lunes, 28 de julio de 2008
por Susanne Scheppmann Conferencista certificada de Proverbios 31 Ministerios para la Mujer Versículo Clave: 1 Tesalonicenses 3:9, “¿Cómo podremos dar suficientes gracias a Dios por la gran alegría que ustedes nos han dado?” (BLS) Hoy lea el capítulo entero. Escriba el versículo. Memorícelo. martes, julio 29 Devocional para hoy: Con un rostro malhumorado, miré hacia el suelo. Yo no quería estar allí, pero el aroma de los rollitos de canela me tentaba a quedarme en aquella casa. “¿Quieres uno?”, me preguntó mi futura madrastra. Pensamientos contradictorios llenaron mi mente. Mis ojos se llenaron de lágrimas. Me dolía el corazón. Pensé que debía serle fiel a mi madre, y además ni siquiera conocía a esta mujer a quien mi padre amaba. Ella, sin embargo, parecía ser muy amable y su voz estaba llena de alegría. Su risa me hacía cosquillas en mis oídos. Y, por supuesto, esos deliciosos rollitos de canela me atraían. Le dije que sí. Este fue el inicio de una relación llena de amor. Mi madrastra pronto se convirtió en una amiga muy querida. No solo me enseñó como hacer esos deliciosos rollitos, sino que también me introdujo a mi Salvador, Jesucristo. “¿Te gustaría aceptar a Jesús como tu Salvador personal?”, ella me preguntó. Yo le dije que sí. Yo le debo a mi madrastra mi agradecimiento. Esta mujer de Dios, quien Él puso en mi camino, logró hacer muchos cambios en mi vida. Unos pequeños, otros eternos. Ella bendijo mi vida días tras día. La Madre Teresa dijo una vez: “En esta vida no podemos hacer grandes cosas. Sólo podemos hacer cosas pequeñas, pero con gran amor”. Mi madrastra logró muchas cosas en mi vida con su gran amor y pequeñas acciones. Ella me amó a través de los años difíciles de mi adolescencia. Ella modeló para mí a la mujer de Proverbios 31, con una actitud de devoción a Cristo, a su esposo, a sus hijos y a su comunidad. Su vida ejemplificó las instrucciones que se encuentran en Tito 2:3-5. “Diles a las ancianas que se comporten como personas que aman a Dios. No deben ser chismosas ni emborracharse sino, más bien, ser un buen ejemplo para las mujeres más jóvenes y enseñarles a amar a sus esposos e hijos. También deben enseñarles a pensar bien lo que van a hacer y a ser dueñas de sí mismas, a atender bien a su familia y sujetarse a su esposo. Así nadie podrá hablar mal del mensaje de Dios”. (BLS) Quizás exista una persona cuyo ejemplo bendijo tu vida y a quien tú debas expresar tu agradecimiento. Quizás tu madre, o tu madrastra, una tía, o una amiga… Toma un momento para agradecerles esto. ¡Quizás hasta debas llevarles unos rollitos de canela! Será un momento muy dulce que ambas compartirán con alegría. Mi oración para hoy: Señor, te doy gracias por las mujeres que has puesto en mi vida para ayudarme a caminar en el sendero de la fe. Usa mi vida para ser de bendición para otras mujeres, también. Amén miércoles, julio 30 Aplicación: Haz una lista de las mujeres en tu vida que hayan sido una inspiración para ti. Escríbeles una tarjeta de agradecimiento o llámalas por teléfono. Hazles saber la forma en que ellas han influenciado tu vida. jueves, julio 31 Puntos para Reflexionar: ¿A quién influencio yo en mi vida diaria? ¿Hay alguien que necesite de mi amistad y mi aliento? ¿Le muestro mi agradecimiento a quienes lo merecen? viernes, agosto 1 Versículos para Recordar: Filipenses 1:3, "Siempre doy gracias a mi Dios, al acordarme de ustedes”. (BLS) 1 Tesalonicenses 1:2, "Siempre damos gracias a Dios nuestro Padre, y en nuestras oraciones pedimos que Dios los ayude. Sabemos bien que todo lo que ustedes hacen demuestra su confianza en Dios y su amor por él”. (BLS) Romanos 12:10, "Y no vivan ya como vive todo el mundo. Al contrario, cambien de manera de ser y de pensar. Así podrán saber qué es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto”. (BLS) Efesios 6:2, "El primer mandamiento que va acompañado de una promesa es el siguiente: ‘Respeta y obedece a tu padre y a tu madre’". (BLS) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Laura A. Colón González: editora Judith Hernández: judithhernandez.blogspot.com Lupe Coca Janet Eckles: http://www.janetperezeckles.com/ Ángela Vásquez Ana Stine
lunes, 21 de julio de 2008
por Melissa Taylor Miembro del Equipo de Conferencistas de Proverbios 31, Ministerios para la Mujer Versículo clave: "De una misma boca salen bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así." Santiago 3:10 (NVI) Hoy lee el capítulo entero. Escribe el versículo. Memorízalo. martes, julio 22 Devocional: Hoy, mi corazón está partido. Ayer por la tarde mi hijo, Dylan regresó a casa de la escuela sintiéndose deprimido y desalentado. Alguien en la esuela lo ofendió, le dijeron algo que lo lastimó mucho. Con tan sólo decir unas pocas palabras, su día fue arruinado. Dylan tiene una cicatriz en su cabeza de una cirugía que tuvo cuando era pequeño. Normalmente no piensa mucho en eso, porque es algo que no puede ver. Ayer alguien le recordó que no es perfecto...que tiene un defecto...que era diferente. Y eso hirió su corazón. No pude consolar a mi dulce hijo, ni con todos mis abrazos, ni con sus galletitas hechas en casa. Traté de analizar las cosas con él, pero fue en vano, lo único que Dylan podía escuchar eran las mentiras.- No soy como los demás.-¿Qué pensará la gente de mí?-Probablemente piensan que me veo raro.-No le gusto a nadie porque soy feo.-No encajo. Estoy triste por la manera que luzco.-No me gusta como me veo, como quisiera no tener esta tonta cicatriz.-¿Para qué soy bueno? Oh, como detesto lo que le dijeron, palabras que duelen, aunque no fueron dichas intencionalmente para lastimarlo, pero aun así duelen. Para luego dejar que esa mentirosa voz en el interior de nuestras mentes nos convenza de que somos realmente inferiores. Me rompió el corazón el oír llorar a Dylan, y ver sus lágrimas. Estaba destrozado, y yo también. Hubiera dado cualquier cosa con tal de que él se sintiera mejor. A Dios gracias, que era "Noche de patinaje", le dije que llamara a 2 de sus mejores amigos y que iríamos a patinar hasta que se fuera la tristeza... Y fue lo que realmente hicimos, me gocé tanto al ver a mi dulce y sensible hijo reírse, jugar con sus amigos. ¡Tal fue nuestro gozo que hasta ganaron una pizza por ser el grupo que más número de niños tuvo! La otra noche, mientras acomodaba a Dylan en su cama, conversamos sobre el poder que tienen las palabras. Luego hablamos del poder que tiene La Palabra de Dios, Su Palabra dice que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, y Dylan lo ama mucho. La mayor bendición en la vida de Dylan es su profunda fe. El cree en el Poder de Dios y cree en Su Palabra. Es más, aunque sólo tiene 10 años, su fe ha impactado a muchos, tanto que su historia ha sido destacada en el libro de Sharon Jaynes, titulado "Tus cicatrices son preciosas para Dios". He tratado de explicarle que él es estupendo desde la cabeza hasta los pies ante los ojos del Señor. Le dije que fue hecho de manera maravillosa y me contestó "lo sé mami, pero aún así me duele.” “Lo sé Dylan, te entiendo perfectamente. A mi también me duele,” le contesté. Por esa razón, de ahora en adelante seré muy cuidadosa con las palabras que use al hablar. Mi oración para hoy: Amado Padre, ayúdame a reconocer el poder de mis palabras. Oro que mis palabras puedan edificar y no destruir. En el nombre de Jesús, Amén. miércoles, julio 23 Aplicación: No es mucho lo que puedes hacer para controlar a otros, pero si es posible controlar tus actos. Hoy decide de modo intencional usar solo palabras para bendecir, para animar a todos lo que están en tu entorno.jueves, julio 24 Puntos para reflexionar: ¿Qué me han dicho que me haya herido?¿Habré herido a alguien últimamente?¿Que puedo hacer para convertirme en una motivadora, edificadora de otra persona y hacer la diferencia en su vida? viernes, julio 25 Versículos para recordar: Romanos 8:28, “Sabemos que Dios va preparando todo para el bien de los que le aman, es decir, de los que él ha llamado de acuerdo con su plan.” (BLS)Salmos 139:14, “¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien!” (NVI) Santiago 3:5, “Así también la lengua es un miembro muy pequeño del cuerpo, pero hace alarde de grandes hazañas. ¡Imagínense qué gran bosque se incendia con tan pequeña chispa!” (NVI) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Laura A. Colón González: editora Judith Hernández: judithhernandez.blogspot.com Lupe Coka Janet Eckles: http://www.janetperezeckles.com/ Ángela Vásquez Ana Stine
lunes, 14 de julio de 2008
por Van Walton Directora del Ministerio Hispano de Proverbios 31Ministerios para la Mujer Versículo Clave: Isaías 1:18: “Vengan, pongamos las cosas en claro dice el Señor. ¿Son sus pecados como escarlata? ¡Quedarán blancos como la nieve! ¿Son rojos como la púrpura? ¡Quedarán como la lana!” (NVI) Hoy lee el capítulo entero. Escribe el versículo. Memorízalo. martes, julio 15 Devocional para hoy: Nunca olvidaré el día que limpié y restregué mi nueva alfombra, sin ningún éxito. La culpable era una mancha roja azucarada. Me senté a descansar por un rato, totalmente agotada. ¡Tenía que haber alguna forma de quitarle esta mancha a mi alfombra! Pero nunca logré hacerlo. El teléfono sonó. Era mi suegra. Una mujer sabia y con la experiencia de haber criado a cuatro hijos, me aseguró entre risas, que las manchas eran parte de la vida. Ella me dijo que llegó un momento en que ya no notaba las manchas en su casa. Me sorprendió su respuesta. ¡Mi suegra, el ama de casa ideal! Me sorprendió saber que ella aceptó las manchas intencionales y las accidentales que sus hijos dejaron en su hogar. Sin embargo, sus palabras consoladoras no lograron su efecto. Yo todavía deseaba quitarle la mancha a mi alfombra. Años después, mientras estaba en un estudio bíblico, aprendiendo sobre Isaías 1:18, discutimos los temas del pecado, las manchas, y el contraste entre escarlata y nieve, rojo y lana. Una de las señoras en el estudio compartió los pasos necesarios para sacar las manchas. Allí aprendí que el remover las manchas y remover el pecado son procesos bastante similares. Aprendí que cuando algo se mancha, hay que absorber lo que la ocasiona inmediatamente con una toalla de papel. Luego, hay que poner una toalla blanca sobre la mancha y planchar el área con una plancha bien caliente, para extraer el color del material que fue manchado. Dios dice que Él transforma nuestros pecados escarlata en blanca nieve y nuestras transgresiones rojas en blanca lana. ¿Cómo lo logra? Primero, extrae las manchas de la persona, ocasionadas por malos actos, malos pensamientos, malas decisiones, rebeldía. A veces nosotras tratamos de quitarnos las “manchas” por medio de nuestros propios esfuerzos. Pero la mayoría del residuo permanece. Pero igual que la mancha en mi alfombra, yo necesito que todo el residuo del pecado de mi pasado sea removido, hasta que ya no se note, para que yo pueda seguir adelante, glorificando a mi Dios. No deseo simplemente verme limpia. ¡Deseo ser totalmente limpia! El método que Dios utiliza para “remover” nuestras “manchas” conlleva varios pasos: Primero, Él nos convence de pecado. El resultado de mi pecado es obvio. Yo lo sé; Él puede verlo. En Juan 16:8, Jesús dijo, refiriéndose al Espíritu Santo: “Y cuando él venga, convencerá al mundo de su error en cuanto al pecado, a la justicia y al juicio.” (NVI) La convicción de mi pecado es algo bueno. Significa que a Dios le importó lo suficiente como para hacerme conciente de mi pecado. Por otro lado, esto significa que mi corazón no se ha endurecido lo suficiente como para que me sienta bien con mi pecado. I Juan 1:9 dice: “Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad.” (NVI) En el segundo paso, se inicia la limpieza. Dios remueve mi pecado. Salmos 103:12 dice: “Tan lejos de nosotros echó nuestras transgresiones como lejos del oriente está el occidente.” (NVI) Luego, El aplica calor, como la plancha. “Y ya han olvidado por completo las palabras de aliento que como a hijos se les dirige: ‘Hijo mío, no tomes a la ligera la disciplina del Señor ni te desanimes cuando te reprenda, porque el Señor disciplina a los que ama, y azota a todo el que recibe como hijo.’ " (NVI) Dios compara este proceso con el fuego refinador. El platero aumenta la temperatura para poder extraer las impurezas del fino metal con que trabaja. Así hace Dios con nuestro pecado. Isaías 1:25 describe este proceso: “Volveré mi mano contra ti, limpiaré tus escorias con lejía y quitaré todas tus impurezas.” (NVI) En el último paso, Dios asegura a sus hijos que, aún cuando hayamos hecho cosas malas, vivido vidas inmorales, o le hayamos desobedecido, “...Pero (ustedes) ya han sido lavados, ya han sido santificados, ya han sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios.” (1 Corintios 6:11, NVI) Recuerda que la plancha no se aplica directamente sobre la prenda. Debe colocarse una toalla blanca sobre la mancha, donde se aplicará el calor. Jesús tomó nuestro lugar al ser lastimado, burlado y crucificado. “Él mismo, en su cuerpo, llevó al madero nuestros pecados, para que muramos al pecado y vivamos para la justicia. Por sus heridas ustedes han sido sanados.” (1 Pedro 2:24, NVI) Me daba vergüenza, cada vez que recibía visitas, que ellos vieran la mancha en mi alfombra. Pero mi suegra me animó a que me olvidara de eso. De igual manera, cuando me avergüenzo de ciertos aspectos de mi vida, anhelo ser limpia y libre de culpa. ¡Qué bueno es saber que Dios se ha olvidado de mi pecado! Necesito aceptar su perdón y enfocarme en el futuro. No debo dejar que mi pasado defina quien soy yo. Después de todo, Dios me llamó a que pusiéramos las cosas en claro. Confiaré en que sus poderosas palabras serán más fuertes que mis inseguridades. Mi oración para hoy: Te adoro, Señor, por tu misericordia. Tú me has mostrado mi pecado. Me doy cuenta de que he sido rebelde, desobediente y descuidada. Por favor perdóname y ayúdame a cambiar. No logro comprender la magnitud de tu amor y de tu bondad al perdonarme y limpiarme. Gracias por remover mis pecados, mis transgresiones, mi dolor. Gracias por olvidarte de ellos. En el Nombre de Jesús, Amén. miércoles, julio 16 Aplicación: Lee el Capítulo 1 de Isaías. ¿Qué pecados en tu pasado te hacen recaer? Pídele al Señor que te limpie de una vez por todas de ese pecado, para que puedas olvidarte de él y poder seguir adelante y dedicarte a buscar la voluntad de Dios para con tu vida. jueves, julio 17 Puntos para reflexionar: ¿Existe un área de pecado que recurra en mi vida? ¿Por qué? ¿Puedo creer que Dios puede cambiarme de una persona pecadora a una mujer de Dios? ¿Estoy dispuesta a compartir mis dificultades y debilidades con otras personas, para recibir su apoyo y lograr alcanzar el éxito sobre esta área de pecado? ¿Tengo la libertad de celebrar el hecho de que Dios me ha perdonado y se ha olvidado completamente de mis pecados? ¿Puedo yo perdonarme a mí misma y olvidarme de mi pecado? viernes, julio 18 Versículos para Recordar: Salmos 86:5, " Tú, Señor, eres bueno y perdonador; grande es tu amor por todos los que te invocan." (NVI) Isaías 43:25, " Yo soy el que por amor a mí mismo borra tus transgresiones y no se acuerda más de tus pecados.” (NVI) Efesios 1:4, " Dios nos escogió en él antes de la creación del mundo, para que seamos santos y sin mancha delante de él.” (NVI) Colosenses 2:13, " Antes de recibir esa circuncisión, ustedes estaban muertos en sus pecados. Sin embargo, Dios nos dio vida en unión con Cristo, al perdonarnos todos los pecados.” (NVI) Apocalipsis 1:5, “...Jesucristo, el testigo fiel, el primogénito de la resurrección, el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos ama y por cuya sangre nos ha librado de nuestros pecados.” (NVI)
lunes, 7 de julio de 2008
por Glynnis Whitwer Miembro del Equipo de Conferencistas de Proverbios 31, Ministerios para la Mujer Versículo clave: Hebreos 11:1, “Confiar en Dios es estar totalmente seguro de que uno va a recibir lo que espera. Es estar convencido de que algo existe, aun cuando no podamos verlo. (BLS) Hoy lee el capítulo entero. Escribe el versículo. Memorízalo. martes, julio 8 Devocional: Hay una historia acerca del Dr. David Livingstone. Cuentan que cuando él estaba trabajando en el África un grupo de viejos amigos le enviaron una carta diciéndole, “Nos gustaría enviarle otros hombres a ayudarle. ¿Ya has encontrado alguna buena carretera en tu área?” Aparentemente el Dr. Livingstone les respondió con un mensaje como este, “Si tienen hombres que vendrían solo si hay una buena carretera, no los quiero. Quiero hombres que vinieran aun si no hay ninguna carretera.” Me pregunto si Dios piensa esto acerca de nosotros algunas veces. Me pregunto si Él nos llama a obedecerle sin mostrarnos el camino por donde viajaremos, o el resultado final solo para ver que haremos. Algo así como una prueba. ¿Obedeceríamos sin un camino en el mapa? Y frecuentemente me pregunto, “Porque obedecer a Dios no es fácil? Hay algunos días en los que yo me siento cansada de que Dios me llame de mi zona de comodidad para obedecerle. En esos días he sido conocida por mi berrinche de decirle a Dios si no hay una forma en que yo pueda servirle desde mi sofá. Pero esa no es la manera que Dios quiere. El Corazón de Dios está en alcanzar personas en todas las calles sin salidas, países y continentes, y eso frecuentemente involucra un riesgo de nuestra parte. De pronto hay algo en nosotros que nos es revelado cuando somos apretados a salir. De pronto la luz de la obediencia alumbra en la verdad de nuestra fe. Yo se que para crecer, la fe debe ser estirada, y eso casi siempre es incomodo. Yo no he aprendido a creerle a Dios en formas difíciles de mi fe. No he aprendido a creerle a Dios leyendo un libro o escuchando un gran mensaje. Ni siquiera he aprendido a creerle a Dios escuchando de mis otras amigas como ellas le creen a Dios. No. Yo he aprendido a creerle a Dios entrando en la aventura de la obediencia y descubriendo por mi misma que en Él se puede confiar. Esto pasó cuando mi esposo y yo comenzamos a diezmar (Después que me resistí por años) y de ver a Dios cubrir todas nuestras necesidades y mas. Esto pasó cuando yo obedecí a sus órdenes de escribir un libro. (Aunque yo no sabia de que iba a escribir), y ver a Dios abrir puertas de oportunidades. Esto pasó cuando dijimos si a la adopción y estamos viendo el florecer de dos lindas niñas que ahora tienen esperanza y futuro. Obedecer cuando Dios no nos ha revelado los pasos de todo el plan o el destino final es un reto. ¡Pero cuando decidimos caminar por fe y no por vista, Dios recibe toda la Gloria al final y por que nosotros SABEMOS que no lo hubiéramos podido hacer nosotros solos! Mi oración para hoy: Amado Padre Celestial, te alabo por ser de completa confianza. Gracias por tener lo mejor para mi en tu Corazón aunque el camino de la obediencia parece miedoso. Ayúdame a tomar el siguiente paso de obediencia, aunque yo no vea para donde voy. Yo he escogido creerte. En el nombre de Jesús. Amen. miércoles, julio 9 Aplicación: Identifique una cosa que sabes que Dios quiere que hagas y no lo ha hecho. ¿Ahora, qué puedes hacer para entrar en obedencia con El. Para un estudio mas profundo, lea Hebreos once y hagas una lista de gente en el corredor de la fe y porque fueron escojidos por Él. jueves, julio 10 Puntos para reflexionar: ¿Si pudieras hacer cualquiera cosa por Dios y supieras que no fallaras, quée haría? ¿Cuáles son algunas excusas que unas las mujeres para no obedecer al Señor? viernes, julio 11 Versículos para recordar: Hebreos 11:8, “Abraham confió en Dios, y cuando él le ordenó que saliera de su tierra para ir al país que le daría, Abraham obedeció, aunque no sabía hacia dónde iba.(BLS) 2 Corintios 5:7, “Vivimos por fe, no por vista.” (NIV) Deuteronomio 28:2, “Si obedeces al SEÑOR tu Dios, todas estas bendiciones vendrán sobre ti y te acompañarán siempre.” (NIV) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Judith Hernández: judithhernandez.blogspot.com Janet Eckles: http://www.janetperezeckles.com/ Ángela Vásquez Ana Stine Laura A. Colón González Identifique una cosa que sabes que Dios quiere que hagas y no lo ha hecho. ¿Ahora, qué puedes hacer para entrar en obedencia con El. Para un estudio mas profundo, lea Hebreos once y hagas una lista de gente en el corredor de la fe y porque fueron escojidos por Él. jueves, julio 10 Puntos para reflexionar: ¿Si pudieras hacer cualquiera cosa por Dios y supieras que no fallaras, quée haría? ¿Cuáles son algunas excusas que unas las mujeres para no obedecer al Señor? viernes, julio 11 Versículos para recordar: Hebreos 11:8, “Abraham confió en Dios, y cuando él le ordenó que saliera de su tierra para ir al país que le daría, Abraham obedeció, aunque no sabía hacia dónde iba.(BLS) 2 Corintios 5:7, “Vivimos por fe, no por vista.” (NIV) Deuteronomio 28:2, “Si obedeces al SEÑOR tu Dios, todas estas bendiciones vendrán sobre ti y te acompañarán siempre.” (NIV) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Judith Hernández: judithhernandez.blogspot.com Janet Eckles: http://www.janetperezeckles.com/ Ángela Vásquez Ana Stine Laura A. Colón González
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog