lunes, 12 de enero de 2009
por Ángela Vásquez Graduada de “She Speaks” y voluntaria del Ministerio hispano Proverbios 31 Versículo clave: “Conforme a su eterno propósito realizado en Cristo Jesús nuestro Señor. En él, mediante la fe, disfrutamos de libertad y confianza para acercarnos a Dios.” Efesios 3:11-12 (NVI) Hoy lee el capítulo entero. Escribe el versículo. Memorízalo martes, el 13 de enero Devocional: Siempre que termina un año, trato de escribir todos mis propósitos y resoluciones que espero cumplir completamente cada nuevo año. Y como siempre, al leer mis pasadas resoluciones y propósitos, con frustración me doy cuenta que todas esas metas por alcanzar se quedaron a mitad de camino. Orándole al Señor, Él me permitió comprender lo que estaba pasando con mis resoluciones. Me gustaría compartirlo contigo porque sé que no soy la única que deja sus metas en la mitad del camino. Fuimos creadas con un propósito. Dios tiene un plan para cada una de nosotras. El versículo de hoy nos dice que Dios hizo un propósito eterno en Cristo Jesús. (Efesios 3:11). También hizo otro. Nos regaló su palabra para que la leamos porque nunca vuelve vacía. “Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos, y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón.” Hebreos 4:12 (NVI) Pero no todo terminó aquí. Él nos dejó su Santo Espíritu con el propósito de que fuera nuestro ayudador, (Hechos 10:46). Nos ayuda a orar y Él mismo intercederá por nosotros ante del Padre (Romanos 8:26-27). Así que cuando vuelvas a mirar tus propósitos para el nuevo año, reflexiona en estos cuatro puntos. - ¿Está Jesús en primer lugar? Recuerda que Él es nuestro eterno propósito. - ¿Está mi propósito de acuerdo con la palabra de Dios? - ¿He orado y pedido ayuda? ¿Conozco a mi ayudador? - Y por último, recuerda que sin fe es imposible agradar a Dios, (Hebreos 11:6). Esto quiere decir que tenemos que poner en práctica nuestros propósitos, no dejarlos solo en la caja de los recuerdos año tras año. Ahora entiendo porque yo nunca completaba mis resoluciones. Lo que me pasaba era que solo pensaba en ellos como si fueran listas para ir de compras al supermercado. Ya entiendo, y ojalá tú también. Dios, y solo Él, debe de ser la fundación de nuestros propósitos. Mi oración para hoy: Amado padre Celestial, deseo que cada una de las metas de quienes lean éste devocional se cumplan en tu nombre. Pero mi oración principal es que tú estés acompañándonos este nuevo año. En el nombre de Jesús. Amén. miércoles, el 14 de enero Aplicación: Escribe en un tablero, en el espejo de tu baño o en algún lugar que te sea visible la manera que aprendiste hoy de cómo hacer tus propósitos. jueves, el 15 de enero Puntos para reflexionar: Si deseas alcanzar alguna meta, como ir a la universidad, crecer más espiritualmente, leer más la Biblia, recuerda que la palabra de Dios nos dice, “Todo lo podemos en Cristo que nos fortalece.” Filipenses 4:13 (NVI). Aplica ésta palabra a tu propósito cuando ores por ello. ¿Deseas casarte este año o simplemente encontrar tu pareja? Recuerda que Dios creó a Eva como ayuda idónea. Aplica esta palabra a tu petición: Dios dijo: “No es bueno que el hombre este solo”. (Génesis 2:18) (NVI) ¿Es tu propósito hacer ejercicios, cuidar más tu salud? Recuerda orar por esto sabiendo que la palabra de Dios dice: “Somos el templo del Espíritu Santo.” 1Corintios 6:19 (NVI) Ser valiente es un propósito, así que no estás sola. Ora por esta promesa que Dios le hizo a Josué: “Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará donde quiera que vayas.”Josué 1:9 (NVI). viernes, el 16 de enero Versículos para recordar: Santiago 4:14, “Y eso que ni siquiera saben qué sucederá mañana! ¿Qué es su vida? Ustedes son como la niebla, que aparece por un momento y luego se desvanece.” (NVI) Efesios 1:11, “En Cristo también fuimos hechos herederos, pues fuimos predestinados según el plan de aquel que hace todas las cosas conforme al designio de su voluntad.” (NVI) 2 Corintios 4:18, “Así que no nos fijamos en lo visible sino en lo invisible, ya que lo que se ve es pasajero, mientras que lo que no se ve es eterno.” (NVI) Proverbios 16:3, “Pon en manos del Señor todas tus obras, y tus proyectos se cumplirá.” (NVI) Proverbios 16:4, “Toda obra del Señor tiene un propósito; hasta el malvado fue hecho para el día del desastre.” (NVI) Gracias por su ayuda con este devocional. Laura A. Colón González, editora
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog