martes, 25 de diciembre de 2007
lunes, diciembre 24 Animo para hoy "Atesorando" Por Marybeth Whalen, Escritora Certificada de Proverbios 31 Ministerios para la Mujer Versículo Clave: Lucas 2:19, "María, por su parte, guardaba todas estas cosas en su corazón y meditaba acerca de ellas." (NVI) martes, diciembre 25 Devocional para Hoy: No sabemos mucho a cerca de María, la madre de Jesús. Las escrituras nos dicen que ella fue una joven muchacha, que amaba a Dios y deseaba hacer su voluntad a cualquier costo. No sabemos por qué, ó cómo Dios la eligió para ser la madre de su único hijo. Solo sabemos que lo hizo. Aunque la respuesta que ella le dio al ángel cuando le advirtió de los planes que Dios tenía para ella, nos puede dar una idea de por que Dios la escogió como la madre de su hijo. “Aquí tienes a la sierva del Señor” --contestó María--.” Que él haga conmigo como me has dicho”. Con esto, el ángel la dejó. (Lucas 1:38) Recientemente mis hijos y yo estábamos leyendo el pasaje de Lucas cuando Jesús se pierde de sus padres y ellos lo encuentran en el templo (Después de buscarlo por tres días). Como padres estaríamos petrificados de miedo si nuestros hijos se perdieran por un minuto, se imaginan perdidos por tres días? Cuando finalmente sus padres encontraron a Jesús en el templo, la escritura dice que El contesto a sus padres diciendo que estaba en la casa de su padre. Pero ellos no entendieron, lo que les decía --“¿Por qué me buscaban? ¿No sabían que tengo que estar en la casa de mi Padre”? Pero ellos no entendieron lo que les decía. (Lucas 2 49,50, NVI) Cuando mis hijos y yo leímos este pasaje, traté de colocarme en el lugar de María en aquel momento. Y es por esto que ahora sé que yo no me habría ganado el honor de ser la madre e Jesús, ya que al pensar en la reacción que hubiera tenido después de perderse tres días mi hijo y encontrarlo en el templo, no hubiera sido la mas cándida. Yo estaría muy disgustada. Entonces leí el siguiente versículo y lo entendí. “Pero su madre guardaba todas estas cosas en su corazón.” (Lucas: 2:51b, NVI) La última vez que encontramos a María, guardando ó atesorando acontecimientos en su corazón, fue antes del nacimiento de su hijo. Una vez más las cosas no estaban saliendo como se quería. Su hijo tendría que nacer en un establo, no muy limpio y maloliente, con bastante frió. Pero, María sabía como responder a este tipo de circunstancias, confiaba en Dios, pasara lo que pasara. Su actitud siempre dio muestra de la confianza y dependencia total que ella tenía en Dios. Las escrituras nos dicen que ella guardaba todas estas cosas como tesoros en su corazón. ¿Estaríamos nosotras dispuestas? ¿Si nuestras circunstancias son buenas, mejoran o empeoran realmente permaneceríamos confiando en Dios y dependiendo totalmente de El? Esta es la época del año en la que celebramos la llegada de Jesús. Planeo trabajar en mi actitud, cuando las cosas no estén bien, aceptar practicando el plan que Dios tiene para mi vida, crecer en amor y apreciación por Jesús al igual que María lo hizo. Pero más que todo planeo, en esta navidad buscarlo en todas partes, como ella lo hizo, y no perderlo de vista otra vez. Mi oración para hoy: Amado Padre Celestial, gracias por mandar a tu único hijo dentro de este mundo. Y así como en esta época celebramos su nacimiento, ayúdanos a enfocarnos en quién es El y por qué vino. Ayúdame a atesorar en mi corazón al igual que María y que se refleje en mi actitud cada día. En el nombre de Jesús, Amén. miércoles, diciembre 26 Aplicación: Si tienes niños en tu vida, lee este pasaje con ellos, y habla acerca de cómo creció Jesús. Este es uno de los pocos pasajes que nos hablan de Jesús como niño. También un buen tiempo para hablar acerca de estar con nuestro padres y que haremos cuando venga la separación Ajusta tu actitud hoy se mas tolerante aceptando las circunstancias que tienes, deja ir cualquier sentimiento dolor, pena, sufrimiento, solo por hoy. jueves, diciembre 27 Puntos para Reflexionar: La Biblia nos dice que María atesoraba, guardaba todas estas cosas en su corazón” Eso no quiere decir que solo guardara las cosas buenas, ella atesoraba todas las cosas y circunstancias por las que pasaba confiando plenamente en Dios. Y Tú, ¿guardas todas tus cosas y circunstancias en tu corazón confiando en Dios, ó simplemente lo amas por lo que El te pueda dar? ¿Si estás pasando ahora por un periodo de espera estás atesorando el viaje, ó simplemente estás esperando el final? viernes, diciembre 28 Versículos para Recordar: Job 23:12, "No me he apartado de los mandamientos de sus labios; en lo más profundo de mi ser he atesorado las palabras de su boca." (NIV) Mateo 6:21, " Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón." (NIV) Colosenses 2:2-3, "Quiero que lo sepan para que cobren ánimo, permanezcan unidos por amor, y tengan toda la riqueza que proviene de la convicción y del entendimiento. Así conocerán el misterio de Dios, es decir, a Cristo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento!" (NVI) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Angela Vásquez Ana Stine Judith Hernandez
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog