lunes, 14 de septiembre de 2009
TRAÉMELO


Marybeth Whalen
Miembro del Equipo de
conferencistas de Proverbios 31,
Ministerios para la mujer


Versículo clave:

“Tráiganmelos acá —les dijo Jesús.” Mateo 14:18 (NVI)

Hoy lee el capítulo entero. Escribe el versículo. Memorízalo


martes, el 15 de septiembrel

Devoción:

"Ma-má," me llamó mi hijo de seis años desde la sala, donde estaba haciendo su tarea de matemáticas.

“¡No puedo hacer esto!”
Y yo, desde la cocina lavando los platos, contesté: “Si no puedes hacerlo, tráemelo.”

Y como un zumbido, escuché la voz quieta y suave de Dios, penetrando en esas palabras que yo acababa de decir en voz alta. “¿No es eso lo que yo te digo a ti?” Me recordó.

Cuando me siento sobrecargada: “Si no puedes hacerlo, solamente tráemelo.”
Cuando estoy enojada: “Si no puedes hacerlo, solamente tráemelo.”

Cuando estoy herida: “Si no puedes hacerlo, solamente tráemelo.”

Cuando estoy confundida: “Si no puedes hacerlo, solamente tráemelo.”


Miles de años atrás, los discípulos se encontraron con una situación donde ellos no podían hacer nada. No podían alimentar a 5,000 hombres y sus familias que tenían hambre. Ellos sabían que el dejarlos ir, sería la pérdida de una gran oportunidad para el ministerio. Pero no habían recursos. Y luego un pequeño niño se puso de pie y ofreció su almuerzo.

Jesús respondió, “Tráemelo aquí.” El tomó esa pequeña ofrenda, la pequeña porción ofrecida en fe, y la multiplicó más de lo que cualquier persona hubiera esperado.

Yo necesito que Dios haga eso por mí todos los días. Cuando pienso que no puedo hacer algo, necesito tomar mi fe, y lo poco que yo puedo hacer y colocarlo en sus manos. Y luego necesito retirarme y verlo multiplicar mi sencilla ofrenda en algo grandioso y maravilloso.

¿Qué es lo que estás sintiendo que no puedes hacer hoy?

¿Tomar un reto que Dios te está presentando?

¿Responder a una oportunidad en el ministerio que parece difícil?

¿Permanecer en un matrimonio que desde tu punto de vista parece acabado?

¿Perseverar en tus esfuerzos de pagar todas tus deudas?

¿Perdonar a alguien que te hirió?

Cualquier cosa que sea, entiende esto: Estás en lo correcto. No puedes hacerlo. Entonces trae esa situación ante Él. Mírate a ti misma ofreciéndosela a Dios, así como el pequeño almuerzo del niño. Luego retírate y prepárate para ser asombrada.

Mi oración para hoy:

Amado Dios, te alabo por ser tú el que lleva mis cargas. Gracias por tomar mi “Yo no puedo” y transformarlo con tu poder y tus bendiciones. Ayúdame a recordar a no estar ansiosa o preocupada cuando tengo dificultades, pero simplemente a traer mis situaciones a ti una y otra vez. En el nombre de Jesús, Amén.


miércoles, el 16 de septiembre

Aplicación:

Haz una lista en tu diario de las razones por las cuales no puedes hacer ciertas cosas; pagar sus deudas, quedarte en el matrimonio, enseñarles a tus hijos, trabajar en un cierto trabajo, etc. Después de escribir todas esas razones escribe con un marcador rojo: “Trámelo.” Regocíjate en el Señor porque esas son las palabras personales de Jesús para ti hoy.


Recursos sugeridos:

Quienes somos
Más recursos

jueves, el 17 de septiembre
Puntos para reflexionar:

Hay algo que le estás diciendo a Dios que no lo puedes hacer? Tome un poco tiempo hoy pidiéndole que multiplique tus pequeños esfuerzos como solo El puede. Cada vez que empiezas a preocuparte, vuelva a Dios y tráeselo.

viernes, el 18 de septibmbre

Versículos para recordar:


Salmos 115:11, "Los que temen al SEÑOR, confíen en él; él es su ayuda y su escudo.” (NVI)

Salmos 116:7, " Dios mío, tú has sido bueno conmigo; ya puedo dormir tranquilo.” (BLS)

                       © 2009 by Marybeth Whalen. All rights reserved.


Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional.

Laura A. Colón González, editora                                                                       Wendy Bello, editora                                                                                        Judith Hernández: http://www.judithhernandez.blogspot.com                            Ana Stine                                                                                                        Ángela Vásquez                                                                                                        Lupe Coka
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog