lunes, 3 de diciembre de 2007

lunes, diciembre 3

Ánimo para hoy Por Glynnis Whiter

Conferencista y

Escritora Certificada

de Proverbios 31

Ministerios para la Mujer

Versículo Clave:

Hebreos 12:11 “Ciertamente, ninguna disciplina, en el momento de recibirla, parece agradable, sino más bien penosa; sin embargo, después produce una cosecha de justicia y paz para quienes han sido entrenados por ella. (NVI)

Hoy lea el capítulo entero. Escriba el versículo. Memorícelo.

martes, diciembre 4

Devocional para Hoy:

Un mes en mi nuevo y apenas comenzado programa de ejercicios y ya quiero renunciarlo. Probablemente por que soy la persona menos atlética que yo conozco. Se me ha dicho también que corro peor que una niñita y estoy casi segura que yo fallé el examen de Educación Física del presidente.

Sin embargo como yo sé en mi mente que el ejercicio es la única forma de volverme mas fuerte, yo ignoro las protestas de mi cuerpo y continúo. Pero todas las semanas descubro un dolor nuevo en mi cuerpo… mi espinilla, mis rodillas, mis brazos todos crujen con la molestia de ser despertados de su estado sedentario.

Durante una agotadora clase de ejercicios, el instructor nos puso a hacer un ejercicio de bajar la espalda. A la primera punzada de dolor, paré. yo sabia que un poco de dolor podría ser peligroso y no quería continuar con algo que pudiera ser malo para mi espalda. Viendo que yo paraba, el instructor se agacho hasta mi nivel con una mirada de pregunta, “¡Duele!” le expliqué.

“Yo se,” él respondió. Este ejercicio va a fortalecer tu espalda. Para cuando necesites descansar, pero trata nuevamente. Y cada vez aguanta un poco mas de tiempo.

Mi primer instinto era parar al primer signo de dolor. Yo se que el dolor es una de las señales de prevención de Dios para protegernos, y mi instinto de auto-protegerme estaba comprometido completamente. Sin embargo para poder fortalecerme, yo tuve que experimentar el dolor.

Parece ser que el dolor es un efecto, siempre que tratamos de fortalecer algún área de nuestras vidas. Ya sea tratando otra vez después de un desanimo, amar después de una rotura de Corazón, o forzarnos a nosotras mismas a organizar la cocina cuando seria mejor estar viendo una película, la vida puede ser dolorosa.

Siento el tener que admitir que mi instinto de evitar el dolor o la incomodidad me ha mantenido lejos de alcanzar mis metas en la vida. Parte de esto es por que es difícil diferenciar el dolor que debemos evitar, como el quemarnos tocando la estufa y la clase de dolor que nos hace mas fuertes. Parece que el dolor simplemente es dolor- algo de lo cual alejarse.

Pero algún dolor es bueno para nosotras. Una cosa que me ayuda a saber si el dolor ayuda es ver el resultado. Hebreos 12:11 habla de la promesa del dolor en la disciplina “fruto apacible de justicia.”

El enfoque de esta “gran imagen” me ha empujado en muchas experiencias dolorosas en mi vida. Como una seguidora de Jesús, mi vida no guarda la promesa de las cosas fáciles. La realidad - puede ser todo lo contrario. Mucho de lo que Dios me pide que haga me empuja a pasar mi zona de comodidad. Y aun así su promesa de “fruto apacible de justicia” vale la pena ante la molestia.

Entonces creo que yo seguiré ejercitando y viendo mi dolor como un camino hacia la fortaleza. Y mientras hago eso, yo le agradeceré a Dios por la promesa de al final tener un resultado saludable en todas las áreas de mi vida.

Mi oración para hoy:

Amado padre celestial, gracias por amarme lo suficiente para disciplinarme en mi vida. Ayúdame a saber cual dolor significa parar y cual dolor es necesario para mi salud. Quiero ser más fuerte en todas las tareas de mi vida para poder servirte en mi totalidad. En el nombre de Jesús. Amen.

Nota del autor: Dolor es una señal de alerta de Dios si usted continúa con un dolor físico, por favor vea ayuda profesional.

miércoles, diciembre 5

Aplicación:

Identifica un área de tu vida que necesita ser fortalecido.

¿Qué cosa es dolorosa (pero saludable) que puedes hacer esta semana para fortalecer esa área?

jueves, diciembre 6

Puntos para Reflexionar:

¿Qué disciplina resentiste en algún momento, pero aprecias ahora?

Lee Santiago 1:2-4 (búscalo abajo) ¿Cúal debe ser nuestra actitud cuando nos enfrentamos a retos?

¿Qué te puede ayudar a perseverar en algunas situaciones dolorosas de tu vida?

viernes, diciembre 7

Versículos para Recordar:

Hebreos 12:10, “En efecto, nuestros padres nos disciplinaban por un breve tiempo, como mejor les parecía; pero Dios lo hace para nuestro bien, a fin de que participemos de su santidad (NVI)

Santiago 1:2-4, "Hermanos míos, considérense muy dichosos cuando tengan que enfrentarse con diversas pruebas, pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia. Y la constancia debe llevar a feliz término la obra, Santiago 1:2-4para que sean perfectos e íntegros, sin que les falte nada.”(NVI)

Romanos 5:3-4, “Y no sólo en esto, sino también en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia; la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza(NVI)

Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional.

Angela Vásquez

Ana Stine

Judith Hernandez

Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog