lunes, 18 de enero de 2010
por Glynnis Whitwer
Miembro del Equipo de conferencistas
de Proverbios 31, Ministerios para la mujer

Versículo clave:

Proverbios 31:24, "Confecciona ropa de lino y la vende; provee cinturones a los comerciantes." (NVI)

Hoy lee el capítulo entero. Escribe el versículo. Memorízalo


martes, el 19 de enero

Devoción:

En la economía de hoy, yo busco todas las formas posibles de ahorrar dinero. Soy una compradora de rebajas, busco cupones de descuentos, y uso la comida del día anterior para alimentar a mi familia. Soy una creyente firme del adagio popular: “Un peso ahorrado es un peso ganado”. Y en estos últimos años mi familia realmente ha tenido que aplicar este principio a nuestras vidas en gran manera.

Sin embargo, algunas veces ahorrar dinero no es suficiente. Ya que hay muchas familias que se han encontrado con una reducción de sus ingresos debido a los despidos y al cierre de las empresas, solo hay algunas pocas formas de economizar los recursos financieros.

Por lo que también soy partidaria de tratar de hacer dinero de una forma creativa. Mientras muchos de nosotros nos preguntamos qué traerá el futuro financieramente hablando, me gustaría sugerir que miráramos a un ejemplo bíblico de cómo podemos usar los recursos que tenemos en nuestras familias para aumentar nuestros ingresos familiares.

Uno de los mejores ejemplos que conozco se encuentra en Proverbios 31. Aquí conocemos a una mujer que era una buena administradora de todos sus recursos. En el versículo 24 aprendemos que ella usa sus habilidades de tejer para hacer dinero. Al considerar el ingenio de esta mujer, aprendo que ella identificó la necesidad (los comerciantes necesitan cinturones), y luego usó sus habilidades (haciendo ropa de lino) y energía (para venderla) para aumentar el bienestar de su familia.

Me pregunto si muchas de nosotras pasamos por alto este principio al enfrentarnos a un futuro financiero inestable con temor. Tal vez no necesitamos buscar a un empleador que esté contratando sino que debemos considerar cómo usar los recursos que Dios ya nos ha dado. En un viaje reciente conocí a una mujer que es ejemplo de eso mismo. Ella ya ha pasado su edad de jubilación, vive sola y quería tener un ingreso adicional. Como yo soy dueña de un negocio, nuestras cosas en común nos llevaron a conversar.

Esta mujer productiva compra suéteres de lana usados, los encoje y luego los cose en forma de guantes exclusivos usando otras telas y decoraciones. Luego los vende en una tienda local donde tiene un espacio. Eso no es todo lo que ella vende. Ha incluido productos hechos a mano por mujeres que los hacen en sus propias casas en otros países, además alguna ropa exclusiva que compra barata y luego la vende. Todo comenzó con una idea creativa de usar su talento y luego usar un poco de energía para vender.

El talento artístico no es el único recurso que tenemos para ayudar a nuestras familias. Muchas personas tienen otras habilidades que pueden ser usadas para aumentar sus ingresos. Algunos ejemplos son fuerza física, entrenamiento atlético, organización, planificación, pasión por viajar, cocinar, jardinería y limpieza.

Muchas tienen familia que pueden ayudar. El pasado verano yo vi a un jardinero trabajando cada semana con sus dos hijos a su lado. Son una familia que lucha unida cuando más se necesita.
Nadie desea un momento financiero difícil, aunque podemos aprender mucho durante los mismos. Cuando Dios está a nuestro lado, siempre hay oportunidades esperando ser descubiertas. En lugar de temer al futuro, tal vez Dios quiera sacar provecho a los recursos que él ha plantado en nosotras y en nuestras familias para un tiempo como este.

Mi oración para hoy:

Amado Dios, te doy gracias hoy por que me has dado muchos recursos. Gracias por mi vida, por mi mente, por la salud que tengo y por la esperanza que tú ofreces. Por favor ayúdame a ver cómo puedo usar mis recursos para ser más productiva financieramente. Solo tú sabes mis verdaderas necesidades. Por eso hoy quiero pedirte ayuda. Sé que puedo hacer todas las cosas en ti. En el nombre de Jesús, Amén.


miércoles, el 20 de enero

Aplicación:
Si te encuentras en una situación de necesidad financiera, toma unos minutos para evaluar todos los recursos que tienes. Enumera cinco que posiblemente se pudieran usar para mejorar tu salud financiera.


Recursos sugeridos:

Nuestra página principal

Más recursos


jueves, el 21 de enero

Puntos para reflexionar:

Muchas veces Dios usa nuestras finanzas para enseñarnos lecciones. ¿Qué has aprendido sobre Dios como resultado de un momento difícil, en el sentido financiero, en tu vida?

¿Cuál es un principio sabio en cuanto al manejo de tus finanzas que debes de aplicar a tu vida ahora?

viernes, el 22 de enero

Versículos para recordar:

Mateo 25:21: “Su señor le dijo: ‘Bien, siervo bueno y fiel; en lo poco fuiste fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.’ " (LBLA)

Proverbios 21:5: " Los proyectos del diligente ciertamente son ventaja, mas todo el que se apresura, ciertamente llega a la pobreza.” (LBLA)

Juan 21:6: "Jesús les dijo: --Echen la red por el lado derecho de la barca, y pescarán algo.’ Los discípulos obedecieron, y después no podían sacar la red del agua, pues eran muchos los pescados.” (LBLS)

© 2010 por Glynnis Whitwer. Todos los derechos están reservados

Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional.

Wendy Bello, editora

Judith Hernández: judithhernandez.blogspot.com

Ana Stine http://anastinescorner.blogspot.com/

Natasha Curtis
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog