viernes, 8 de febrero de 2013


Tracie Miles

 “Dichoso el que resiste la tentación porque, al salir aprobado, recibirá la corona de la vida que Dios ha prometido a quienes lo aman.” Santiago 1:12 (NVI)
         
Lectura:

Ser madre y criar hijos son una de las cinco razones que más frecuentemente producen estrés en la población general. Entiendo por qué.

Hay días en los que siento que ser madre me pone al borde del abismo. A pesar de mi amor incondicional por mis queridos hijos, a veces el pensamiento de tomarme unas mini-vacaciones de ser madre (si es que existe tal cosa) suena bastante atractivo. Especialmente en los días en los que estoy sufriendo un severo caso de estrés de mamá.

Cuando los hijos son pequeños las demandas que exigen de sus padres son físicamente extenuantes, por no decir más. Pero cuando crecen y son adolescentes, el cansancio físico rápidamente es reemplazado por el agotamiento emocional.

En lugar de tener a nuestros cuerpos sufriendo por noches sin dormir, cargando montones de ropa por lavar, y el constante olor de pañales sucios, nuestros corazones sufren con preocupaciones estresantes. Preocupaciones como si nuestros hijos llegarán bien a casa o no, si tienen los amigos correctos, y si serán lo suficientemente fuertes para mantenerse en pie y defender lo que es correcto a pesar de la presión de los amigos.

La travesía de criar a los hijos, desde pequeños a adolescentes, es extenuante. Cada etapa presenta su propia dosis de retos estresantes. Podemos fácilmente entregarnos por completo y acabar sintiéndonos vacías y desanimadas. Es posible incluso que perdamos nuestro deseo de seguir dándolo todo en la crianza de nuestros hijos.

En el versículo clave de hoy, Santiago discute el tema de la perseverancia en las muchas pruebas difíciles que enfrentamos en la vida, y a veces, criar a los hijos parece como una serie de constantes pruebas físicas y emocionales.

“Dichoso el que resiste la tentación porque, al salir aprobado, recibirá la corona de la vida que Dios ha prometido a quienes lo aman.” (Santiago 1:12 NVI)

A mí me anima este recordatorio de que incluso cuando las situaciones son difíciles, aquellos que perseveran serán recompensados, incluyendo los padres que perseveran durante los años difíciles de la crianza de los hijos.

También encuentro interesante que antes de este versículo, Santiago nos dice que mantengamos una perspectiva apropiada en las situaciones que requieren perseverancia. Por ejemplo, Santiago 1:2-5 confirma que todos enfrentaremos pruebas, y que debemos recordar que nuestra perseverancia resultará en madurez y terminación.

Él también dice que si nos hace falta sabiduría podemos pedírsela a Dios, quien generosamente provee las respuestas y la ayuda necesaria para sobrellevar nuestros días difíciles. No sé tú pero ¡yo necesito sabiduría y guía para criar a mis hijos minuto a minuto!

Al perseverar en el estrés que implica criar a nuestros hijos, podemos tener esperanza sabiendo que Dios nos provee de fuerza y sabiduría. Él estará complacido de que no nos demos por vencidas, de que seguimos buscándolo y confiando en él en todas y cada una de nuestras pruebas.

Criar hijos es una vocación muy importante, que requiere de mucho depender de Dios, una determinación inquebrantable y una perseverancia infinita. ¡No te rindas!

Amado Señor, he estado estresada y abrumada en mi rol como mamá y con frecuencia me siento culpable al respecto. Estoy exhausta física y mentalmente. Ayúdame a recordar que estos sentimientos son  normales y que necesito depender de ti para obtener fuerza y sabiduría. Dame el deseo y la habilidad para perseverar y encontrar alegría en la aventura de ser madre. En nombre de Jesús, amén.


Cuando compras algún recurso a través de los Ministerios Proverbios 31 dejas una huella en la eternidad porque tu compra apoya las diversas esferas que sin costo alguno ofrece este ministerio para dar esperanza. Quisiéramos competir con los precios que ofrecen los enormes almacenes que venden en línea, pero sencillamente no podemos hacerlo. Por lo tanto, agradecemos muchísimo todas y cada una de las compras que hagas con nosotros. ¡Gracias!


¿Te has sentido completamente desbordada en tu jornada como madre últimamente? ¿Has orado para recibir fuerza, sabiduría y alegría en medio del estrés?

Pídele a Dios que te dé una nueva perspectiva ante las situaciones que como madre estás enfrentando. Busca su conocimiento en cuanto a la forma en la que él produce frutos en el corazón de tus hijos mediante tu perseverancia y compromiso hacia él.

Versículos poderosos:
Hebreos 10:36, “Ustedes necesitan perseverar para que, después de haber cumplido la voluntad de Dios, reciban lo que él ha prometido.” (NVI)


© 2013  de Tracie Miles. Todos los derechos están reservados.  


Van Walton. Directora del ministerio para latinas t
Judith Hernández, la voz latina  
Ana Stine  
Natasha Curtis
Waleska Nickerson 
Veronica Young
Karina Córdova
Cony Villareal
Diana Torres

 

Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog