lunes, 5 de enero de 2009
por Glynnis Whitwer “Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo, conscientes de que el Señor los recompensará con la herencia. Ustedes sirven a Cristo el Señor.” Colosenses 3:23-24 (NVI) Hoy lee el capítulo entero. Escribe el versículo. Memorízalo martes, el 6 de enero Devoción: El era un hombre callado, un trabajador fuerte Tejano quien creía que un hombre honesto podía encontrar un trabajo honesto. Vivía en el valle de Pecos en Nuevo México, balanceándose sobre el borde de la sequía del oeste, combinado por la época de la depresión, mi abuelo Bert Sinclair, siempre consiguió un trabajo.Bert siempre realizó trabajos de servicio, trabajando en la construcción de carreteras, jardinería, como carnicero, y siempre como un agricultor. Añadiendo a todos estos trabajos, él tenía su cocina personal en el jardín, para mantener a toda su familia. La sequía trajo nuevas maneras de cultivar la tierra. Sin dar marcha atrás en el trabajo que fuera, Bert presentó siempre una actitud positiva. Al final de un día duro de trabajo, él se relajaba en su casa, rodeado de sus cinco hijos quienes querían lavar sus cansados pies por un centavo. Y en la calma de las silenciosas tardes, mi abuelo tomaba su Biblia y leía las palabras que dirigieron sus pasos. Su vida entera de devoción y amor para proporcionar a su familia lo necesario, dejó un legado divino de la dignidad al trabajo. Hoy dia, al empezar un año nuevo debemos hacer una mirada hacia todos aquellos quienes trabajaron para construir países fuertes. Es bueno dar una pausa y recordarnos de lo qué es el trabajo para Dios y el valor que tiene.Hay una tendencia negativa a pensar que el trabajo, es la consecuencia del pecado de Adán y Eva. En el capítulo 3 de Génesis, Dios le dijo a Adán que por su desobediencia trabajaría arduamente y con dolor conseguiría lo que comería. Pero esta no fue la primera referencia del trabajo. En el Segundo capítulo de Génesis, después de que Dios creó a Adán y Eva la escritura registra, “Dios el Señor tomó al hombre y lo puso en el jardín del Edén para que lo cultivara y lo cuidara.” (Génesis 2:15 NVI) El trabajo fue la primera responsabilidad que tuvo Adán. De hecho él aparece como el primero del llamado de Dios en la vida de una persona. En nuestra sociedad hay diversidad de trabajos. En la escritura todos los trabajos honestos tienen un gran valor. Pablo escribió a los creyentes de Colosenses en el libro de los Colosenses, como deberían de caminar el hombre y la mujer, incluyendo a los esclavos. Era exclusivamente a ellos los esclavos a quienes Pablo escribió estas palabras, "Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo, conscientes de que el Señor los recompensará con la herencia. Ustedes sirven a Cristo el Señor." (Colosenses 3:23-24, NVI)No solamente fueron estos esclavos probablemente responsables por la modestia de sus trabajos, pero estuvieron haciendo esto una y otra vez sin un futuro, ni con esperanza de cambio. Pablo les recuerda que su trabajo es valioso por que ellos están trabajando para el Señor. En cualquier trabajo que tengas hoy, trata de encontrar el mayor significado. El trabajo no es un castigo, es una oportunidad para servir al Señor con fe, diligencia y gratitud en nuestros corazones. Aunque no permanezca en ese lugar para siempre, haga lo mejor con dignidad. Estoy muy orgullosa de la herencia que me dejó mi abuelo como trabajador fuerte y honesto, su dignidad calladamente resuena en los corazones de sus hijos, nietos y en los hijos de sus nietos. Burt Sinclair no figurará en los anales de la historia de Texas o Nuevo México. Pero su legado de compromiso con Dios, su trabajo y familia, estoy segura serán recordados en el libro de la vida. Este legado de dignidad lo pasaré también a mis hijos. Amado Padre, te alabo por valorar cada área de mi vida. Gracias por permitirme trabajar y servirte. Perdóname por quejarme alguna vez acerca de mi trabajo. Ayúdame para darte honra y gloria. En el nombre de Jesús, Amen. miércoles, el 6 de enero Aplicación: Identifica las diferentes áreas en donde estas realizando el trabajo que Dios te ha llamado hacer. ¿Cómo es tu actitud en cada área? Si necesitas cambiar o mejorar ora a Dios por su ayuda. Recursos sugeridos: ¿Lo conoces? jueves, el 7 de enero Puntos para reflexionar: ¿Cómo ves el trabajar para el Señor?¿Cómo puedes cambiar la actitud acerca del trabajo? Las escrituras nos dicen que trabajemos con todo nuestro corazón. ¿Cuáles serian unas buenas razones para dejar un trabajo? Génesis 2:2 nos dice que Dios trabajó desde que creó la tierra. ¿Cómo puedes ampliar la definición de trabajo? Identifica algunas personas en tu vida, quienes hicieron con dignidad su trabajo. ¿Cuáles son algunas características acerca de ellos? viernes, el 9 de enero Versículos para recordar: Génesis 2:2, “Al llegar al séptimo día, Dios descansó porque había terminado la obra que había emprendido.” (NVI) Hechos 13:2, “Mientras ayunaban y participaban en el culto del Señor, el Espíritu Santo dijo: ‘Apártenme ahora a Bernabé y a Saulo para el trabajo al que los he llamado.’ ” (NVI) Efesios 4:11-12, “El mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; y a otros, pastores y maestros a fin de capacitar al pueblo de Dios para la obra de servicio, para edificar el cuerpo de Cristo.” (NVI) 1 Tesalonicenses 5:12, “Hermanos, les pedimos que sean considerados con los que trabajan arduamente entre ustedes, y los guían y amonestan en el Señor.” (NVI) Proverbios 14:23, “Todo esfuerzo tiene su recompensa, pero quedarse sólo en palabras lleva a la pobreza.” (NVI) © 2008 by Glynnis Whitwer. All rights reserved. Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Laura A. Colón González, editora Judith Hernández: http://www.judithhernandez.blogspot.com Ana Stine Lupe Coka Wendy Bello Ángela Vásquez

1 comments:

Anónimo dijo...

Van,
He recibido Proverbios 31 por mas de 3 anos, pero esta vez fue especial. En uno de los devocionales nos recomendaron este libro.
Esta manana despues de finalizar el libro " La cabana" (The Shack). Me prometi a mi misma que compartiria con alguien hoy lo que Dios hizo en mi atravez de este libro. Llego a lugares que no habia habierto en un muchos anos. Es un libro maravilloso, vi a nuestro creador en un forma totalmente nueva. Creia que mi FE estaba puesta en el , pero me di cuenta que hasta hoy conoci al El Senor. Creo que este libro fue hecho con Dios guiando lapiz y papel del escritor. Queria sentar estas palabras para que aquellas que deseamos crecer en le Senor desde hoy, confiemos en el no importa cualquier circumstancia que estemos atravezando. Entender que es nacer de nuevo.!!!

Carinosamente,

Monica

Publicar un comentario
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog