lunes, 12 de noviembre de 2012


Lynn Cowell

Pero ahora, así dice el Señor, el que te creó, Jacob, el que te formó, Israel:
‘No temas, que yo te he redimido; te he llamado por tu nombre; tú eres mía. A cambio de ti entregaré hombres; ¡a cambio de tu vida entregaré pueblos! Porque te amo y eres ante mis ojos preciosa y digna de honra.’” Isaías 43:1,4 (NVI)
         
Lectura:

Mi corazón late desenfrenadamente. “¡Apúrate, apúrate! ¡Te la vas a perder!”

Pensarías que nunca he visto esta película antes. Pero la he visto una y otra vez. Sé que el héroe vendrá al rescate justo en el último segundo y demandará “¡ella sale libre!” al capitán y la tripulación. Sé que él arriesgará su vida para salvar la de ella.

No importa que ya sepa lo que pasará. La emoción de la persecución y un heroico rescate siempre ponen a latir mi corazón.

Sé que no estoy sola en esto. Innumerables mujeres se acomodan en sus sofás para ver las mismas películas para chicas una y otra vez, especialmente aquellas en que el héroe da todo por salvar a la chica. Como aquella que ha sido rescatada en las películas, nosotras queremos ser deseadas, peleadas, buscadas. Y lo somos.

Nuestro rey y creador nos está buscando, pero es aún mucho mejor que las películas.  Él dio su vida y pagó un gran precio para venir y rescatarnos.

Ha habido ocasiones en las que he visto a Jesús como mi salvador, mi pastor y mi amigo. Pero no fue sino hasta que leí estos versículos y que me di cuenta de la magnitud de su amor por mí, que vi qué tan valiosa soy para él.

“No temas, que yo te he redimido; te he llamado por tu nombre; tú eres mía. Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te cubrirán sus aguas; cuando camines por el fuego, no te quemarás ni te abrasarán las llamas. Yo soy el Señor, tu Dios, el Santo de Israel, tu salvador; yo he entregado a Egipto como precio por tu rescate, a Cus y a Seba en tu lugar. A cambio de ti entregaré hombres; ¡a cambio de tu vida entregaré pueblos!”

¿Él renunciaría a todo eso sólo por mí? ¡Qué loco! Pero ese es el amor radical que revolucionó mi vida.

Cuando aprendí estos versículos, empecé a ver un lado de Jesús que nunca había visto antes. Él me busca. Él me ama más que nadie. Y él quiere ser mi todo.

Esta verdad satisfizo una profunda añoranza que ni siquiera sabía que tenía. Era lo que quería entonces, y lo que aún necesito saber. Este es el amor que llena los vacíos de mi corazón deseoso que pregunta: “¿Soy lo suficientemente valiosa para ser buscada?”

Sí. Lo soy. Y lo eres tú también, mi amiga. Tú también lo eres.

Amado Dios, esta parte de mí que quiere ser buscada y rescatada tú la creaste. Tú la creaste para ser llenada por tu amor incondicional. Gracias porque tú nunca te cansarás de mí ni dejarás de buscarme. Tú me quieres. En el nombre de Jesús, Amén.

Cuando compras algún recurso a través de los Ministerios Proverbios 31 dejas una huella en la eternidad porque tu compra apoya las diversas esferas que sin costo alguno ofrece este ministerio para dar esperanza. Quisiéramos competir con los precios que ofrecen los enormes almacenes que venden en línea, pero sencillamente no podemos hacerlo. Por lo tanto, agradecemos muchísimo todas y cada una de las compras que hagas con nosotros. ¡Gracias!
  


Escribe el Salmo 45:11 en una tarjeta e incluye tu nombre: “El rey está cautivado por ______________.” En las siguientes semanas, cuando te sientas rechazada, abatida o vulnerable recuerda esta verdad: ¡tu rey está cautivado por ti!

Piensa en una ocasión en la que no te sentiste querida o buscada. Reescribe esa historia en tu corazón, sabiendo que esta vez Jesús está ahí para llenar ese rechazo y vulnerabilidad. Cuando este recuerdo regrese, ¡reemplázalo con la verdad de que Dios cambiaría todo el mundo por ti!

Versículos poderosos:
Juan 3:16, “Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.” (NVI)

Sofonías 3:17, “Porque el Señor tu Dios está en medio de ti como guerrero victorioso. Se deleitará en ti con gozo, te renovará con su amor, se alegrará por ti con cantos.” (NVI)


© 2012  de Lynn Cowell. Todos los derechos están reservados. 

Proverbios 31 Ministerios para la mujer                                                                              616-G, Matthews-Mint Hill Road                                                         
Matthews, NC 28105                                                                         


 

Compartir en Facebook

Archivos del Blog

Buscar en este blog

Cargando...