lunes, 9 de marzo de 2009
Por Wendy Blight Miembro del Equipo de conferencistas de Proverbios 31, Ministerios para la mujer Versículo clave: Éxodo 14:21, “Moisés extendió su brazo sobre el mar, y toda la noche el Señor envió sobre el mar un recio viento del este que lo hizo retroceder, convirtiéndolo en tierra seca. Las aguas del mar se dividieron…” (NVI) Hoy lee el capítulo entero. Escribe el versículo. Memorízalo martes, el 10 de marzo Devocional: ¿Te sientes sola?¿Sientes cómo que Dios está muy lejos?¿Sientes que está muy oscuro y tienes miedo?En un punto de mi vida, yo respondí, “sí” a todas estas preguntas. Después de un trágico accidente en mi vida, el miedo llenó mi corazón. Dios parecía tan lejos. Yo me sentía completamente sola. Fue entonces cuando Dios colocó una historia familiar en frente de mí. Se encuentra en el libro de Éxodo capítulo 14. Cuenta la historia de los israelitas escapando de la esclavitud de Egipto. Inicialmente, el Faraón estuvo de acuerdo en dejar ir a la gente de Dios, pero pronto, después de que se fueron, él cambió de parecer. Él comenzó a perseguirlos junto con 600 de sus mejores hombres de guerra. El acercamiento de estos soldados asustó a los Israelitas. Ellos clamaron a Moisés. Moisés les recordaba las promesas de Dios, que Él los liberaría. Pero las circunstancias decían otra cosa. Ellos escuchaban el resonar de los carruajes tras ellos persiguiéndolos. Y veían el gran montón de agua bloqueando su única salida. ¿Puedes imaginarte su terror? La realidad que ellos conocían era que los mejores soldados de Faraón los perseguían, y había un obstáculo gigantesco: un mar oponiéndose a su escape. El pueblo de Dios no tenía ni idea del milagro que les esperaba. Cuando Moisés alzó sus manos sobre el Mar Rojo, dice la escritura “Moisés extendió su brazo sobre el mar, y toda la noche el Señor envió sobre el mar un recio viento del este que lo hizo retroceder, convirtiéndolo en tierra seca.” (Éxodo 14:21). Los Israelitas no pudieron ver lo que Dios estaba haciendo porque era de noche. En medio de la oscura noche Dios trabajó sin descanso a favor de sus hijos para liberarlos, así como lo había prometido. Era como si las palabras de la historia salieran de la escritura y vinieran a mi vida oscura, a mi corazón desolado. Aunque los israelitas no podían ver o escuchar a Dios, Él estaba trabajando en medio de su oscuridad. Yo tampoco podía “ver” o “escuchar”, pero Él estaba trabajando a mi alrededor de maneras invisibles; presente y activo. Trabajando a mi favor para sostenerme en mis momentos más oscuros.En la oscuridad tenemos dos alternativas. Podemos tomar los problemas en nuestras propias manos, volviéndonos al alcohol o las drogas para anestesiar nuestro dolor. Tal vez buscamos el consejo de los amigos o el libro de auto ayuda que nunca terminamos. Nunca sabemos si realmente algo de esto era parte del camino hacia la sanidad y plenitud. O podemos mirar a Dios, abrir su palabra y saber que Él garantiza sanidad y plenitud. ¿Te gustaría que la verdad de la palabra de Dios se hiciera realidad en ti? ¿Te gustaría que Él viniera a tu lado? Necesitas pedírselo. El Señor lo prometió “Me buscarán y me encontrarán, cuando me busquen de todo corazón.” (Jeremías 29:13) No tienes que sentirte sola, solamente busca a Dios. Mi oración para hoy: Amado padre celestial, es tan difícil caminar en la oscuridad. Te siento tan lejos. Me siento muy sola. Gracias por la promesa de que nunca me dejarás o me desampararás, y que no hay nada en toda la creación que pueda separarme del amor que tengo para ti y para tu hijo. Camina muy cerca de mí durante este tiempo de oscuridad. Dios háblame. Dame esperanza. Muéstrame el tesoro en la oscuridad. En el nombre de Jesús, Amén. miércoles, el 11 de marzo Aplicación: A veces Dios deja que circunstancias difíciles hagan una poderosa obra de transformación en nuestras vidas. ¿Puedes examinar tu corazón y preguntarle honestamente al Señor si tal vez esas circunstancias son una parte más grande del proceso que Él está usando para hacerte más como Él? Escribe lo que aprendas. jueves, el 12 de marzo Puntos para reflexionar: Reflexiona en el verso de Isaías 61:1. “El Espíritu del Señor omnipotente está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado a sanar los corazones heridos, a proclamar liberación a los cautivos y libertad a los prisioneros…” (NVI)Deja que Dios el Sanador, Jesús el Redentor venga a consolar tu duelo, a mostrarte el camino a la libertad, y a sacarte de la oscuridad. Él está esperando. viernes, el 13 de marzo Versículos para recordar: 1 Juan 1:5b, “Dios es luz y en él no hay ninguna oscuridad.” (NVI) Romanos 8:38-39, “Yo estoy seguro de que nada podrá separarnos del amor de Dios: ni la vida, ni la muerte, ni los ángeles, ni los espíritus, ni lo presente, ni lo futuro, ni los poderes del cielo, ni los del infierno, ni nada de lo creado por Dios. ¡Nada, absolutamente nada, podrá separarnos del amor que Dios nos ha mostrado por medio de nuestro Señor Jesucristo!” (BLS) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Laura A. Colón González, editora Judith Hernández: http://www.judithhernandez.blogspot.com Ana Stine Wendy Bello Ángela Vásquez Lupe Coka © 2009 by Wendy Blight. All rights reserved.

Compartir en Facebook

Archivos del Blog

Buscar en este blog

Cargando...