lunes, 9 de febrero de 2009
Por Lysa TerKeurst Presidente de Proverbios 31 Ministerios para la Mujer Versículo clave: Génesis 24:58- 60, “Entonces llamaron a Rebeca y le dijeron: ‘¿Te irás con este hombre?’ Y ella dijo: ‘Me iré.’ Y enviaron a su hermana Rebeca y a su nodriza con el siervo de Abraham y sus hombres. Y bendijeron a Rebeca y le dijeron: ‘Que tú, hermana nuestra, te conviertas en millares de miríadas, y posean tus descendientes la puerta de los que los aborrecen.’” (LBLA) Hoy lea el capítulo entero. Escriba el versículo. Memorícelo. martes, 10 de febrero Devocional para hoy: ¿Alguna vez te has comprometido con algo sin saber cómo vas a salir de ello? Es una de esas circunstancias llenas de temor y de fe en las que Dios nos llama a entrar; se parece a un viaje que empezamos sin saber a dónde vamos. El entrar en un matrimonio puede sentirse igual. En el verso clave de hoy, Rebeca se encontró en un dilema similar. Abraham había mandado a su sirviente a que encontrara una esposa para su amado hijo, Isaac. El siervo salió en su misión confiando que Dios iba a darle la esposa perfecta para el hijo de su amo. Se llevó muchos camellos porque esto era un regalo estimado para el padre de una novia. El sirviente también salió buscando la novia ideal, orando: “O Señor, Dios de mi señor Abraham, te ruego que me des éxito hoy, y que tengas misericordia de mi señor Abraham. He aquí, estoy de pie junto a la fuente de agua, y las hijas de los hombres de la ciudad salen para sacar agua. Que sea la joven a quien yo diga: ‘Por favor, baja tu cántaro para que yo beba’, y que responda: ‘Bebe, y también daré de beber a tus camellos’, la que tú has designado para tu siervo Isaac; y por ello sabré que has mostrado misericordia a mi señor.” (Génesis 24:12-14 LBLA) Antes de que terminó la oración, Rebeca vino haciendo lo que él había pedido; oración contestada. Será bien obvio para el sirviente de Abraham y para todas las que hemos leído este precioso pasaje que Rebeca era la escogida para Isaac, y si lo fue. Pero, piensas de vez en cuando, “¿Qué estaba pensando Rebeca cuando un hombre extraño le dijo que en los planes divinos de Dios ella era la novia para el hijo de su amo? ¡Y ella ni siquiera lo había conocido! No solamente habían estos detalles, pero ella tenía que viajar sola con el sirviente hacia un hogar nuevo para vivir con un hombre extraño y seguirlo hacia un lugar donde Dios había prometido una herencia que ellos jamás habían visto. En mi vida han existido muchas veces cuando no quise responder como respondió Rebeca; que iría a cualquier lugar con este hombre. El plan perfecto de Dios me unió a mi esposo. Hemos visto oraciones contestadas y la realidad de que somos una pareja unida ante los ojos de Dios. Pero, en mi frustración de lo desconocido he querido correr hacia otro lugar. Lo único que no me dejó salir corriendo fue mi relación con Dios y mi promesa de darle honor a Él. Quiero ser más como Rebeca. Ella vio que Dios contestó la oración del sirviente y ella supo que el propósito de Dios había ocurrido. La obediencia de Rebeca resultó en un matrimonio que Dios usó para bendecir a las naciones del mundo. Seguir detrás del liderazgo y quedarse debajo de la cabeza de tu esposo es a veces una lucha de fe. No siempre es un lugar cómodo. Se necesita cruzar países extranjeros, habrá personas extrañas en cada esquina y será necesario dejar la familia atrás. A veces la única manera de continuar el viaje será en esas oraciones que Dios contesta cuando nos encontramos desesperadas. Seguir detrás del líder que Dios escogió para ti es en última instancia una decisión de fe; fe en la soberanía de Dios. Dios está en control de tu esposo, sus decisiones y tu bienestar. Estoy alegre por haberme quedado junto a mi esposo, porque como Rebeca he sido bendecida. Mi oración para hoy: Padre amado, solamente Tú me has regalado la bendición de mi esposo. Tu deseo es que seamos uno, mudándonos por este mundo como si fuéramos un juego unido. Ayúdame a escoger acciones positivas para poder respetarle como el líder de nuestro hogar, aunque el futuro sea desconocido. Te pido esto en el Nombre de Jesús, Amén. miércoles, 11 de febrero Recursos sugeridos: Belleza Extrema: Experimenta el poder transformador de Dios por Sharon Jaynes Aplicación: Vuelva a leer el verso clave. Es importante notar que las bendiciones no vinieron a su familia hasta que ella se comprometió a irse con su hombre y empezó el viaje. 1. La próxima vez que estés preguntándole al Señor sobre el liderazgo de tu esposo, debes estar lista para caminar con tu hombre en vez de correr. 2. Si no estas en acuerdo con una decisión de tu esposo no temas hablarle sobre tus inquietudes. Dentro del matrimonio siempre se necesita comunicación. Si él desea hacer algo contra la Palabra de Dios, tú con sabiduría se lo puedes mostrar. 3. Ten fe de que Dios tiene control de tu vida aunque tu esposo no sea salvo. “Porque el esposo que no cree en Cristo, puede ser aceptado por Dios si está unido a una mujer cristiana. Del mismo modo, una esposa que no cree en Cristo, puede ser aceptada por Dios si está unida a un hombre que sí cree en Cristo. Además, los hijos de ellos serán aceptados por Dios como parte de su pueblo, y Dios no los rechazará como si fueran algo sucio.” 1 Corintios 7:14 (BLS) jueves, 12 de febrero Puntos para reflexionar: ¿Recuerdas un tiempo en tu vida cuando Dios te guió a hacer algo donde tuviste que salir en fe antes de que Él te diera la bendición? ¿Cómo se resolvió la situación? ¿Qué preguntas tuviste durante este tiempo? ¿Corriste del liderazgo del Señor? ¿Si tomaste la decisión de seguir tras el Señor, cómo fuiste bendecida por Dios? viernes, 13 de febrero Versículos para recordar: Efesios 5:23, " Porque el esposo es cabeza de su esposa, así como Cristo es cabeza de su iglesia, y también su Salvador. Cristo es la cabeza, y la iglesia es el cuerpo.” (BLS) Santiago 3:16-17, " Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa. Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía.” (RVR 1960) 1 Pedro 5:5-6, " Del mismo modo ustedes, los jóvenes, deben obedecer la autoridad de los líderes de la iglesia. Todos deben tratarse con humildad, pues la Biblia dice: ‘Dios se opone a los orgullosos, pero trata con amor a los humildes’. Por eso, sean humildes y acepten la autoridad de Dios, pues él es poderoso. Cuando llegue el momento oportuno, Dios los tratará como a gente importante.” (BLS) 1 Pedro 3:5-6, " Así eran algunas mujeres en el pasado, que confiaban en Dios y obedecían a sus esposos.6 Así fue Sara, pues obedecía a Abraham y lo llamaba "señor". Si ustedes hacen el bien y no tienen miedo de nada, serán como ella.” (BLS) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Laura A. Colón González, editora Judith Hernández: http://www.judithhernandez.blogspot.com/ Ana Stine Wendy Bello Ángela Vásquez Lupe Coka
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog