lunes, 28 de abril de 2008
Por Janet Perez Eckles Graduada de la conferencia Ella Habla de Proverbios 31, Ministerios para la Mujer Versículo clave: Salmos 51:10, “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio…” (NVI) Hoy lee el capítulo entero. Escribe el versículo. Memorízalo. martes, abril 28 Devocional: "Voy a limpiar el ropero," le dije a mi esposo, y mis palabras resonaron con el mismo entusiasmo que cuando le digo que sí a una olorosa porción de hígado. Pero dado que la limpieza no podía ser pospuesta, me doblé las mangas y me dediqué a la tarea. Empecé por separar la ropa, un vestido rosado brillante de cuando bailaba flamenco hace más de tres décadas, y objetos que habían perdido su forma y color provenientes de algún viaje ya desaparecido en nuestras memorias. Y así continué. La cada vez más grande torre de basura incluía cajas de artículos olvidados hace mucho tiempo, tan usados y roídos que ni las tiendas de segunda mano los hubieran aceptado. Me sumergí aún más en esta labor, gotas de sudor cayendo de mi frente. Horas más tarde había terminado la tarea. "Mira, cariño", le dije orgullosamente a mi esposo. "Sin todo ese revoltijo hasta se siente un eco ahora en el ropero", me dijo él admirado. Años más tarde, otro trabajo de limpieza se presentaría con urgencia. Al perder mi vista, mi corazón se convirtió en un revoltijo lleno de desperdicios. Pero llegó un día en el que inhalé profundamente y me puse los guantes de determinación para deshacerme de esta carga acumulada. Primero removí la vieja noción de que, porque había perdido la vista, mi vida se había terminado. Después, de un solo golpe, tiré a la basura cualquier residuo de duda, de desaliento o de derrota. Una a una, me deshice de las prendas que no me quedaban ya, la aprensión de abordar nuevos proyectos, el temor de enfrentar obstáculos, y el resentimiento por aquello que había perdido. Hoy mi vida brilla con un limpio resplandor. Y, como mi armario de ayer, mi vida resuena con un nuevo eco, un eco de propósito renovado, de pasión revitalizada, con una actitud diferente y un entusiasmo para todavía alcanzar mis metas a pesar de mi ceguera. He tenido numerosos amigos, familiares y conocidos que han pasado por mi vida. Y ahora, en el otoño de mi vida, la importancia de mi propósito se profundiza. Aquellos que me rodean saben de mi incapacidad, pero espero que sea la habilidad de ir más allá de las limitaciones percibidas, el humilde legado que vaya a dejar. Al limpiar el armario de mi corazón, hice espacio para mayores cantidades de fervor, pasión y entusiasmo. Mucho después que me haya ido, puede ser que otros se inspiren en reunir confianza, optimismo y un espíritu lleno de esperanza en el caso de que tengan que confrontar adversidades o tribulaciones. Si esto llegara a ocurrir, mi ceguera habría servido un propósito mayor - el de ayudar a otros a pasar de la oscuridad de la adversidad a la luz de la esperanza. Mi oración para hoy: Señor, te entrego todo lo que no pertenece en mi alma. Guíame para lucir un corazón puro, libre del rencor y las actitudes y pensamientos negativos. Te lo pido en nombre de Jesús. Amen. miércoles, abril 30 Aplicación: Examina los aspectos de tu vida, ¿hay algunos en los cuales encuentras algo que no pertenece en tu corazón, en tu vida espiritual, en tu matrimonio o en relaciones con otros? Anótalos y pídele al Señor que te de la fortaleza y sabiduría para desecharlos. Segundo paso, aprende de memoria versículo de Filipenses 4:13. jueves, mayo 1 Puntos para reflexionar: ¿Cuándo fue la última vez que he examinado mi vida? ¿He examinado estos aspectos de mi vida? ¿Hay algunos aspectos en los cuales encuentro algo que no pertenece en mi corazón, en mi vida espiritual, en mi matrimonio o en relaciones con otros? ¿Le he pedido al Señor que me dé la fortaleza y sabiduría para desecharlos? Recursos sugeridos: Testimonio en CD: De Tribulaciones a tesoros, De tragedia al triunfo, De la adversidad a tranquilidad por Jan Eckles Rayos de Esperanza: Como vencer la depresión por Florence Littauer viernes, mayo 2 Versículos para recordar: Salmos 55:22, “Encomienda al Señor tus afanes, y él te sostendrá; no permitirá que el justo caiga y quede abatido para siempre.” (NVI) Romanos 12:2, “Y no vivan ya como vive todo el mundo. Al contrario, cambien de manera de ser y de pensar. Así podrán saber qué es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto.” (BLS) Filipenses 1:9, “Le pido a Dios que ustedes se amen cada vez más, y que todo lo aprendan bien y lo juzguen correctamente…” (BLS) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Judith Hernández: judithhernandez.blogspot.com Janet Eckles: http://www.janetperezeckles.com/ Ángela Vásquez Ana Stine Laura A. Colón González
lunes, 21 de abril de 2008
Por: Susanne Schepmann Miembro del Equipo de Conferencistas de Proverbios 31, Ministerios para la Mujer Versículo clave: “El perfume y el incienso alegran el corazón; la dulzura de la amistad fortalece el ánimo.” Proverbios 27:9 (NVI) Hoy lee el capítulo entero. Escribe el versículo. Memorízalo. martes, abril 22 Devocional: ¿Qué pasa con mis clips de papel?Compro cajas de clips para organizar mis papeles, cajas llenas hasta el tope, coloco los clips en un dispensador magnético y los uso siempre que tengo que mantener mis papeles juntos. Cuando termino los recojo y los vuelvo a colocar en su recipiente. Ellos no necesitarían ser remplazados aún. Sin embargo dentro de pocas semanas regreso a la tienda de materiales para oficina a comprar nuevos clips. Los míos desaparecieron. Se esfumaron (Fue como cuando se pierden las medias en la máquina secadora). Desafortunadamente, los amigos algunas veces pueden desaparecer como los clips, me he dado cuenta que he perdido el contacto con muchos amigos. Mi vida se volvió más ocupada y descuidé por completo el cultivar los amigos. Nuestros corazones se fueron vagando en otro rumbo. Lamentablemente, no puedo correr a la tienda de amigos y reemplazarlos tan fácilmente como los clips. Estudiando la Biblia, aprendí como Jesús valoraba sus amigos. El comía con ellos, viajaban juntos; desarrolló su ministerio con sus amigos a su lado, y sirvió a sus amigos con amor y humildad.Entonces, me pregunté. ¿Qué puedo hacer para asegurar y no perder a mis amigos, como si fueran clips? La respuesta está en lo que Jesús hizo: -Invite a un amigo a comer. -Planeen un viaje para ambos. -Decidan si pueden trabajar juntos en la comunidad o en la iglesia. -Sirva a sus amigos con amor y humildad.Los amigos son de gran valor. Sigamos el ejemplo de Jesús. Unámonos a nuestros amigos por largo tiempo, más de lo que duran los clips. Mi oración para hoy: Señor Jesús, conoces perfectamente el valor que tienen los amigos mientras estuviste aquí en la tierra. Recuérdame cuán importantes son en mi vida. Ayúdame a no perder contacto. Aquellos quienes agregarán amor y gozo a mi vida diariamente. En el nombre de Jesús. Amén. miércoles, abril 23 Aplicación: Chequea tu libro de direcciones. ¿Hay algunos amigos que no contactas hace tiempo? Llámalos o escríbeles notas, y vuelve a encontrarte con alguna buena amiga durante la semana. jueves, abril 24 Puntos para reflexionar: ¿Estoy muy ocupada para darle tiempo a una amiga?¿Valoro mis amigos? viernes, abril 25 Versículos para recordar: Proverbios 27:10, “No abandones a tu amigo ni al amigo de tu padre. No vayas a la casa de tu hermano cuando tengas un problema. Más vale vecino cercano que hermano distante...” (NVI) Eclesiastés 4:10, “Si caen, el uno levanta al otro ¡Ay del que cae y no tiene quien lo levante!” (NVI) Hebreos 10:25, “No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos, sino animémonos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca...” (NVI) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Judith Hernández: judithhernandez.blogspot.com Janet Eckles: http://www.janetperezeckles.com/ Ángela Vásquez Ana Stine Laura A. Colón González
lunes, 14 de abril de 2008
por Micca Campbell Miembro del Equipo de Conferencistas de Proverbios 31, Ministerios para la Mujer Versículo clave: 1 Pedro 3:3- 4, “No piensen ustedes que los peinados exagerados, las joyas de oro y los vestidos lujosos las hacen más bellas. Su belleza no depende de las apariencias, sino de lo que hay en su corazón. Así que sean ustedes personas tranquilas y amables. Esta belleza nunca desaparece, y es muy valiosa delante de Dios." (BLS) Hoy lee el capítulo entero. Escribe el versículo. Memorízalo. martes, abril 15 Devocional: El otro día encontré una fotografía del primer baile que tuvo mi hija en la escuela. ¡Ella parecía una princesa! Una de las partes más divertidas de esa tarde fue cuando ella se vistió para el evento. Como a la mayoría de las niñas, Peyton se maravilla con los disfraces. Tengo muchas fotografías de sus disfraces, como una novia, una princesa, una bailarina. Y como a ella le encanta esta actividad más que cualquier otra cosa, para su primer cumpleaños le regalé un juego de mesa llamado “Bella, bella princesa.” Muy rápidamente, este pasó a ser su juego favorito. Cuando a un jugador le llega su turno, puede colocarle a la princesa un arete, un collar o una pulsera, de acuerdo al dibujo que tenga la carta que escogió. Si uno de los jugadores saca el dibujo de la corona de la princesa, es el ganador del juego. Aun recuerdo que lindo era verla jugar con su papá y que divertido era verlo usando las hoyas de plástico de la princesa. Mirando atrás esos años me he podido dar cuenta que Peyton no está sola. No importa la edad que tengamos, como mujeres continuamos siendo tan bellas como una princesa. Es un deseo determinado por Dios. Pero desde la caída del mundo, hemos tratado de vivir este deseo causándonos daño y dolor. Por ejemplo, el mundo nos dice que seremos bellas si tenemos una talla perfecta, sin defectos. Nos dice que podemos cubrir nuestro rostro con maquillaje. Mira por un momento la cantidad de dinero que se calcula gastan las mujeres comprando cosméticos, cremas, lociones y haciéndose cirugías cosméticas. Si miramos la televisión, queremos saber quién es la mujer más hermosa y mejor vestida del planeta. El mundo nos invita a ver la belleza que dura muy poco tiempo y no permanece. Pero Dios nos llama a cultivar la belleza que permanece, Él nos creó a su imagen. Ya que somos hijas del Rey, entonces, ¡ya somos llamadas princesas! Somos escogidas, como dice en la Biblia: “Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable.” (Pedro 2:9) ¡Y él nos ama como somos! Mi oración para hoy: Amado Dios. No permitas que me concentre solo en la parte de mí que todos pueden ver, permíteme cultivar más mi apariencia interior. Quiero conocerte, y parecerme más a ti. Así seré mucho más atractiva en ti. En el nombre de Jesús, Amén. miércoles, abril 16 Aplicación: Cultiva tu belleza por dentro recordando y memorizando pasajes bíblicos que te recuerdan quién eres en los ojos de Dios. jueves, abril 17 Puntos para reflexionar: ¿Cuánto tiempo gastas arreglándote por fuera en comparación al que pasas cultivando tu belleza interior? ¿Cómo puedes cambiar la idea de que la belleza es solamente tan profunda como la piel? ¿Qué cualidades externas reflejan que estás cultivando tu belleza interior? viernes, abril 18 Versículos para recordar: Proverbios 31:30, “La hermosura es engañosa, la belleza es una ilusión; ¡sólo merece alabanzas la mujer que obedece a Dios.” (BLS) Éxodo 34:29, “Cuando Moisés descendió del monte Sinaí, traía en sus manos las dos tablas de la ley. Pero no sabía que, por haberle hablado el Señor, de su rostro salía un haz de luz.” (NVI) 2 Corintios 3:18, “Por tanto, nosotros todos, mirando con el rostro descubierto y reflejando como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en su misma imagen, por la acción del Espíritu del Señor.” (RV- 95) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Judith Hernández: judithhernandez.blogspot.com Janet Eckles: http://www.janetperezeckles.com/ Ángela Vásquez Ana Stine Laura A. Colón González
lunes, 7 de abril de 2008
por Rachel Olsen Conferencista de Proverbios 31 Ministerios para la Mujer Versículo clave: Juan 15:7-8, “Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran, y se les concederá. Mi Padre es glorificado cuando ustedes dan mucho fruto y muestran así que son mis discípulos.” (NVI) Hoy lea el capítulo entero. Escriba el versículo. Memorícelo. martes, abril 8 Devocional para hoy: ¿Cómo puedo encontrar tiempo para tener “tiempo en calma” con Dios? ¿Aún si encuentro el tiempo, cómo se qué hacer durante este tiempo? ¿Alguna vez te has hecho estas preguntas? Yo lo he hecho. Hubo un tiempo cuando estas preguntas me dejaron sin habla, porque no sabía cómo contestarlas. Conocía de gente que pasaba una hora todos los días con Dios y me preguntaba cuál sería su secreto. ¿Qué era lo que les permitía hacer eso? ¿Qué era lo que no les dejaba dormirse allí sentados solos con la Biblia? ¿Cómo sabían que decir, leer o pensar durante todos esos minutos? ¿Cómo se mantenían lejos de ser distraídos? ¿Aún, cómo manejaban el tener una hora libre diariamente? Yo me mantenía esperando que llegara la época de mi vida en la que un bloque de tiempo se presentara regularmente por si mismo y mi espíritu me llevara a Dios. Desperdicié mucho tiempo esperando para que eso pasara y he aprendido que nunca pasará sin algún esfuerzo. “¿Rachel, cómo encuentras tiempo para tener un tiempo en calma?”, me preguntaron no hace mucho tiempo atrás. “Yo no encuentro el tiempo”: le respondí “Yo tengo que hacer el tiempo, no puedo esperar encontrar tiempo, eso nunca pasará, siempre habrá algo que necesite mi atención, llamándome por mi nombre. Yo tengo que hacer el tiempo, y eso significa que algunas veces yo tengo que dejar otras cosas a un lado. Y tengo que estar bien al dejar otras cosas a un lado”, confesé. Me he dado cuenta que es algo de decisión, algo de disciplina… y algo de inversión activa. E.M. Bounds escribió: “El hombre perezoso no hace, no podrá, no orará, porque la oración demanda energía.” Que frase simple y sencilla. Cuando no oro, o no uso tiempo leyendo la Biblia, es simplemente porque no quiero gastar energía en eso. Bounds esta diciendo que él que no ora mucho, seguramente lo esta atribuyendo a estar muy ocupado, o porque se aburre con ello, pero en realidad son muy perezosos para buscar a Dios con intensidad. Wow. ¡AHI! Yo creo que debemos ser serios en buscar a Dios con intensidad, y eso traerá gloria a Dios como lo dice el verso de esta semana. En las palabras de una pequeña compañía de calzados deportivos llamada Nike, nosotros tenemos que “solo hazlo” (just do it). Cortemos algo de tiempo en nuestros días para estar en calma frente a Dios, para leer su Palabra y orar. Podemos cambiar unas pequeñas porciones de nuestro tiempo y energía, por una gran porción de su gracia y su poder. Proponte mantenerte en esto por varias semanas hasta que se acomode en tu horario, y tu alma comience a responder. Yo sé que encontrarás que vale la pena hacer el esfuerzo. Mi oración para hoy: Amado Dios, yo quiero hacer tiempo para ti. Yo quiero leer la Biblia y entenderla. Quiero orar y ver tus respuestas. Ayúdame a buscarte con intensidad. En el nombre de Jesús, Amen. miércoles, abril 9 Aplicación: Si no tienes el hábito de pasar tiempo con Dios, orar y leer la Biblia, comprométete a hacerlo. No tiene que ser por una hora, comienza por 10 minutos. Toma tu Biblia, un lápiz y un papel y coloca el reloj. Recursos sugeridos: Controla tu lengua en 30 dias por Devorah Smith Pegues Belleza Extrema: Experimenta el poder transformador de Dios por Sharon Jaynes Testimonio: De Tribulaciones a tesoros, De tragedia al triunfo, De la adversidad a tranquilidad CD por Jan Eckles jueves, abril 10 Puntos para reflexionar: ¿Qué es lo que me mantiene lejos de buscar a Dios con intensidad? ¿Realmente, no tengo ningún tiempo en mi día para pasarlo con Dios? viernes, abril 11 Versículos para recordar: Isaías 28:23, “Escuchen, oigan mi voz; presten atención, oigan mi palabra.” (NVI) Isaías 32:9, “¡Mujeres despreocupadas, levántense y escúchenme! Hijas que se sienten tan confiadas, ¡presten atención a lo que voy a decirles!” (NIV) 1 Corintios 14:15, “¿Qué debo hacer entonces? Pues orar con el espíritu, pero también con el entendimiento; cantar con el espíritu, pero también con el entendimiento.” (NVI) Salmos 119:11, “En mi corazón atesoro tus dichos para no pecar contra ti.” (NVI) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Judith Hernández: judithhernandez.blogspot.com Janet Eckles: http://www.janetperezeckles.com/ Ángela Vásquez Ana Stine Laura A. Colón Gonzalez
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog