domingo, 5 de octubre de 2008
EL PODER DE UNA SOLA por Wendy Pope Conferencista de Proverbios 31 Ministerios para la mujer Versículo clave: “Y el Verbo se hizo hombre y habitó entre nosotros. Y hemos contemplado su gloria, la gloria que corresponde al Hijo unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad” Juan 1:14 (NVI) Hoy lee el capítulo entero. Escribe el versículo. Memorízalo. martes, 7 de octubre Devocional: ¿Qué diferencia puede hacer una sola persona? ¿En un mundo de más de seis millones de personas, qué puede hacer uno solo? En tres años del ministerio de Jesús, miles le siguieron. Miles lo necesitaban. Entre los miles Jesús ministró a unos que fueron importantes. …ese uno esperando en el estanque de Betesda ese uno fue el leproso que fue sanado esa una fue la mujer samaritana ese uno que se le murió su hijo esa una que tocó el borde de su manto ese uno que fue liberado de los demonios ese uno que recobró la vista ¡Uno importa! ¡Uno puede hacer la diferencia! ¡Uno tiene poder! Uno/una importa para nosotras aquí en la oficina de Proverbios 31, Ministerios para la mujer, cuando recibimos una petición por medio de nuestra línea de oración. Esa una estaba a punto de acabar con su vida. Esa mujer sentía que no tenía ninguna razón para vivir y estaba sin esperanza. Nosotras escuchamos su clamor, su corazón roto clamando al de uno. En la oficina oímos el clamor de una durante nuestro día “normal” y el ruido alrededor y nos reunimos para orar. Mientras unimos nuestras manos y oramos por el clamor de este “una” la habitación se llenó de la presencia de Dios y su amor por este “una”. Él respondió a nuestra oración por una, y con alabanza y acción de gracias, ella clamó otra vez. “Amado, Jesús, te doy la Gloria y mi humilde agradecimiento. Yo estaba en un desastre completamente. Yo grité llena de dolor en el espacio cibernético, cargada y sin control bajo un ataque. Yo estaba sobrecogida por una idea de suicidio y planeando morir. Estaba atrapada y no podía escapar. Estaba aterrada y avergonzada, abrazada por una cantidad de sentimientos de destrucción. No había una forma de salir. La presión era mucha. Luego recibí una respuesta a mi clamor. Ayuda, amor y preocupación llegó a este lugar oscuro, gente que se preocupaba por mí y me cuidaba, atravesando toda clase de líneas, ellos oraron por mí. Gracias Dios por estas amadas y verdaderas hijas tuyas.” Como hijas de Dios, como las escogidas, es nuestro hermoso propósito reflejar a Jesús. Algunas veces puede ser sobrecogedor pensar en Jesús enviándonos a nosotras a llevar las buenas noticias. Pero no necesariamente debe ser así. Cuando nosotros alcanzamos a una sola persona en el nombre de Jesús, cambiamos al mundo. ¿Sabías que eres una de las 250,000 subscritoras de nuestro devocional “Animo para hoy”? Solo imagínate si cada una de las personas que reciba este devocional alcanza a una persona en el nombre de Jesús. Orando por un alma herida, ayudando a un vecino, bendiciendo a un compañero de trabajo, animando a un niño, aconsejando a un amigo, o se une a nosotros para alcanzar a ese uno/una. ¿Qué diferencia haríamos? miércoles, 8 de octubre Mi oración para hoy: Amado Dios, en este mundo uno parece insignificante pero con tigo uno es muy poderoso. Es mi deseo ser una persona que te refleje y te obedezca en todo lo que haga, todos los días de mi vida. Perdóname cuando caiga. Permíteme ver el mundo por medio de tus ojos y responder a lo que veo con las acciones de tus manos y tus pies, con las palabras de tu boca y los pensamientos de tu mente. En el nombre de Jesús. Amén. jueves, 9 de octubre Puntos para reflexionar: ¿Qué cosa diferente puedo hacer para reflejar Dios más claramente dentro de mi vida? ¿Qué es lo que no me deja ser esa una persona tocando el corazón de uno/una? ¿Qué es lo que Dios me esta enseñando en este devocional? viernes, 10 de octubre Versículos para recordar: 1 Pedro 2:9, “Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable.” (NIV) Santiago 1:22-25 “No se contenten sólo con escuchar la palabra, pues así se engañan ustedes mismos. Llévenla a la práctica. Él que escucha la palabra pero no la pone en práctica es como el que se mira el rostro en un espejo y, después de mirarse, se va y se olvida en seguida de cómo es. Pero quien se fija atentamente en la ley perfecta que da libertad, y persevera en ella, no olvidando lo que ha oído sino haciéndolo, recibirá bendición al practicarla”. (NVI) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Laura A. Colón González, editora Judith Hernández: judithhernandez.blogspot.com Janet Eckles: http://www.janetperezeckles.com/ Ángela Vásquez Ana Stine Wendy Bello
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog