lunes, 19 de noviembre de 2007
lunes, noviembre 19 Animo para hoy: Por Micca Campbell Escritora y Conferencista Certificada de Proverbios 31 Ministerios para la Mujer Versículo Clave: Filipenses 3:8, “Todo eso lo he dejado a un lado, y lo considero basura, con tal de llegar a conocer bien a Cristo, pues no hay mejor conocimiento. (BLS) Hoy lea el capítulo entero. Escriba el versículo. Memorícelo. martes, noviembre 20 Devocional Para Hoy: Si alguien, estuviera inspeccionando mi vida, podría percibir que mi gran pasión es compartir el amor de Dios con otros; ó, ellos determinarían que mi más profundo anhelo es llegar a convertirme en la mejor esposa y madre. Algunos otros concluirían, muy bien por cierto que mi gran sueño es abrir la puerta a otros de cómo caminar con Dios, antes de que deje atrás este mundo. Algunos de estos sueños de compartir con otros el amor de Dios contiene un pedazo de mi corazón y el gran llanto lo constituye el saber que otros no conocen a Dios todavía personalmente. Es esto posible? Puede una persona llegar a conocer a Dios íntimamente? Por supuesto que puede! Esto es realmente por lo que fuimos creados, para tener una relación de amor con nuestro creador, Señor y rey. Conocemos una enorme cantidad de personas a lo largo de nuestras vidas. Algunos de ellos son totalmente especiales para nosotros- un profesor de la escuela, quien nos ayudó a alcanzar algunas de nuestras metas- un tío o tía quien siempre estuvo de pie a nuestro lado, ó quizás algún héroe de la niñez que admirábamos. Dos de nuestros más influyentes y favoritas personas son nuestros amigos misioneros quienes sirven en Africa . Es maravilloso conocer gente especial como esta. Pero el más maravilloso privilegio es conocer a Dios. Tristemente sin embargo, más personas solo toman el primer paso al conocer Dios cuando vienen por “salvación”. Es suficiente para ellos que sus pecados estén perdonados y el cielo sea su futuro hogar. Si le preguntas a alguno de ellos que si conocen a Dios, muchos contestaran que sí. No entiendo como puede usted entender de confort, si nunca ha experimentado el confort de Dios. ¿Cómo sabe que Dios es el proveedor si está viviendo la vida dependiendo de usted mismo? ¿Y cómo sabe que el Señor es nuestro ayudador y guía, si nunca le ha permitido que sus manos lo lleven a través de la oscuridad de la tormenta? Usted no puede verdaderamente saber de El si nunca le ha permitido ser su Salvador. El puede ser más el puede serlo todo! Podemos tener todo el conocimiento intelectual que existe a cerca de Dios y así aún no lo conocemos. Nuestras Biblias pueden estar marcadas de todos los colores existentes y estar deshilachándose por el pasar del tiempo, pero esto no significa necesariamente que estemos familiarizados con Dios en un nivel personal. Esta clase de relación se da cuando confiamos en su palabra en cada situación que se nos presenta y en cada detalle de nuestra vida, hasta que confiemos plenamente en que El es fiel y verdadero. Si a lo largo de nuestra vida dependemos de nuestros propios recursos, nunca sabremos como es Dios de maravilloso, nunca sabremos que a lo largo de nuestras vidas el camina de nuestro lado y nos da la provisión. Dios no se mostrará como un arrogante y egoísta corazón. El se revelará así mismo con humildad. Es en un estado de necesidad que podemos reconocerlo a El como nuestra suficiencia y descubrir entonces quién es El. Inclinándonos diariamente ante su majestad es en donde descubriremos su gran poder amor, y relación. Cuando comenzamos a aprender del Señor como un niño depende de sus padres, comenzaremos a abarcar la divina naturaleza por la que esta echo Dios, y es un privilegio conocerlo. ¿Tienes hambre y pasión por conocer a Dios? Dígaselo. Pase tiempo con El y su palabra y descubrirá sus magníficos atributos. Descubriremos al igual que el apóstol Pablo, que el resto de cosas no son tan valiosas como el privilegio de conocer a Dios. El es el precio, la bendición de nuestras vidas y nuestro gran tesoro. El ya te conoces a ti y me conoce a mi, también. ¿No es tiempo para conocerlo a El? Mi oración para hoy: Amado Dios, confieso que conozco muy poco de Ti. Crea en mi hambre y sed por Ti. Oro que el conocerte sea mi gran decisión. Abre mis ojos al leer Tu Palabra y mis oídos para escucharla. Oro para que Te reveles a Ti mismo en mí y ayúdame a esperar pacientemente hasta que lo hagas. En el nombre de Jesús. Amen. miércoles, noviembre 21 Aplicación: Comience el día. Buscando a Dios. Busque un lugar tranquilo en el cual se pueda reunir con El diariamente. Entonces con tu Biblia ore y pida a Dios por el poder del Espíritu Santo, revelándose así mismo por medio de su palabra. Escriba los versos del pasaje que leyó, medite sobre éste pasaje y pregunte a Dios que le muestre que quiere enseñarte a través de este pasaje. Entonces aplíquelo y obedezca. !Dios Se revelará El mismo a ti! jueves, noviembre 22 Puntos para Reflexionar: ¿Qué es más importante para ti, conocer a Dios, ó ver que es lo que El puede hacer por ti? ¿Sabes que cuando tienes un encuentro diario con Dios, tu relación personal con El crece? ¿Permite que el conocer a Dios sea el más importante aspecto en tu vida? ¿Por qué, ó por qué no? ¿Te mantienes en un conocimiento profundo de Dios? viernes, noviembre 23 Versículos para Recordar: Salmo 63:1, “Oh Dios, tú eres mi Dios; yo te busco intensamente. Mi alma tiene sed de ti; todo mi ser te anhela, cual tierra seca, extenuada y sedienta.” (NVI) Isaías 26:9a, " Todo mi ser te desea por las noches; por la mañana mi espíritu te busca.” (NVI) Oseas 6:6, " Lo que pido de ustedes es amor y no sacrificios, conocimiento de Dios y no holocaustos.” (NVI) Proverbios 2:10, " La sabiduría vendrá a tu corazón, y el conocimiento te endulzará la vida.” (NVI) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Angela Vásquez Ana Stine Judith Hernandez
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog