lunes, 25 de agosto de 2008
por Melissa Taylor Miembro del equipo de Conferencistas de Proverbios 31, Ministerios para la mujer Versículo clave: Génesis 2:25, “En ese tiempo el hombre y la mujer estaban desnudos, pero ninguno de los dos sentía vergüenza.” (NVI) Hoy lee el capítulo entero. Escribe el versículo. Memorízalo. martes, agosto 26 Devocional: Mi esposo Jeff es un verdadero tesoro para mi vida. Él me ha dado amor incondicional y es mi mejor amigo. Tenemos 4 hijos y un matrimonio muy saludable, pero todo esto no llegó sin pagar un precio. Por un largo tiempo yo llevé muchas de las cargas de mi niñez, especialmente vergüenza y miedo. Esas cargas eran muy pesadas. Fui molestada sexualmente a los 7 años. Estuve con mi abuelo cuando el tuvo un ataque cardiaco. Tuve una familia destrozada, y buscaba el amor en todos los lugares incorrectos. Todo esto me acompañó aun en mi vida matrimonial. Yo sabía cuanto me amaba Jesús, pero la vergüenza de mi pasado no se iba aun. Tenemos un enemigo en este mundo que se llama Satanás. Él sabe nuestras debilidades y lo que nos pone mal. El usaba mi pasado para evitar que yo experimentara totalmente la llenura de Dios y yo, lo escuchaba. La intimidad era una lucha para mí. Aunque estaba casada, todavía me sentía sucia y avergonzada durante nuestros momentos de contacto físico. Quería las luces apagadas, y decía, “por favor no me mires.”. Mi motivación para tener intimidad con mi esposo era lograr estar embarazada. Por supuesto mi esposo necesitaba más de mí que eso. Y yo necesitaba más de él también, pero no sabía como sobreponerme a estas inseguridades que llevaba en esta área de mi vida. Jeff me miraba con esos ojos de querer ir a la cama y yo volteaba mis ojos para otro lado. Él se acercaba a apretarme la mano o a tocarme y yo respondía “por favor amor, estoy muy cansada.” Ocasionalmente, cuando no toleraba más el rechazo, él explotaba gritando “¡Yo te amo, tú eres hermosa y yo quiero que nosotros compartamos todo! ¡Necesito que me ames! ¡Necesito tú toque! ¡Dios nos hizo el uno para el otro! ¡No nos hagas esto!”En lugar de tomar estas palabras en mi corazón y escuchar su propósito, yo continuaba escuchando al ladrón de mi vida. Él que me estaba robando el gozo y susurrando mentiras de vergüenza y culpabilidad sobre mí pasado para mantenerme atrapada. “Señor ayúdame a ser una esposa normal y la esposa que mi esposo merece”, fue mi oración. Comencé a leer libros cristianos escritos por mujeres cristianas que compartían sus experiencias. Mis luchas no eran tan diferentes a las de muchas otras mujeres. Eso me dio un poco de paz. Yo obtuve un poco de confianza leyendo como ellas pudieron sobrepasar las mentiras del enemigo y restaurar sus vidas aceptando la gracia y la paz que ofrece Jesucristo. Yo creía esto, pero no lo estaba tomando para mi vida. Yo decidí que tendría verdadera intimidad en mi matrimonio poco a poco. Comencé a colocar horarios para tener intimidad con mi esposo todos los lunes en la noche. Planearlo me ayudó a prepararme mentalmente y espiritualmente. Yo oraba por eso. Me aseguraba que los niños estuvieran cómodos y en la cama y hasta me arreglaba un poco. Comencé a esperar los lunes por la noche, y hasta los disfrutaba tanto, que agregué los jueves en la noche también. ¡Mi esposo pensaba que había muerto y llegado al cielo! Ahora, no hay necesidad de programar momentos íntimos, ellos pasan naturalmente. La palabra de Dios ha sido crucial en recordarme quién yo soy en Cristo. Cuando camino sin la Palabra comienzo a deslizarme un poco. Tengo que prestar atención para escuchar su voz y no escuchar otras voces que quieran reemplazar la voz de Dios. Hoy yo puedo estar desnuda sin sentir vergüenza, y con la ayuda de Dios mi matrimonio durará hasta que la muerte nos separe. Mi oración para hoy: Amado Dios. Tú no quieres que yo viva en el pasado creyendo mentiras de mí misma. Ayúdame a vivir en la verdad completa. En el nombre de Jesús, Amen. miércoles, agosto 27 Applicacion: Averigua los diferentes recursos qu el ministerio ofrece. Escoge un libro para estudiarlo y cambiar tu vida Recurso sugerido: La Mujer de Sus Sueños por Sharon Jaynes jueves, agosto 28 Puntos para reflexionar: ¿Cuáles mentiras estás escuchando? ¿Tu pasado te quita tu gozo hoy? ¿Has hablado con tu esposo sobre tus pensamientos de la intimidad? ¿Con Dios? viernes, agosto 29 Versículos para recordar: Juan 10:10, “Cuando el ladrón llega, se dedica a robar, matar y destruir. Yo he venido para que todos ustedes tengan vida, y para que la vivan plenamente. “ (BLA) Génesis 2:24, “Por eso el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su mujer, y los dos se funden en un solo ser.” (NVI) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Laura A. Colón González, editora Judith Hernández: judithhernandez.blogspot.com Janet Eckles: http://www.janetperezeckles.com/ Lupe Coka Ana Stine Ángela Vásquez
lunes, 18 de agosto de 2008
por Renee Swope Conferencista certificada de Proverbios 31 Ministerios para la mujer Versículo Clave: Colosenses 2:2-3, "Quiero que lo sepan para que cobren ánimo, permanezcan unidos por amor, y tengan toda la riqueza que proviene de la convicción y del entendimiento. Así conocerán el misterio de Dios, es decir, a Cristo." (NVI) martes, agosto 19 Devocional para Hoy: Mi familia ama la búsqueda de tesoros. A menudo encuentro a mi hijo Andrés escondido detrás del sofá con papel y lápiz, haciendo un dibujo de un mapa secreto que dirigirá a la familia a una aventura. Recientemente mi esposo planificó un campamento de hijos y padres con nuestros amigos. El punto culminante de nuestra excursión era tener una noche de “búsqueda de tesoros”. Ellos pasaron más tiempo planificando la búsqueda que la excursión en sí. Pocos días antes de salir, los encontré buscando papel, para mojarlo con agua y hacer papel un arrugado para el mapa de tesoros. Aún encontré papel mojado secándose sobre ganchos un día después. Por supuesto que una búsqueda de tesoros no podría terminar sin un trofeo. Dos días después de partir, ellos fueron a una tienda en donde compraron pistolas de agua y pintura de color oro, para poder pintar los conos de pinos y las ramas que se esconderían como pistas para poder encontrar el tesoro. El viernes por la mañana mi esposo me comunicó que se tomaría medio día libre para salir más temprano y esconder la caja de tesoros. También llevó consigo una pala grande para cavar profundo, figurando todo esto una real búsqueda de tesoros. ¡No hay nada parecido a esto! ¿Sabías que Dios quiere que cada día de nuestra vida sea como una búsqueda de tesoros? Igual que Jesús, El quiere que cada mañana busquemos un lugar tranquilo en el cual podamos excavar su palabra y tomar las preciosas joyas que encontramos en ella. La Biblia dice que las promesas de Dios y sus principios son tesoros que podemos encontrar y guardarlos en nuestros corazones. Encontramos también joyas que podemos compartir con otros. El versículo clave de Colosenses en este devocional en nos recuerda que Jesús es nuestra búsqueda más preciosa y en El podemos destapar toda clase de “tesoros de sabiduría y conocimiento”. Igual que Eva, quien trató de obtener los tesoros de sabiduría y conocimiento fuera del plan de Dios, nuestro creador sabía que podríamos considerar tomar imitaciones baratas de riquezas, y estaríamos tentados a perseguir cosas temporales. Es por esto que Jesús nos dice que tengamos cuidado de escoger bien donde colocar nuestros tesoros. Él nos da instrucciones en Mateo: 6:20-21 “Más bien, acumulen para sí tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el oxido carcomen, ni los ladrones se meten a robar. Por que donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón.” Pero debemos ser honestos con nosotros mismos. Buscar los tesoros de Dios podría no pasar. Diariamente encontramos distracciones que nos atraen hacia una tienda de baratijas. Debemos colocar nuestra atención en el modo en que escogemos nuestros tesoros del reino, sin perder un momento en vacilaciones, así encontremos luchas. Caminemos por el premio, por la recompensa. Al igual que el hombre que Jesús describe en Mateo 13:44, cuando descubrió el tesoro que Dios tenía para nosotros, es solo comprable con el inconmensurable valor de conocerlo a Él. Mi oración para hoy: Señor, ¡Tú eres mi más preciado tesoro! Tus promesas alumbran mi sendero. Es así como espero vivir la vida. Tú me llamaste, y voy a ti con una renovada decisión de búsqueda en tu Palabra y verdades, al igual que buscar tesoros escondidos en un campo. Oro para que la verdad que descubra en ti, sea aplicada en mi vida con poder y así obedecer tus preceptos. En el nombre de Jesús. Amén. miércoles, agosto 20 Aplicación: Haz una caja de tesoros de verdad y busca tus tesoros cada día: Compra, ó puedes hacerla también, una caja en la que puedas colocar tarjetas en blanco. Si tienes niños, deja que la decoren. Escribe versículos cortos de la Biblia en las tarjetas y colócalas dentro de la caja. Cada día o semana escoge un tesoro de verdad para memorízalo. Lee y ora en alto por el tesoro encontrado. Coloca el tesoro de verdad en un sitio visible de la casa - espejos ,nevera, etc. Al final de la semana o mes, aplica el tesoro de verdad a tu vida. jueves, agosto 21 Puntos para reflexionar: Reflexiona en Mateo 13:44, “El reino de los cielos es como un tesoro escondido en un campo. El hombre que lo encontró lo volvió a esconder y, lleno de alegría, fue y vendió todo lo que tenía y compro ese campo.” (NVI) ¿Cuando examinas la palabra de Dios, buscas los tesoros Élque tiene , o simplemente son obligaciones para ti? ¿Como en la parábola anterior, hay algo más importante para ti que tener una relación personal con Jesucristo? ¿Hay alguna verdad que Dios te entregó como un tesoro y tu compartiste con otros? ¿Puedes compartir esto hoy? viernes, agosto 22 Versículos para recordar: Proverbios 2:1-8, "Hijo mío, si haces tuyas mis palabras y atesoras mis mandamientos; si tu oído inclinas hacia la sabiduría y de corazón te entregas a la inteligencia; si llamas a la inteligencia y pides discernimiento; si la buscas como a la plata, como a un tesoro escondido, entonces comprenderás el temor del Señor y hallarás el conocimiento de Dios. Porque el Señor da la sabiduría; conocimiento y ciencia brotan de sus labios. El reserva su ayuda para la gente íntegra y protege a los de conducta intachable. El cuida el sendero de los justos y protege el camino de sus fieles." (NVI) Salmo 119:11, "En mi corazón atesoro tus dichos para no pecar contra ti." (NVI)Mateo 13:44, "El reino de los cielos es como un tesoro escondido en un campo. Cuando un hombre lo descubrió, lo volvió a esconder, y lleno de alegría fue y vendió todo lo que tenía y compró ese campo." (NVI) Por favor, visite nuestra página de recursos: http://shopp31.com/spanish.aspx Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Laura A. Colón González, editora Judith Hernández: judithhernandez.blogspot.com Janet Eckles: http://www.janetperezeckles.com/ Ángela Vásquez Ana Stine
lunes, 11 de agosto de 2008
por Marybeth Whalen Conferencista y Escritora Certificada de Proverbios 31 Ministerios para la Mujer Versículo Clave: “Así sabrán que yo soy el SEÑOR su Dios, que los sacó de Egipto para habitar entre ellos. Yo soy el SEÑOR su Dios.” Éxodo 29:46 (NVI) Hoy lea el capítulo entero. Escriba el versículo. Memorícelo. martes, agosto 12 Devocional para Hoy: ¿Sabías que antes de que los israelitas salieran de Egipto el Señor les dijo que pidieran a sus vecinos artículos de vestir y de plata y oro? Para los israelitas, probablemente esta orden les pareció muy extraña. Después de todo, ¿cómo puede un esclavo pedir a su amo que le regale algo, sobre todo si ese “algo” es un artículo de valor? Pero vean la respuesta de los egipcios en Éxodo 12:36, “El SEÑOR hizo que los egipcios vieran con buenos ojos a los israelitas, así que les dieron todo lo que les pedían. De este modo los israelitas despojaron por completo a los egipcios.” Más adelante, el Señor instruyó a los israelitas que hicieran trajes para los sacerdotes y muebles para el tabernáculo, para los cuales ellos necesitarían los artículos que trajeron de Egipto. Claramente, el Señor sabía lo que hacía cuando instruyó al pueblo de Israel que pidiera a los egipcios esos valiosos artículos. Aunque ellos no entendían lo que Dios estaba haciendo, el Señor tenía un plan en mente. Este pasaje me conforta cuando pienso en los “Egiptos” de mi vida. Hay veces en las cuales el Señor me pide que confíe en Él y que lo obedezca – aún cuando lo que Él me pide que haga me parezca una locura. Pero debo recordar que el Señor conoce mi futuro y es capaz de proveer mis necesidades. También debo recordar como el Señor operó en el corazón de los egipcios y como Él puede operar en los corazones y situaciones de hoy. Necesito confiar en Dios cuando mi futuro luce difícil, y debo decirle “si” cuando Él me pida que haga algo, en lugar de quejarme debido a mi limitada visibilidad. Sólo puedo ver con claridad cuando veo a través de los ojos de Dios. Estas verdades traen paz a mi corazón y esperanza, ya que el Señor tiene mi vida en sus manos, no importa lo que deba enfrentar en el futuro. Mi oración para hoy: Amado Señor, Por favor enséñame a depender de Ti y no de lo que tengo frente a mí. Ayúdame a confiarte mi futuro, ya que mi vida está en tus manos. En el Nombre de Jesús, Amen miércoles, agosto 13 Aplicación: ¿Te ha pedido el Señor que hagas algo “raro” anteriormente, lo cual lograste comprender después? Escribe cada una de estas ocasiones, para que en un futuro puedas recordar la fidelidad del Señor. jueves, agosto 14 Puntos para Reflexionar: ¿Cómo luce tu “Egipto”? ¿Hay algo que Dios te está pidiendo que tomes de allí para utilizarlo en un futuro para cumplir Sus propósitos en tu vida? viernes, agosto 15 Versículos para Recordar: Efesios 2:10, “Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica.” (NVI) I Corintios 2:9, “Sin embargo, como está escrito: Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente humana ha concebido lo que Dios ha preparado para quienes lo aman.” (NVI) Éxodo 23:20, “Date cuenta, Israel, que yo envío mi ángel delante de ti, para que te proteja en el camino y te lleve al lugar que te he preparado.” (NVI) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Judith Hernández: judithhernandez.blogspot.com Janet Eckles: http://www.janetperezeckles.com/ Ana Stine Ángela Vásquez Lupe Coka
lunes, 4 de agosto de 2008
por: Van Walton Coordinadora del ministerio hispano Proverbios 31, Ministerios para la mujer Versículo Clave: Efesios 5:1, “Ustedes son hijos de Dios, y él los ama. Por eso deben tratar de ser como él es.” (BLS) Hoy lee el capítulo entero. Escribe el versículo. Memorízalo. martes, agosto 5 Devocional para hoy: ¿Ser imitador de Dios? Leo esto y considero, “¿Qué estaba pensando Dios cuando le dijo a Pablo que escribiera estas palabras?” En ninguna manera yo, una mera humana, pecadora caída, mujer egoísta pudiera entender lo que quieren decir estas palabras. Dios es Dios. El es santo, perfecto y poderoso. Yo, soy yo. Soy humilde, dañada, y débil. Lo vuelvo a leer, “Sed, pues, imitadores de Dios…” Mi mente vaga a una sugerencia bíblica no tan difícil como “no mate” o “ame a su vecino”. Pero, el verso continúa cruzando mi mente. “Sed, pues, imitadores de Dios.” ¿Es eso posible? Recientemente aprendí que es posible ser imitador de Dios. Me encontré con un hombre y lo observé a él viviendo su vida como un imitador. Te quiero presentar a mi amigo, el imitador. Mi hijo y el hijo del imitador son compañeros escolares y juegan con el mismo equipo deportivo. Esta amistad me lleva a conocer al imitador. La primera vez que comprendí que él era un imitador fue un sábado por la tarde cuando nuestros niños estaban jugando baloncesto en un área de la ciudad que estaba descuidada. Las casitas en el barrio necesitaban pintura y los jardines quedaban en un estado de negligencia. Y el edificio donde íbamos a jugar el torneo de baloncesto era viejo y estaba sucio. Llegando al gimnasio donde los niños iban a jugar, padres parquearon sus carros. Nuestros atletas se reunieron, y todos nos dirigimos hacia el edificio, muchachos riéndose, empujando y tirando las bolas. Padres caminaron tras sus hijos, hablando sobre las estadísticas de juegos y planificando torneos para el futuro. Fue en ese momento que tuve una experiencia sagrada. Noté que niños estaban corriendo hacia nosotros de un lado y otro. Mientras corrían, repetían un nombre, el nombre de un hombre popular y celebrado que viajaba con nosotros. En días pasados había sido una estrella del NBA (Asociación Nacional de Baloncesto) y un miembro bien respetado en nuestra comunidad. Primero oí su nombre en voces bajas. Entonces escuché anuncios de su llegada. Habían preguntas sobre si acaso en realidad era él. Su nombre lo repetían muchas veces, con mucho gozo, también hablando de su equipo popular, y entonces gritando su nombre. Aquellos que primeramente lo notaron ahora confirmaron su presencia. El andaba con nosotros, espectadores quienes vinieron para animar el torneo de nuestros hijos, pero volteó y les sonrió a ellos; a los más pequeños. Ningún niño, sin importar su aspecto, edad o posición fue rechazado. Niñitos sucios salían de todos lados y lo tocaron; el imitador. Otros agarraron sus piernas pies él es muy alto. Fueron recompensados, no rechazados. Las manos grandes descendieron del hombre, acariciando cabezas y hombros, invitando a todos los niños que se juntaran junto a su lado. Pronto el celebrado atleta fue rodeado de risas y alegría. Muchachitos gritaron su nombre, lo tocaron y bailaron alrededor de él. Esta escena vino a parar frente a mí. Me acuerdo de la pintura que estaba colgada sobre mi pared cuando era una niña pequeña. Debajo estaba escrito, “Dejen que los niños se acerquen junto a mí.” El imitador llegó a las escaleras de la escuela. Agarró un niñito y lo alzó, riendo con su amiguito. Después se sentó allí en el suelo sucio. Muchachos se tiraron hacia él, colgándose sobre sus hombros. Él los agarró y los sentó sobre sus piernas. Jugando con todos, hasta que ya habían gozado en su presencia, se paró con la riza que le hace famoso. Casualmente entró al gimnasio para ver el torneo de su hijo. Los que llegaron a alabar a su héroe entraron con él, mano en mano, o se fueron a las corridas. Con alegría anunciaron que su ídolo había llegado al bario, proclamando que ellos lo tocaron, lo llamaron por su nombre, y él les regaló poco de su afecto. Observé este momento sagrado. Fue una pintura de Jesús, hace miles de años, cuando la gente buscaba y seguía tras el Hijo de Dios y no fueron rechazados. Desde ese sábado de revelación he visto a mi amigo imitar a Dios en muchas maneras. El pasa tiempo con los pobres, los que tienen hambre y los que no tienen donde vivir. Por medio de su fundación para los desafortunados en la comunidad, él ayuda a muchísima gente. Sus centros de enseñanza son lugares seguros donde la educación se anima y la imagen positiva de los estudiantes se promueve. Aquí se ofrece el entrenamiento necesario para sobrevivir. El es un ‘coach’ voluntario, cuando pudiera viajar y levantar su propio nombre. Todo el mundo lo ve ser un aficionado de sus hijos mientras ellos juegan a la bola. Durante estos momentos su niñita descansa en los brazos protectivos de su padre. Si está guiando un grupo de atletas jóvenes, no solo los anima en la cancha, él es el chofer y el que trae la pizza para que coman después de la práctica. ¿Tal vez me preguntas como lo sé que él es un imitador y no solamente un hombre quien hace buenas obras en la comunidad? Por esto lo se: Es un hecho que todos en nuestra ciudad saben. El está enamorado con el Señor. No tiene vergüenza por las Buenas Nuevas, porque invita a los niños en sus equipos que lleguen temprano a la práctica para que él les pueda leer la Biblia y estudiar la Palabra de Dios con cualquier joven que se siente junto a él. ¿Ser imitador de Dios? ¡Es posible! ¡Yo lo he visto con mis propios ojos! Mi oración para hoy: Padre, cuando tú nos invita a imitarte es un honor. Nunca dejes que yo te avergüence. Perdóname cuando no practico ser un imitador tuyo. miércoles, agosto 6 Aplicación: Haga una lista de las muchísimas cosas que haces cada día. ¿Cuáles actividades incluyen “imitar a Dios”? Efesios 4:17 – Efesios 5:12 son versículos que describen el camino del Cristiano. Léalos y pídale a Jesús que le conforme a Su imagen. jueves, agosto 7 Puntos para reflexionar: Amando a los niños no es la única manera en que se puede imitar a Dios. Cuando él anduvo esta tierra, Jesús realizó muchos hechos. Cada uno de nosotros hemos sido llamados para usar los dones únicos que Dios nos regaló. ¿Qué puedes hacer en tu vida diaria para imitarle a Él? ¿Cuándo otros te observan, ven tu vida como la vida de una mujer que es una ‘imitadora’? ¿Conoces imitadores en tú círculo de amistades? ¿Qué has hecho para animarles en su camino? viernes, agosto 8 Versículos para recordar: Mateo20:34, “Jesús tuvo compasión de ellos, y les tocó los ojos. En ese mismo instante, los ciegos pudieron ver de nuevo, y siguieron a Jesús.” (BLS) Mateo 25:34-36, “Entonces yo, el Rey, les diré a los buenos: "¡Mi Padre los ha bendecido! ¡Vengan, participen del reino que mi Padre preparó desde antes de la creación del mundo! Porque cuando tuve hambre, ustedes me dieron de comer; cuando tuve sed, me dieron de beber; cuando tuve que salir de mi país, ustedes me recibieron en su casa; cuando no tuve ropa, ustedes me la dieron; cuando estuve enfermo, me visitaron; cuando estuve en la cárcel, ustedes fueron a verme". (BLS) Lucas 12:15, “Miró entonces a los que estaban allí y les dijo: "¡No vivan siempre deseando tener más y más! No por ser dueños de muchas cosas se vive una vida larga y feliz". (BLS) Juan 4:34, “Pero Jesús les dijo: ‘Mi comida es obedecer a Dios, y completar el trabajo que él me envió a hacer.’ ” (BLS) Gálatas 6:2, “Cuando tengan dificultades, ayúdense unos a otros. Esa es la manera de obedecer la ley de Cristo.” (BLS) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Laura A. Colón González, editora Judith Hernández: judithhernandez.blogspot.com Janet Eckles: http://www.janetperezeckles.com/ Ángela Vásquez Ana Stine
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog