lunes, 28 de mayo de 2012

 “Los pensamientos del sabio lo llevan por el camino correcto
Eclesiastés 10:2 (PDPT)

Lectura:

Hay veces en las que no escojo bien.
Veo cosas en la televisión que empañan mi corazón. Me comporto en formas que dañan mi matrimonio. Gasto dinero que no tengo, digo cosas que no quiero, dejo cosas sin terminar. Reacciono con ira y no represento bien a Jesús.
Tengo vacíos: vacíos internos que me limitan y me definen. Y que se ven.
Si ese fuera el final de mi historia, yo estaría en serios problemas. Rompería cosas que no podrían arreglarse, destruiría cosas que no podrían restaurarse. Dañaría relaciones irreparables. Viviría insatisfecha y orgullosa, sin que mi alma se sintiera tranquila. Solitaria…algunas veces mis vacíos han producido ese sentimiento. 
Pero hay otro elemento en mi historia, y me da una gran esperanza. Jesús... con la habilidad sobrenatural para llenar incluso mis lagunas más grandes... me atrae hacia él, me pide que elija lo que hará que mi alma esté bien. Es una elección importante que cada creyente debe hacer. La elección que dará llenura.
La decisión de elegir lo que hará bien a nuestra alma no siempre es fácil. A veces nos obliga a terminar con algo que nos encanta, que se ha convertido en un hábito tóxico. A menudo nos pide que renunciemos a nuestra voluntad por la voluntad del Padre.
Me encanta el versículo de hoy en Eclesiastés que habla de esta elección: "Una persona sabia elige el camino correcto..." Este versículo nos muestra que incluso cuando las cosas suceden sin nuestro permiso o por la elección de otro, todavía tenemos una opción en lo que vamos a hacer a continuación.
En mi libro, “{w}hole” (Vacíos), comparto la historia de mi familia, involucrada en un escándalo que viró nuestras vidas al revés cuando estaba en la universidad. A raíz de nuestra crisis, yo no elegí bien... actué de forma que en última instancia, me perjudicó a mí ya otros.
Pero en cierto momento decidí que quería ser diferente. Yo quería ser mejor y permitirle a Dios que cambiara mi curso, comprometiéndome a la verdad, aunque fuera doloroso. Fue una elección de la que nunca me he arrepentido, una opción que me puso en el "camino correcto", un camino que conducía a la sanidad y a sentirme llena.
La llenura, bienestar del alma, no viene a los que están comprometidos a medias. Es para la persona que está cansada de vivir para sí misma o como víctima de sus experiencias... el que quiera encontrar su verdadera identidad... el que tiene el éxito del mundo y todavía anhela algo más. La llenura está a disposición de la persona que quiere dejar de ser definida o limitada por algo y está dispuesta a hacer lo que sea necesario para cambiar.
Vale la pena el sacrificio que debemos pagar para el beneficio de nuestra alma. La abundancia de la alegría, la riqueza de la gracia de Dios, la estabilidad de la verdad y la llenura son nuestras cuando decidimos que ya no estamos dispuestas a vivir con vacíos; en cambio, deseamos estar completas, llenas.
Cuando ofrecemos nuestros vacíos a Jesús, le damos la oportunidad de llenarlos con él.
Y eso amada amiga, es elegir siempre bien.
Amado Señor: quiero elegir bien. Ayúdame a estar en mi camino hacia la llenura y la sanidad. Te pido que me des la fuerza de terminar con los hábitos que necesito acabar. Ayúdame a no invertir en cosas que desgastan mi corazón. En cambio ayúdame a buscarte más y a sacar de lo profundo de tu pozo sabiduría, paz y amor. En el nombre de Jesús, amén.  …


Pasos para la aplicación:
¿Cómo has escogido bien en tu vida (cosas que te han traído libertad, etc.)? Cuando no has escogido bien, ¿cuál ha sido la diferencia, y qué puedes aprender?

Cuando compras algún recurso a través de los Ministerios Proverbios 31 dejas una huella en la eternidad porque tu compra apoya las diversas esferas que sin costo alguno ofrece este ministerio para dar esperanza. Quisiéramos competir con los precios que ofrecen los enormes almacenes que venden en línea, pero sencillamente no podemos hacerlo. Por lo tanto, agradecemos muchísimo todas y cada una de las compras que hagas con nosotros. ¡Gracias!

Visítanos en facebook



¿Que necesito para hacer para tomar mejores decisiones? ¿Hay algo que necesito dejar que me mantiene lejos de mi llenura?

Versículos que te darán fuerza:
1 Tesalonicenses 5:23-24,  “Y el Dios de paz os santifique en todo; para que vuestro espíritu y alma y cuerpo sea guardado entero sin reprensión para la venida de nuestro Señor Jesucristo. Fiel es el que os ha llamado; el cual también lo hará.” (RVA)

Isaías 56:4,  “Porque así dice el Señor: «A los eunucos que observen mis sábados, que elijan lo que me agrada, y sean fieles a mi pacto.” (NVI)

Isaías 9:6, “y se le han puesto estos nombres: Hacedor de grandes planes, Dios invencible, Padre eterno, Príncipe que trae la paz”. (PDT)

© 2012 de Lisa Whittle. Todos los derechos están reservados.  

Proverbios 31 Ministerios
para la mujer 
616-G, Matthews-Mint Hill Road 
Matthews, NC 28105
www.proverbs31.org


Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional.
Natasha Curtis
Veronica Young
Karina Córdova


lunes, 21 de mayo de 2012

Es cierto que con la verdadera religión se obtienen grandes ganancias, pero solo si uno está satisfecho con lo que tiene. 1 Timoteo 6:6 (NVI)

Lectura:

¿Vives tú en la tierra del “si tan solo”?

Si tan solo tuviera más dinero, entonces las cosas serían más fáciles.
Si tan solo perdiera 10 libras, entonces sería más feliz.
Si tan solo reconocieran mi talento, entonces me sentiría más apreciada.

Hace un tiempo, mi esposo y yo estábamos orando por su carrera. Pero la respuesta a nuestras oraciones no vino tan rápidamente como lo hubiéramos deseado. Con el tiempo, empecé a lamentarme con mis “si tan solo.”

Si tan solo recibiéramos dirección clara.
Si tan solo pudiéramos realizar el sueño que Dios puso en nuestros corazones.
Si tan solo, si tan solo, si tan solo…

Muy pronto, estos lamentos tomaron el control de mis pensamientos, de mis oraciones y de mi relación con mi esposo.

Las palabras del libro King’s Cross, escrito por Timothy Keller resaltaron en la página que leía:

“La Biblia dice que nuestro verdadero problema es que cada uno de nosotros basa su identidad en algo más que Jesús. Ya sea alcanzar el éxito en la carrera escogida o lograr tener cierta relación, o aún para levantarnos y caminar, nos decimos: Si llego a tener esto o lo otro, o si logro alcanzar mis deseos más profundos, entonces estaré bien.”

De pronto me di cuenta de que estas palabras se aplicaban a mi situación. Mi principal deseo había pasado de ser Dios mi principal anhelo a que ahora mis acciones y pensamientos giraban en torno a lo que no tenía y no podía controlar.

Entendí que el contentamiento no es algo pasivo, sino una fe activa que declara que Dios es suficiente. Yo estoy bien, no porque haya logrado perder peso o el éxito en mi profesión, o porque goce de la relación que anhelaba, o porque otros notan mis esfuerzos, sino porque mi principal deseo gira alrededor de un Dios fiel.

Esa noche, le confesé a mi esposo que yo no solamente había visitado la tierra del “si tan solo” sino que ¡me había mudado para allá! Y prometí que dejaría de enfocarme en lo que no estaba pasando en mi vida para enfocarme en los tesoros que tenía:

Hoy mi familia tiene alimento y un hogar seguro. Hoy puedo cargar a mi nieta y verla sonreír. Hoy puedo sentarme en la sala y reír con mi esposo. Hoy puedo ser tuya, Jesús, y eso es más que suficiente.

Amado Padre, Hoy declaro tu bondad y que tú eres suficiente para mí. En ti encuentro mi identidad y mi gozo. Te doy gracias por cuidar de mí. En el nombre de Jesús, amén.


Pasos para la aplicación:
¿Cuál es tu “si tan solo?” ¿Cuánto tiempo y energía le dedicas?

¿Qué decisión puedes tomar hoy para cambiar tu perspectiva del “si tan solo” a “solo Dios”?

Cuando compras algún recurso a través de los Ministerios Proverbios 31 dejas una huella en la eternidad porque tu compra apoya las diversas esferas que sin costo alguno ofrece este ministerio para dar esperanza. Quisiéramos competir con los precios que ofrecen los enormes almacenes que venden en línea, pero sencillamente no podemos hacerlo. Por lo tanto, agradecemos muchísimo todas y cada una de las compras que hagas con nosotros. ¡Gracias!

El libro, Lo que todo padre debe saber, escrito por Suzanne se podrá comprar en nuestra página de recursos

Chuck Swindoll dijo: “Lo increíble es que todos podemos decidir qué actitud tendremos en el día de hoy.”

Versículos que te darán fuerza:
Mateo 6:33, “Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.” (NVI)

Mateo 6:34, “Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas.” (NVI)

© 2012 de T.Suzanne Eller. Todos los derechos están reservados.

Proverbios 31 Ministerios para la mujer
616-G, Matthews-Mint Hill Road 
Matthews, NC 28105 
www.proverbs31.org

Natasha Curtis
Veronica Young





martes, 15 de mayo de 2012

Lynn  Cowell
 “…pues hay un tiempo para toda obra y un lugar para toda acción.” Eclesiastés 3:17B  (NVI)
         
Lectura:

No quería, y aun así lo hice.
Mi hija llegó a casa hambrienta, con frío y sucia después de una práctica de softball.  ElIa quería una merienda, hablar y un baño caliente, en ese orden. Yo quería continuar trabajando. Estaba avanzando y alejarme de mi computadora pararía mi progreso.
Pero, lo hice. Colocando mi computadora a un lado, puse en el horno microondas su merienda favorita y me senté a escuchar acerca del día de mi hija.
Eso no es tan fácil para mí. Como otras madres, las fechas límite me vienen a la mente. Fecha límite para el trabajo, para servir de voluntaria, para la cena y la fecha límite para lavar la ropa, todas me piden que les dé la prioridad. Algunas veces yo lo hago, pero ese día no lo hice.
Verás, el día anterior, en el proceso de tomar otra decisión de manejar bien el tiempo, recordé algo muy importante. Y ese “algo” me hizo llorar: mis hijas se irán todas muy pronto.  
Estos días en los que ellas estén en la escuela serán solo recuerdos antes de que me dé cuenta. Yo quiero escucharlas, darles mi atención completa y ser parte de sus recuerdos.
Eclesiastés me recuerda revisar en como uso mi tiempo.
 “…pues hay un tiempo para toda obra y un lugar para toda acción  (vs 3:17b) Los días de las historias de softball y los cuentos de la clase de alemán no esperan. Tengo que encontrar un equilibrio en cómo uso mi tiempo, sin descuidar las personas por una tarea.

Quiero conquistar la tentación de dejar lo que parece urgente sobrepasar a lo que verdaderamente es importante para mi cada día. La mayoría de nosotras tiene que trabajar, pagar las cuentas, responder correos electrónicos y hacer las tareas del hogar. Pero también es importante tomar tiempo para hablar, escuchar y ser buenos padres. 
Invertir en los niños, ya sea que sean los nuestros, nuestros sobrinos o sobrinas, nietos o nietas, vecinos o niños de la iglesia, es un privilegio. Ya sea que lo admitan o no, ellos quieren que nosotros escuchemos sus historias y aprendamos de sus días.
¿Te unirías a mí? Vamos a retirarnos de la computadora. Colocar nuestros teléfonos a un lado. Apagar la televisión. Y hagamos tiempo para escuchar y hablar con nuestros niños. Un día miraremos atrás y estaremos felices de haberlo hecho.
Amado Dios. Hoy quiero colocar a un lado lo que parece ser tan importante para darles a los que están cerca de mí, lo que necesitan: afirmación, atención, y afecto. Derrama amor para ellos a través de mí. En el nombre de Jesús, amén. 

Pasos para la aplicación:
¿Qué me aleja de aquellos a los que amo? ¿El teléfono? ¿La computadora? ¿La ropa sucia? ¿Cómo puedo colocar límites saludables entre el tiempo que paso haciendo estas cosas y la comunicación con otros que son más importantes que las tareas?

Cuando compras algún recurso a través de los Ministerios Proverbios 31 dejas una huella en la eternidad porque tu compra apoya las diversas esferas que sin costo alguno ofrece este ministerio para dar esperanza. Quisiéramos competir con los precios que ofrecen los enormes almacenes que venden en línea, pero sencillamente no podemos hacerlo. Por lo tanto, agradecemos muchísimo todas y cada una de las compras que hagas con nosotros. ¡Gracias!

LO QUE TODO PADRE DEBE SABER 



Ora por paz y fuerza para conquistar la tentación de las cosas urgentes que quieren sobrepasar lo que es verdaderamente importante.

Versículos que te darán fuerza:
Eclesiastés 3:1, “ Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo.”  (NVI)

© 2012  de Lynn Cowell. Todos los derechos están reservados.  


 
Natasha Curtis
Veronica Young



lunes, 7 de mayo de 2012

 Judith Hernández

“Ésta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye.” 1 Juan 5:14 (NVI)

Lectura:
Me sentía apta para el trabajo y me sentía capacitada para el mismo, pero cuando me comparé con otra candidata para el mismo trabajo perdí toda mi confianza.
Había solicitado un trabajo de intérprete para el cual me consideraba muy capaz. Había hecho varios cursos para interpretar, había estudiado ingles por varios años y el interpretar para los clientes era una labor adicional en casi todos mis trabajos. 

Coloqué la hoja de vida para el puesto, muy confiada en mis estudios y mi experiencia y mis aptitudes personales. Le oré a Dios que me permitiera trabajar como intérprete en esta ocasión. 

Entonces llegó la llamada para la entrevista.  Ese día caminé segura hacia esa sala donde cuatro personas me entrevistarían. También me harían un examen de traducción y otro de interpretación simulando un caso. Luego completé algunos documentos necesarios para contratar a alguien. No podía sino dar gracias a Dios porque sabía que ese trabajo ya era mío.  

El examen fue bien; el ejercicio de interpretar de maravilla. Y cuando salí, ya para despedirme, me encontré a otra mujer y la saludé.  Ella, al igual que yo, venía para la entrevista, los exámenes y el proceso de elección. Cuando compartí con ella supe que tenía grandes cualidades, y al igual que yo, también podría ser elegida para el trabajo. Mi corazón se entristeció; mi confianza se derrumbó; mi fe se desvaneció. 

Es tan fácil perder nuestra fe, por la duda… por la comparación.  

Cuando nos comparamos, siempre habrá alguien más grande que nosotros y más pequeño que nosotros, pero no habrá nadie igual que nosotros.

¿Sabías que Dios ha dado a cada una un don y un regalo perfecto para así usarnos? Él también tiene un lugar y un momento perfecto para usarnos a cada una de nosotras. Entonces, ¿por qué nos es tan fácil compararnos con otros y pensar que lo que tenemos no es válido, o pensar que lo que otros tienen es mejor?

Diferente no significa mejor. Simplemente Dios ha capacitado a cada una de nosotras con un don diferente para lo que hemos sido llamadas.
Fue tan fácil perder mi confianza, en mí misma y en mi Dios.

Todavía no sé si me llamarán para ese trabajo, o no, ¡si obtendré el puesto que estoy buscando o no! Pero hoy puedo decir que esta es la confianza que tengo acerca de Dios: “que si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye.” (1 Juan 5:14 (NVI)) Y con el trabajo o sin el trabajo continúo confiando en que Dios tiene lo mejor para mí y a su tiempo me lo dará.
Amado Señor: 

Por favor, no permitas que la duda y la comparación derrumben la confianza que tengo en ti y en tu palabra. Amado padre, que pueda confiar en ti, en mí  y en los dones  que has puesto en mí, sabiendo que en tu tiempo serán usados. En el nombre de Jesús, amén.

Pasos para la aplicación:Si la duda y la comparación te han hecho perder la confianza en ti y en Dios, busca versículos de la biblia que te confirmen lo que Dios tiene para ti, y confía que a su tiempo llegará. 

Recursos relacionados:
Cuando compras algún recurso a través de los Ministerios Proverbios 31dejas una huella en la eternidad porque tu compra apoya las diversas esferas que sin costo alguno ofrece este ministerio para dar esperanza. Quisiéramos competir con los precios que ofrecen los enormes almacenes que venden en línea, pero sencillamente no podemos hacerlo. Por lo tanto, agradecemos muchísimo todas y cada una de las compras que hagascon nosotros. ¡Gracias!





Puntos para reflexionar: ¿Alguna vez has dejado que la duda desvanezca tu confianza?
¿Algún día te comparaste con otra persona y perdiste la confianza en ti misma?
Hoy toma una libreta y escribe las cualidades y dones que Dios ha puesto en tu vida, reflexiona en ellas, y dale gracias a Dios por ellas.

Versículos que te darán fuerza:
Salmos 40:4,Dichoso el que pone su confianza en el Señor y no recurre a los idólatras ni a los que adoran dioses falsos.” (NVI)

Filipenses 3:3b, “…nos enorgullecemos en Cristo Jesús y no ponemos nuestra confianza en esfuerzos humanos.” (NVI)

Eclesiastés 3:1, “Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.” (RVR1960)

© 2012 de Judith Hernández. Todos los derechos están reservados.
Proverbios 31 Ministerios para la mujer 616-G, Matthews-Mint Hill Road Matthews, NC 28105 www.proverbs31.org
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog