lunes, 20 de octubre de 2008
por Lysa Terkerust Conferencista de Proverbios 31 Ministerios para la mujer Versículo clave: Salmos 73:26, “Podrán desfallecer mi cuerpo y mi espíritu, pero Dios fortalece mi corazón; él es mi herencia eterna.” (NVI) Hoy lea el capítulo entero. Escriba el versículo. Memorícelo. martes, 21 de octubre Devocional: ¿Buena mamá?¿Mala mamá?¿Buena mamá?¿Mala mamá? ¿Alguna vez te has sentido como si fueras la pelota de ping pong en un juego muy reñido, estando constantemente entre “buena madre” y “mala madre”? En un minuto tengo una charla con mi hijo y al final soy… ¡BUENA MAMA! Después recibo un correo electrónico de la maestra donde pone una lista de tres padres que no han devuelto los permisos para sus hijos, y yo estoy en la lista que todo el mundo puede ver… ¡MALA MAMA! Calmadamente manejo el estrés de la rutina de la mañana… ¡BUENA MAMA! Pero después en la tarde, al hacer las tareas, la irresponsabilidad de mi hijo acerca de un proyecto de último momento me envía casi al borde de la irritación. Y siento que los músculos de mi cuello están tensos y también mi voz… ¡MALA MAMA! Me aseguro de que empaquen algo saludable para el almuerzo… ¡BUENA MAMA! El horario de la tarde es un caos, y termino dándole un endulzado cereal en la noche, en lugar de la cena…. ¡MALA MAMA! Algunas veces me siento como la pelota de ping-pong entre buena y mala. Ayer en la mañana me senté en la mesa de la cocina, luego de dejarlos a todos donde debían estar y comencé a llorar. Hace tiempo que creía que el tener hijos fue lo más maravilloso que había podido pasar en mi vida. Otros días yo siento que la función de ser madre de esta pequeña gente me está llevando al borde de la locura. Hace poco yo estaba charlando con mi amiga Rene en el teléfono. De repente el tema de criar a nuestros hijos comenzó. Yo empecé a reírme, y le dije a Rene que hay tantos días en que me parecía que pasábamos las mismas experiencias. Le conté que estaba a punto de un ataque de nervios y luego pasé un tiempo con Jesús y Él hizo que me sintiera mejor. René bromeo conmigo diciendo: “¿Bueno, no es allí donde la mayoría de nosotras vivimos casi todos los días?” No es que estemos todos los días a punto de un ataque de nervios, pero vivimos en un mundo totalmente dependiente de Dios. Se que como madre vivo en una necesidad constante de su amor, su ánimo, su sabiduría, su perspectiva, su fuerza, su paciencia y su gracia. Todo lo que hago bien como madre es por los constantes diálogos que tengo con Dios. Todo lo que hago mal como madre es porque trato de hacer las cosas con mi propia fuerza y me maltrato tratando de hacerlo. Es allí donde la gracia llega, y yo necesito mucha gracia. La gracia de Dios llega y dice. “Lysa, tú lo estas haciendo mejor de lo que piensas. Para qué pasártela sintiéndote de buena a mala y de mala a buena. En los buenos momentos regocíjate y agradéceme. Y en los momentos que no son tan buenos, llámame rápidamente.” Y repentinamente se me ocurrió; con Dios nunca soy una mala mamá. Yo puedo tener un mal momento…o dos…o siete. Pero unos pocos malos momentos no me definen como una mala madre. La gracia de Dios esta allí para cubrirme. Y aun en el medio de un mal momento, me interrumpe, me redirige y me cambia. El perdón esta ahí... El amor esta ahí. Una segunda oportunidad esta ahí. Tú eres una buena mamá, amada amiga, aunque, así como yo, hayas tenido algunos malos momentos. Tú eres la madre que Dios sabia que necesitarían tus hijos. Te animo a vivir en esa verdad hoy. Mi oración para hoy: Amado Dios, ser una madre es un gran privilegio, privilegio que puede ser un gran reto algunas veces. Enséñame a depender de ti en todas las acciones y en todas las reacciones. Y cuando haga algo mal, por favor ayúdame a no definirme como la madre que falla. Ayúdame a definirme solamente por tu amor que me da seguridad y tu gracia que me cubre. En el nombre de Jesús Amen. miércoles, 22 de octubre Aplicación: Encuentra un versículo hoy que te pueda ayudar durante los momentos de enojo o frustración con tus hijos. Puedes usar la escritura del devocional de hoy. O puedes buscar en tu Biblia para unas palabras positivas que se apliquen a tu situación personal. Cuando te sientas frustrada recuerda lo que has memorizado y repítelo pidiéndole al Señor que te de una respuesta sabia, en vez de tus sentimientos naturales. jueves, 23 de octubre Puntos para reflexionar: ¿Tienes problemas con quién eres ante los ojos de Dios? ¿Oyes las mentiras de tus errores, o la verdad que te cuenta el Señor? Pasa un poco tiempo con Dios pidiéndole que te muestre su perspectiva sobre cómo Él te ve. Descansa en su amor abundante. Si necesitas pedir perdón por algunas de tus acciones, hazlo y deja estas acciones en el pasado… viernes, 24 de octubre Versículos para recordar: Proverbios 15:1, “La respuesta amable calma el enojo; la respuesta grosera lo enciende más.” (BLS) Santiago 1:5-6, “Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie. Pero que pida con fe, sin dudar, porque quien duda es como las olas del mar, agitadas y llevadas de un lado a otro por el viento.” (NVI) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Laura A. Colón González, editora Judith Hernández: judithhernandez.blogspot.com Janet Eckles: http://www.janetperezeckles.com/ Ana Stine Ángela Vásquez Lupe Coka

2 comments:

C. Leos dijo...

Que gusto encontrar lugares para ayudar a las mujeres en la actualidad. en la congregación que asisto, Formo parte de un proyecto llamado ¨mujer vituosa¨en el cual empezamos 4 mujeres con dicho proyecto poco a poco Dios a respaldado el ministerio ahora contamos aprox con 50 mujeres con las cuales compartimos la palabra de Dios, experiencias personales, hacemos oraciones y lo que deseamos es hacerlas sentir como lo que son MUJERES VIRTUOSAS, dispuestas al servicio de Jesucristo. me encanta está página porque nos damos cuenta que a nivel mundial estamos trabajando para el mismo propósito y plan de Dios que nos ha dejado a cada una. Sigamos adelante recordando siempre que para Dios como mujeres somos ESPECIALES por lo cual podemos llamarnos Mujeres Virtuosas. Dios las Bendiga.

Van dijo...

Muchas gracias por su comentario. Oro que Dios siga bendiciendo tu ministerio. Mientras tanto, por favor mencione nuestro ministerio para que mujeres por todo el mundo Lationo conozca el amor de nuestro Padre celestial. Tu amiga agui en Proverbios 31, Ministerios para la mujer,
Van

Publicar un comentario
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog