lunes, 23 de febrero de 2009
CONCENTRANDOME EN SANTIFICARME por Wendy Pope Conferencista de Proverbios 31, Ministerios para la mujer Versículo clave: Josué 3:5, “Josué le ordenó al pueblo: Purifíquense, porque mañana el Señor va a realizar grandes prodigios entre ustedes.” (NVI) Hoy lee el capítulo entero. Escribe el versículo. Memorízalo. martes, el 24 de febrero Devocional: Recientemente pasé el fin de semana enseñándole a un grupo de hermosas mujeres en Pensilvania. El enfoque de nuestro fin de semana fue, “Acercarse y ser más personal con Dios.” Tengo que admitir que es un pensamiento aterrador, acercarme y ser más personal con Dios. Cuando tú estás cerca y en una relación personal con Dios, realmente te vez en la luz de lo que Él es. Cuando estoy preparándome para enseñar, muchas veces, subestimo el poder de Dios de enseñarme en el proceso. Pasé meses con Dios preparándome para este fin de semana. En los últimos días de preparación Dios me llevó a un lugar inesperado en el libro de Josué, capítulo 3 verso 5, Josué le dice al pueblo “Purifíquense, porque mañana el Señor va a realizar grandes prodigios entre ustedes.” Dios no me permitiría olvidar o desatender este verso en la escritura. Mientras yo oraba y Él insistía, me di cuenta que Él me estaba provocando; me quería traer más cerca de Él. Como rutina, le pido a Dios que haga grandes cosas en mi vida, que me maraville con su presencia y poder. Yo quiero ser parte de lo que Él está haciendo en mi mundo. Pero algunas veces fallo en reconocerlo.. Quiero corregir eso; no algunas veces, pero todo el tiempo. Muchas veces le fallo. Me he preguntado, “¿Por qué me he perdido de lo mejor cuando Él está allí cerca y cara a cara conmigo?” El Señor usó este verso en la escritura para ayudarme a entender porque algunas veces me pierdo de las maravillosas cosas que Él hace. No me estoy concentrando en estar santificada. En ese capítulo, Dios, a través de Josué, se estaba alistando para guiar a sus hijos a la tierra prometida. Dios le mandó a Josué que les dijera a todos “santifíquense.” En otras palabras, “preparasen por que voy a hacer algo increíble y no quiero que se lo pierdan.” Yo sabía exactamente lo que Él me estaba diciendo en esta historia. Él quería que yo me santificara haciendo cosas como abstenerme de ver algunos programas de televisión. Debía de dejar de ver algunos programas que yo ya sabía que no debería estar viendo. Apagar la TV fue más fácil de lo que yo misma había pensado. Es increíble ver como Dios nos equipa para hacer lo que Él nos pide que hagamos. (2 Timoteo 2:7) Ahora, en lugar de ver ese programa tomo ese tiempo en la noche para orar y pedirle a Dios que me prepare para el día siguiente mientras duermo. ¡Ahora estoy buscando las maravillas de Dios! ¿Y qué acerca de ti? ¿Te estas preparando para las maravillosas obras de Dios, santificándote a ti misma, apartándote del mundo? Yo creo que si todos los cristianos en el mundo hicieran esto, todos estaríamos maravillados por Dios. Quiero retarte a que le pidas a Dios que te muestre qué necesitas hacer para santificarte para recibir las cosas maravillosas que Dios ha planeado para ti. Si tú se lo pides, Él te contestará. Mi oración para hoy: Amado Dios, yo sé que tú estas trabajando todo el tiempo. Y quiero participar activamente en lo que tú estás haciendo. Ayúdame a saber lo que debo hacer para santificarme para las grandes cosas que tienes preparadas para mí. No quiero perderme de las cosas maravillosas que tú haces. En el nombre de Jesús. Amén. miércoles, el 25 de febrero Aplicación: Adquiere un cuaderno pequeño para guardarlo junto a tu cama. Durante un mes todas noche copia el verso de Josué 3:5 in tus propias palabras. Escribe cada cosa maravillosa que sientes que Dios está haciendo alrededor de tu vida. Recursos surgeridos: Controla tu lengua en 30 dias por Debora Smith Pegues jueves, el 26 de febrero Puntos para reflexionar: ¿Busco regularmente las cosas maravillosas de Dios? ¿Cómo desea Dios que yo me santifique? ¿Estoy leyendo la palabra de Dios diariamente? viernes, el 27 de febrero Versículos para recordar: Salmos 25:8, “Bueno y justo es el Señor; por eso les muestra a los pecadores el camino.” (NVI) Lamentaciones 3:25 “Bueno es el Señor con quienes en él confían, con todos los que lo buscan.” (NVI) Salmos 36:5, “Tu amor, Señor, llega hasta los cielos; tu fidelidad alcanza las nubes. (NVI) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Laura A. Colón González Judith Hernández: judithhernandez.blogspot.com Wendy Bello Ángela Vásquez Ana Stine Lupe Coka

1 comments:

Nane dijo...

Estou maravlhada com o devocional, sou brasileira, e vivo aqui nos EUA, conhece atraves do livro, o que acontece qdo as mulheres vivem pela fe, e estou gostando mt.
Vcs tem a pagina em portugues?
Gostaria mto de estar junto com vcs nesse ministerio.

Publicar un comentario
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog