprar. También logramos desarrollar importantes destrezas como cooperación, disciplina y contentamiento, al igual que buenos hábitos financieros, hábitos que han sido de gran beneficio para nuestra familia. Espero que este devocional te anime a procurar la paz y la tranquilidad en tu hogar a través de establecer y seguir un plan financiero que honre al Señor y sea de bendición para ti y tu familia. Mi oración para hoy: Amado Señor, Te ruego me des sabiduría para establecer un presupuesto. Y concédeme la auto-disciplina para adherirme a él. Recuérdame que esto, a la larga, será un buen ejemplo para mis hijos y de bendición para nuestra familia. Gracias te doy por tu ayuda, en el Nombre de Jesús. Amén. miércoles, septiembre 13 Aplicación: • Sin importar cuan difícil o incómodo parezca, proponte mantener un récord de tus gastos durante tres meses. • Evalúa en que gastas tu dinero. • Decide en que áreas puedes ahorrar. • Utiliza el dinero que ahorres ya sea para depositarlo en una cuenta de ahorros, para pagar una tarjeta de crédito o para ahorrar lo suficiente como para hacer una compra mayor. jueves, septiembre 13 Puntos para Reflexionar: ¿Me siento a gusto con mis hábitos financieros? ¿Honra al Señor la forma en que manejo mis finanzas? viernes, septiembre 14 Versículos para Recordar: Eclesiastés 5:10-11, “Quien ama el dinero, de dinero no se sacia. Quien ama las riquezas nunca tiene suficiente. ¡También esto es absurdo! Donde abundan los bienes, sobra quien se los gaste; ¿y qué saca de esto su dueño, aparte de contemplarlos?” (NVI) Malaquías 3:10, “Traigan íntegro el diezmo para los fondos del templo, y así habrá alimento en mi casa. Pruébenme en esto —dice el SEÑOR Todopoderoso—, y vean si no abro las compuertas del cielo y derramo sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde.” (NVI) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Angela Vásquez Ana Stine Judith Hernandez
martes, 4 de septiembre de 2007
lunes, septiembre 3 Ánimo para hoy: por Lysa Terkeurst Conferencista y Escritora Certificada de Proverbios 31 Ministerios para la Mujer Versículo Clave: 1 Timoteo 6: 17 “A los ricos de este mundo, mándales que no sean arrogantes ni pongan su esperanza en las riquezas, que son tan inseguras, sino en Dios, que nos provee de todo en abundancia para que lo disfrutemos” (NIV) Hoy lea el capítulo entero. Escriba el versículo. Memorícelo. martes, septiembre 4 Devocional para Hoy: ¿Ha sido usted presa de “atesorar desorden”? ¿Ha escuchado la expresión, “guarde la mejor parte para el final”? Bien “Hoy aquí, mañana no sabemos” es mas de esta manera hasta donde yo entiendo. Es tiempo de terminar con la mentalidad de que debemos de guardar todo lo que podamos. Separarlo en algún lugar y solo usarlo en una ocasión especial. En cambio nosotros necesitamos saborear lo que tenemos hoy. No estoy hablando de vivir un estilo de vida friolento donde tomamos decisiones por impulsos que nos hieren con el tiempo. Simplemente estoy hablando de vivir cada día al máximo, usando bien los regalos que Dios nos permite disfrutar ya sea que nosotros nos demos cuenta o no. El verso clave de hoy es un gran recuerdo de que no nos podremos llevar lo que ahorremos, cuando nos vallamos de esta tierra. La vida y las posesiones son algo incierto. Dios las creo para que nosotros las disfrutáramos, mientras que las tenemos. (AHH), El rey Salomón reflejo esta verdad en Eclesiastés 2: 18-20 cuando el dijo “Aborrecí también el haberme afanado tanto en esta vida, pues el fruto de tanto afán tendría que dejárselo a mi sucesor, y ¿quién sabe si éste sería sabio o necio? Sin embargo, se adueñaría de lo que con tantos afanes y sabiduría logré hacer en esta vida. ¡Y también esto es absurdo! Volví a sentirme descorazonada de haberme afanado tanto en esta vida. (NIV) Piensa en esa vela que es un poco cara pero a ti te fascina la forma en que huele. Entonces tú la compraste, pero solo la prendes cuando tienes huésped en casa. No, no,no! Cómprala ahora mismo y enciéndela porque a ti te gusta como huele. Y mientras está allí ve y toma un plano de la vajilla china, de esos que nunca usas. Aunque solo lo uses para comer mantequilla de maní y mermelada, úsalo para que te sientas tú o los niños un poco especial. Y ese traje que está colgado en tu ropero, para ser usado en la única fiesta de año, colócatelo. Puedes parecer un poco tonta pero lo estás haciendo con estilo, platos chinos a la luz de la vela! Una amiga mía estaba en una reunión de libros de memoria y ella estaba dudosa de usar sus stikers-calcomanías “buenas”. Otra mujer detrás de ella le dijo bromeando “Tú tienes el síndrome de atesorar desorden y necesitas terminar con eso. Saca esos stikers ahora mismo y úsalos. ¿Para que realmente los estas guardando?” ¡Que verdad! Realmente pensamos que cuando estemos viejas va a haber un concurso en la casa de las personas ancianas en donde un locutor va a sacar su bullicioso micrófono y dirá “Quien quiera que tenga la mayor cantidad de velas, la vajilla china, los mejores stikers y la ropa elegante que no esta desgastada es el ganador de una boleta adicional para el bingo.” Yo no quiero una boleta adicional para bingo, cincuenta años después de hoy. Yo quiero ser una persona feliz, hoy. Yo quiero ser una madre con una sonrisa en los labios. Yo quiero enseñar a mis hijos que encontrar felicidad en las pequeñas cosas de este mundo que te traen comodidad, no necesariamente significa que eres una persona mundana. Libérate del síndrome de guardar desorden. Trata de tener una cita con tu esposo o una noche fuera con las amigas. Has un libro para arreglar fotos, ve a arreglarte el cabello en el salón. O toma un baño de burbujas después que los niños estén en la cama. Planea algo grande como unas vacaciones o un viaje para ir de compras para comprar algo para lo que has estado guardando dinero. Y no olvides invertir un poco de ti misma y de tus recursos en cosas eternas que tengan un valor eterno. No ahorres- usa lo que tienes para bendecir a otros (y a ti misma) de vez en cuando! Mi oración para hoy: Señor Dador de todos los regalos buenos y perfectos, gracias por darnos tantas bendiciones a mi disposición. Tus regalos son tanto para la eternidad como para esta vida. Muéstrame como puedo usarlos con sabiduría, y recuérdame que no puedo llevarlos con migo cuando deje este mundo. Yo oro para que otros sean bendecidos a causa de mi decisión de no guardar las cosas que tengo. En el nombre de Jesús. Amen. miércoles, septiembre 5 Aplicación: Lea Proverbios 23:5-7 *¿De que maneras atesoras desorden? *¿Por que puede estar pasando esto? *¿Piensas que esta actitud de no usar lo que tienes es parte de ti de rehusarte a darle un buen uso a las cosas que tienes? jueves, septiembre 6 Puntos para Reflexionar: Haz una lista de todas las cosas que tienes atesoradas o acumuladas y guardadas. De pronto es tu chocolate favorito. De pronto es ese juego de sabanas de satín que has tenido por siempre. De pronto es simplemente dinero en efectivo que estas guardando sin ningún propósito en tu mente. Después de que hagas tu lista, escribe una forma de cómo puedes usar tus tesoros guardados en una buena forma. Ocúpate, diviértete un poco usándolos. viernes, septiembre 7 Versículos para Recordar: Proverbios 22:9, “El que es generoso será bendecido, pues comparte su comida con los pobres” (NIV) Proverbio 23:5-7, “No te afanes acumulando riquezas; no te obsesiones con ellas. ¿Acaso has podido verlas? ¡No existen! Es como si les salieran alas, pues se van volando como las águilas.” (NIV) Hechos 4:32, “Todos los creyentes eran de un solo sentir y pensar. Nadie consideraba suya ninguna de sus posesiones, sino que las compartían.” (NIV) Mateo 6:19, “No acumulen para sí tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido destruyen, y donde los ladrones se meten a robar”. (NIV) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Angela Vásquez Ana Stine Judith Hernandez
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog