lunes, 6 de abril de 2009
por Van Walton Miembro del Equipo de conferencistas de Proverbios 31, Ministerios para la mujer Versículo clave: “Mujer ejemplar, ¿dónde se hallara? ¡Es mas valiosa que las piedras preciosas!” Proverbios 31:10 (NVI) Hoy lee el capítulo entero. Escribe el versículo. Memorízalo martes, el 7 de abril Devocional: ¿Se ha preguntado alguna vez cuál es su valor? Vuelva a leer el versículo clave de esta semana. ¡Imagínate! En los ojos de Dios, tu valor es más cuantioso que el de las piedras preciosas. Dios es nuestro creador, amándonos a cada una porque nos hizo con todo su orgullo, para mostrarle al mundo que la mujer es especial. Pon atención a esta historia, dándote cuenta de que tú eres el jarrón bellísimo, esa jarra única. El alfarero pasaba sus días junto al río sacando barro fresco con sus manos, escogiendo bastante tierra para crear la vasija perfecta. Un día él soñó acerca de una vasija que iba a colocar en su ventana. Su plan era mostrar este jarrón a todos los que pasaran frente a su casa. Cualquier persona que viera este arte único sería cambiada por la pura existencia de este jarrón. El alfarero andaba por los lados del río donde encontró el barro que necesitaba y se lo llevó a casa. Allí en su lugar de trabajo, sacó el barro y empezó a arreglar su masa. Mezcló el barro, pegándolo y estirándolo. Tiró la mezcla contra la mesa asegurándose que no había huecos de aire. Trabajando con el barro lo amasó y, poco a poco, lo transformó a un diseño único. Con sentimientos profundos miraba hacia la ventana porque un día iba a poner su creación allí. Finalmente, al culminar el día, se puso de pie admirando su trabajo. Deleitado, exclamó, “Esto es bueno. Esto es muy bueno.” Allí ante sus ojos estaba un jarrón bellísimo con curvas perfectas, asas delicadas, bordes ondulados y una base sólida. El alfarero usó sus dedos para firmar su marca en el jarrón. Escogió piedras preciosas para decorarlo. Estaba completo. Abriendo el horno, puso el jarrón en el fuego. La obra se cocinó durante muchos días y cuando abrió el horno y sacó el arte acabado, él sonrió. “¡Maravilloso!” Sus planes se habían desarrollado de la misma manera que él había soñado. Colocó la jarra en la ventana pero no había acabado. Ahora tenía que darle vida y propósito. La llenó con agua y flores perfumadas y coloradas. El trabajo se había terminado pero su propósito viviría por la eternidad porque cada persona que pasaría por este lado querrá saber quién la creó. ¿Sabes que Dios es El Alfarero? La Biblia dice, “A pesar de todo, Señor, tú eres nuestro Padre; nosotros somos el barro, y tú El Alfarero. Todos somos obra de Tu mano.” Isaías 64:8 (NVI) Dios tuvo un plan cuando te creó. “Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes, afirma el Señor, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.” Jeremías 29:11 (NVI) Tú eres una hechura especial. Dios desea que brilles para traerle a Él la gloria. Cuando nos enfocamos en sus planes y no en nuestras expectativas, la vida cambia. Como el florero en la ventana, deja que tu vida sea formada en las manos de Dios. Él hará una diferencia, trayendo belleza y luz al mundo. Recuerda que, “Cuando Dios nos dio la buena noticia, puso, por así decirlo, un tesoro en una frágil vasija de barro. Así, cuando anunciamos la buena noticia, la gente sabe que el poder de ese mensaje viene de Dios y no de nosotros, que somos tan frágiles como el barro.” 2 Corintios 4:7 (BLS) Mi oración para hoy: Dios, Tú eres el Creador. ¡Tú me hiciste! Perdóname por no haberte reconocido como El Alfarero de mi vida. Toda mi vida he caminado tras mis ideas de quien soy. Hoy quiero dar vuelta y seguirte a ti. Padre Santo, muéstrame cómo darte el control de mi vida. Quiero ser el barro. Fórmame y hazme una mujer tuya. Oro en el nombre de Jesús, tu Hijo, Amen. miércoles, el 8 de abril Aplicación: ¿En realidad crees tú que Dios es tu creador? Vive como una mujer con el valor del cielo. Dios es el Rey del universo. ¡Si tú eres hija de Él, entonces eres una princesa! Reúnete con unas amigas para estudiar la Biblia y encontrar lo que dice la Palabra de Dios sobre el valor de la mujer. Puedes empezar con el estudio de todos los versículos que se encuentran en este devocional. Recursos sugeridos: ¿Qué hago ahora? Màs recursos jueves, el 9 de abril Puntos para reflexionar: ¿Por qué me creo ser inferior, una mujer sin valor? ¿Cuáles mentiras espirituales y emocionales creo? ¿Puedo empezar hoy una vida de creer que tengo más valor que piedras preciosas? viernes, el 10 de abril Versículos para recordar: Génesis 2:7, “Dios, con el barro de la tierra, creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó,” (BLS) Salmos 139:13-14, “Dios mío, tú fuiste quien me formó en el vientre de mi madre. Tú fuiste quien formó cada parte de mi cuerpo. Soy una creación maravillosa, y por eso te doy gracias. Todo lo que haces es maravilloso, y de eso estoy bien seguro!” (BLS) Laura A. Colón González, editora © 2009 by Van Walton All rights reserved.

Compartir en Facebook

Archivos del Blog

Buscar en este blog

Cargando...