lunes, 15 de octubre de 2007
lunes, octubre 15 Ánimo para hoy Por Micca Campbell Conferencista y Escritora Certificada de Proverbios 31 Ministerios para la Mujer Versículo Clave: Génesis 39:7 “Aconteció después de esto, que la mujer de su amo puso los ojos en José y dijo: 'Duerme con migo'.” (RV) Hoy lea el capítulo entero. Escriba el versículo. Memorícelo. martes, octubre 16 Devocional para Hoy: Lo admito yo era una aficionada de telenovelas y cuando era una jovencita me atraía el romance y el drama., Yo tomaba la verdadera vida como si fuera una adulta. ¡Claro que estaba equivocada! Aunque había suficiente drama en vida, romance era algo que tenia que ser planeado la mayor parte del tiempo. La verdadera vida no es lo que nosotros vemos en televisión o lo que leemos en las novelas de romance. Es mas. Esas imágenes pueden ser peligrosas para todos, tanto solteros como casados. Cuando nuestras ideas acerca de la vida no nos satisfacen, estamos tentadas a mirar a otras opciones. Novelas, pornografía, y novelas de romance te animan a actitudes riesgosas que nos pueden llevar al pecado. Muy a menudo las personas casadas creen que est bien que solo miren o sueñen con uno u otra persona que no es su esposo, siempre y cuando no hagan nada con la otra persona. Igualmente, algunas personas solteras piensan que pueden codiciar a otro, mientras vivan “puros físicamente.” Jesús dijo, “Pero yo les digo que cualquiera que mira a una mujer y la codicia ya ha cometido adulterio con ella en el corazón.” (Mateo 5:28 NVI). Eso es para nosotras las chicas también. Yo me imagino que la esposa de Pótifar, habría podido ser “la primera esposa desesperada.” Ella no tenía televisión o una novela de romance para leer. Ella tenía a algo mejor a José. El era la cabeza de la casa, el que estaba a cargo, quien convenientemente vivía en su casa, y la placía al verla. Sin saberlo, José estaba apunto de convertirse en la presa de una esposa desesperada. No fue. Como si la mujer Egipcia hubiera visto a José y de un momento a otro, le hubiese pedido a José que se acostara con ella. ¡No! Nuestro verso clave dice que ella “puso sus ojos en José,“ y le hablaba día tras día. En otras palabras ella lo observaba y ella soñaba con el hasta que su pensamiento pecaminoso la llevó a la acción. Su esposo debió haber sido para ella como “algo que cubría sus ojos” de todos los otros hombres. En cambio con la lujuria en su corazón fue atrevida y sin vergüenza en su pecado. ¿Cómo nos mantenemos para no caer en ese pecado? Debemos seguir el ejemplo de Job. “Yo había convenido con mis ojos no mirar con lujuria a ninguna mujer.(o hombre)” (Job 31:1). Cada una de nosotras tenemos la responsabilidad de hacer un pacto con nuestros ojos. Recuerda la canción de los niños que se canta mucho en las escuelas dominicales: “Cuidadito los ojitos lo que miran. Cuidadito los ojitos lo que miran. En el cielo esta el Señor y el nos mira con amor, cuidadito los ojitos lo que miran.” Podemos proteger nuestro ojos al escoger no ver películas, pornografía o películas de televisión, que colocan la sexualidad de una manera atractiva y nos puede guiar hacia el pecado. Nuestro propio esposo debe ser cobertura para nuestros ojos que nos proteja de ver a otros. Además el pasto no es siempre más verde en el otro lado. También me doy cuenta que nosotras somos seres humanas y tenemos errores. Nadie es perfecto en este lado del cielo. Y es por eso que es tan importante estar en guardia. Otra manera sana de estar en guardia es comprometernos a controlar todo pensamiento inicuo y ponerlo rápidamente fuera de nuestras mentes. La tentación no es un pecado, es cuando nosotros nos quedamos en la tentación que somos guiados a acciones pecaminosas. No seas como la esposa de Pótifar. Pídele a Dios que te de ojos para el esposo que ya tienes. Mi oración para hoy: Amado Dios, Perdóname cuando he caído un poco. Yo me comprometo con tigo a llegar cautivo todo pensamiento inicuo que pueda llevarme al pecado. Que todos mis pensamientos sean placenteros a ti. En el nombre poderoso de Jesús. miércoles, octubre 17 Aplicación: Si tienes problemas en esta área, búscate una compañera en la que puedas confiar y a la que le puedas dar cuentas y cuéntales tus problemas y luchas. Comprométanse a ser responsable la una con la otra a las verdades de Dios y a orar a una por la otra. Cuando estos pensamientos lleguen a tu mente, ve a la palabra de Dios, a la oración y a tu compañera de responsabilidad. jueves, octubre 18 Puntos para Reflexionar: ¿De que formas puedes proteger tus ojos de pensamientos inicuos? Practica pensar en lo que es puro y recto. ¿Eres adicta a las novelas de la televisión y literatura romántica? Si es así, ¿que pasos tomaras hoy para alejar esto de tu vida? viernes, octubre 19 Versículos para Recordar: 2 Corintios 10: 5, “ Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo.” (NVI) Filipenses 4: 8, “Por último, hermanos, consideren bien todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio” (NVI) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Angela Vásquez Ana Stine Judith Hernandez
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog