lunes, 31 de diciembre de 2007
lunes, diciembre 31 Ánimo para hoy por Karen Ehman Conferencista y Escritora Certificada de Proverbios 31 Ministerios para la Mujer Versículo Clave: “Hoy les ha nacido en la ciudad de David un Salvador, que es Cristo el Señor. Esto les servirá de señal: Encontrarán a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre." Lucas 2:11-12 (NVI) Hoy lea el capítulo entero. Escriba el versículo. Memorícelo. martes, enero 1 Devocional para Hoy: “Léelo mami. Por favor léelo otra vez.” Mackenzie, en ese entonces de 7 años, me rogaba. Su hermano de tres años, Mitchell, repetía su súplica. “Si mami, especialmente la parte del niño pequeño y su burro!” Sus caritas frescas recién bañadas y su cabello todavía mojado brillaba en la luz del árbol de navidad mientras se sentaban con sus pijamas cerca de mí en el sofá. Un ritual de cada noche en diciembre, ellos escogían un libro de nuestra “Canasta del niño Jesús” lleno de libros de historia del nacimiento del Cristo. Su favorito este año, en particular era uno pequeño. Una historia ficticia de un burro muy pequeño que debía ser vendido par poder tener una pieza de plata. Su amo joven, lo lleva a la ciudad, y nadie quería una criatura tan pequeña excepto por su propio dueño. El burro estaba listo para dar su vida, cuando de pronto un hombre amable ofrece comprarlo para ayudarle a cargar a su esposa que está embarazada hasta Belén. Entonces al pequeño burro se le da la gran tarea de llevar a la madre de Jesús al establo donde Él nacería. Siempre me ha gustado contar historias de navidad a mis hijos y todos los años ellos reciben un libro de navidad nuevo de parte de mi madre. Ese año, sin embargo mis ojos fueron abiertos a una parte de la historia que yo, intencionalmente había dejado fuera. Después de tambalearme hacia la “Canasta del niño Jesús” para poner a un lado el libro que acabábamos de leer, Mitchell me pidió que le leyera de la Biblia una historia del otro Jesús. “¿Qué otro Jesús?” Le pregunté. “No el niño Jesús” El respondió, “El Jesús grande que murió en la cruz.” En ese momento me di cuenta que él no había relacionado a los dos en su mente, me senté y le expliqué que el niño Jesús creció hasta que fue el mismo Jesús que murió en la cruz para salvarnos de nuestros pecados. De alguna manera el había imaginado que el niño Jesús era un cuento de hadas y el Jesús grande era “real.” Yo pensé en como, nosotros los adultos podemos hacer la misma cosa. OH, nosotros sabemos que solo hay un Jesús, un Jesús verdadero, pero nos hemos contentado en dejarlo allí inocente en el pesebre. De alguna manera un dulce bebé es aceptable a todo el mundo a nuestro alrededor. Pero el Señor que llama a los hombres y mujeres para escoger entre obedecerle o sufrir las consecuencias, no lo es. Pero no podemos tener una parte de la historia sin la otra. No debemos olvidar que el establo de madera un día se convirtió en una escabrosa cruz. Nosotros no podemos mirar con amor en el pesebre sin observar obedientemente la cruz. El niño Jesús merece nuestra adoración y nuestro Señor Jesús merece nuestra lealtad. Al siguiente año yo no abandoné la historia completa del verdadero y único Jesús cuando leí los cuentos de navidad a mis hijos. Comenzando con Lucas capitulo 2 del perfecto mundo de Dios, antes de escoger un libro de dibujos de nuestra canasta especial, nosotros leemos del plan perfecto de Dios de enviar a Jesús a la tierra. Nosotros trabajamos en memorizar mas de la escritura para presentar nuestro drama de navidad para el abuelo y la abuela. Todavía hasta hoy inventamos formas de mantener la historia continua para que sea una sola hasta la época de la resurrección. Una mujer me contó de cómo ellos salvaron su árbol de navidad, cortaron todas sus ramas para quedarse con un tronco largo. Entonces ellos cortaron la punta como un tercio hacia abajo y luego amarraron las dos partes juntas en forma de cruz. Y lo colocaron en su casa en donde estaba el árbol de navidad como un recordatoria visual de la vida entera de Jesús. De la cuna a la cruz…OH vamos a adorarle. Mi oración para hoy: Amado Dios, ayúdame a conectar en mi mente lo dulce del bebe Jesús con la sumisión del Rey de reyes. En el nombre de Jesús. Amen. miércoles, enero 2 Aplicación: Está atenta a como el mundo describe a Jesús en esta época del año. ¿Los ejemplos que tú ves son precisos? ¿Por qué o porqué no? Determínate a usar la época de Navidad como una grieta en la puerta para abrir una conversación acerca de la realidad de Jesús y lo que el requiere de nosotros los humanos jueves, enero 3 Puntos para Reflexionar: Piensa hacia atrás en la época de empezar a conocer acerca de Jesús. ¿Cómo fue interpretado por ti? Verdad o ficción. ¿Cómo lo describes a otros? Como un niño indefenso o Dios de todo. Si tienes contacto con niños, ¿Cómo puedes hacer que la realidad de Jesús se convierta en algo vivo para ellos? viernes, enero 4 Versículos para Recordar: Juan 14:23, “Le contestó Jesús: ‘—El que me ama, obedecerá mi palabra, y mi Padre lo amará, y haremos nuestra vivienda en él.‘ ” (NVI) Hebreos 12:2, “Fijemos la mirada en Jesús, el iniciador y perfeccionador de nuestra fe, quien por el gozo que le esperaba, soportó la cruz, menospreciando la vergüenza que ella significaba, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios.” (NVI) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Angela Vásquez Ana Stine Judith Hernandez
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog