lunes, 22 de octubre de 2007
lunes, octubre 22 Ánimo para hoy Por Susanne Scheppmann Conferencista y Escritora Certificada de Proverbios 31 Ministerios para la Mujer Versículo Clave: Proverbs 29:11, “El necio da rienda suelta a su ira, pero el sabio sabe dominarla” (NIV) Hoy lea el capítulo entero. Escriba el versículo. Memorícelo. martes, octubre 23 Devocional para Hoy: Hoy en día vivimos en una sociedad de enojo. La vía hacia el enojo es como una cabeza fea, como infracciones de tráfico pequeñas. Pequeñas irritaciones nos enfurecen. Corporaciones ofrecen cursos de como manejar la cólera para ayudarnos a lidiar con nuestros temperamentos. El enojo gobierna nuestras vidas. Yo comprendo el enojo. Mi hijo mayor era muy activo, al extremo. Cuando era una madre joven, yo me enojaba algunas veces con algunas de sus payasadas, pero nunca al punto de hacerle daño. Me daba cuenta que cuando mi ira salía como un silbido de comadreja, era tiempo para castigar a mi hijo por un rato. Yo necesitaba el descanso, y también él por su propia seguridad. Lo que debemos de darnos cuenta es que la ira por si misma no es un pecado. La ira es una emoción dada por Dios. (Marcos 3:5 y Juan 2:13-17) Ira es una emoción de respuesta a ciertas situaciones. Sin embargo cuando la ira empieza a consumirnos o nos convierte en gente de cólera incontrolable, es allí donde necesitamos buscar una guía y debemos aprender a manejarla. Afortunadamente, Dios nos da a los seguidores de Cristo, su propio manual de como manejar la ira. Efesios 4:26 dice: “Si se enojan, no pequen. No dejen que el sol se ponga estando aún enojados”. No puedo contar cuantas veces me he ido a la cama enojada con mi esposo. Me doy la vuelta y me quedo allí elaborando por horas en lo injusto que es, mientras que él ronca, en gran paz y en un profundo sueño. ¡Grrrr….. gruñe mi furia!. ¿Cómo se atreve a dormir cuando yo estoy furiosa? Cuando él se levanta se ve muy bien. Yo en cambio me levanto con una gran migraña. ¿Cuanto mejor yo me hubiera sentido si yo hubiese dejado mi ira y hubiera dormido con paz en mi corazón? Otro verso dice: “La respuesta amable calma el enojo, pero la agresiva echa leña al fuego.” (Proverbios 15:1 NIV). Yo aprendí la verdad de este verso con mis jóvenes. Ellos responden mucho mejor a una respuesta suave que cuando yo les azoto con una voz o un tono duro. Yo coloqué este verso en todas partes, en mi casa y hasta en mi carro. El verso me recuerda que yo puedo escoger entre ira y gentileza. Era mi decisión, yo podía hacerlo con ternura o podía dejar salir mi tapón emocional. Y hacerlo con enojo. Entonces, ahora cuando la ira me amenaza a que va a ir tras de mi. Yo tomo mi libro de manejo de ira. Busco en la escritura para determinar cuales versos se aplican a mis circunstancias inmediatas. Yo quiero ser sabia en mi coraje, no como una tonta que se destapa como una comadreja. Mi oración para hoy: Amado Dios enséñame a como controlar mi ira. Ayúdame a no encolerizarme fuera de control con la gente que amo más. En el nombre de Jesús. Amen miércoles, octubre 24 Aplicación: Estudia los versos de la escritura que encontramos en el devocional de hoy. Escríbelos en una tarjeta de estudio y ve a ellos en esos momentos en que sientas que tienes problemas de ira. Mantenlos a la mano en caso que los necesites para futuro jueves, octubre 25 Puntos para Reflexionar: ¿Con que tipo de circunstancias sueles enojarte? ¿Me quedo con ese enojo por varios días? ¿Uso palabras amables cuando estoy disgustado por algo? viernes, octubre 26 Versículos para Recordar: Eclesiastés 7:9,“ No te dejes llevar por el enojo que sólo abriga el corazón del necio.” (NVI Proverbios 29:8, “Los insolentes conmocionan a la ciudad, pero los sabios apaciguan los ánimos.” (NVI) Salmos 145:8, “El SEÑOR es clemente y compasivo, lento para la ira y grande en amor.” (NIV) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Angela Vásquez Ana Stine Judith Hernandez
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog