lunes, 17 de diciembre de 2007
lunes, diciembre 17 Ánimo para hoy Por Judith Hernandez Voluntaria de Proverbios 31 Ministerios para la Mujer Versículo Clave: Lucas 1:41- 44, “ Isabel, llena del Espíritu Santo, dijo en voz alta a María: --¡Dios te ha bendecido más que a todas las mujeres! Y también ha bendecido al hijo que tendrás. ¿Por qué has venido a visitarme, tú que eres la madre de mi Señor? Tan pronto como oí tu saludo, el bebé saltó de alegría dentro de mí. ¡Dios te ha bendecido porque confiaste en sus promesas.” (BLS) Hoy lea el capítulo entero. Escriba el versículo. Memorícelo. martes, diciembre 18 Devocional para Hoy: Cuando necesitas hablar sobre asuntos importantes y difíciles, ¿En quien confías? Leyendo el versículo clave, es obvio que Maria confió en Elizabet. Yo me pregunto, “Porque Elizabet?” Cuando una persona joven se encuentra en posiciones difíciles hay dos personas en quienes se debe confiar. Pensemos un momento en Maria. Ella era una jovencita quien recibió la visitación del ángel de Dios quien le dijo que tendrá un hijo aunque ella aun era virgen. Inmediatamente ella se atemorizó a lo cual el ángel le dijo, “No temas.” Y también anunció que ese bebe será el Mesías, Salvador del mundo. En ese momento el ángel le declaró que también Elizabet había quedado embarazada después de que ella era mayor y estaba estéril. Sin entender y sin comprender Maria aceptó humildemente su tarea y dijo, “He aquí la sierva del señor, que no se haga mi voluntad sino la de Dios.” Con cuantas dudas e interrogantes no quedaría Maria en ese momento. ¿Has tenido un momento en tu vida cristiana en donde Dios te ha dicho que hagas algo o que tiene ciertos planes para tu vida y no entiendes lo que esta pasando? Sentimientos de temor, de ansiedad, de incomprensión inundan tu vida. Cuando he tenido estos momentos solo puedo orar a Dios y pedirle que coloque una persona en mi vida a quien yo pueda confiar todo esto. Primeramente voy a Dios, así como lo hizo Maria. Ella confió primero en Dios, diciendo, “¡Le doy gracias a Dios con todo mi corazón, y estoy alegre porque él es mi Salvador! Dios tiene especial cuidado de mí, su humilde esclava.” (Lucas 1:46-48 BLS). Pero como ser humano y sobretodo como mujer tengo la necesidad de hablar con alguien. Maria fue a donde su prima Elizabeth Elizabet también estaba experimentando un milagro de Dios en su vida, y al igual que Maria estaba embarazada pero ya tenia seis meses de embarazo. Esta mujer era una mujer madura, justa delante de Dios y andaba en los mandamientos del señor (Lucas 1:5-6) Es por esto que cuando Elizabet vio que Maria llegó a su casa, ya sabia que Maria estaba embarazada y que tenia al Mesías en su vientre. Y le dijo, “Bendita tú y bendito el fruto de tu vientre.” Inmediatamente Maria lanzo un cántico al señor. El poder tener una persona que ya sabia y entendía su situación hacia que pudiera expresarse con libertad y solo allí pudo levantar un cántico nuevo a Dios. Cuando tenemos la necesidad de confiar en alguien, Dios mismo coloca a esta persona cerca de nosotros con las mismas cualidades de Elizabet, Lla coloca en el mismo espíritu, le da palabras de sabiduría, comprensión, entendimiento y consejo para nosotros. Maria sabía que tenía mucho que aprender de su prima quedándose con ella tres meses. Seguramente durante estos tres meses Elizabet escuchó, habló, corrigió, regañó, aconsejó, abrazó, y ayudó a Maria a aceptar tu nuevo papel de esposa y madre. Como joven Maria escuchó, fue obediente, sincera, honesta y con un gran deseo de aprender todo lo que esta mujer de Dios tenia para enseñarle. Juntas, Maria Y Elizabet crecieron en su relación con el Señor y en su confianza espiritual. Mi oración para hoy: Señor Jesús, te doy gracias por que siempre has puesto mujeres de Dios como Elizabeth a mi alrededor. Te pido que pueda tener discernimiento para saber a quien Tú has escogido para ayudarme. También te pido que yo pueda tener las cualidades de Elizabet cuando mujeres más jóvenes lleguen hacia mí. Y que pueda tener las cualidades de Maria cuando necesites corregirme, hablarme, exhortarme y enseñarme a través de una mujer mayor. En el nombre de Jesús. Amen miércoles, diciembre 19 Aplicación: Ore, preguntándole al Señor que te mandes una mujer mayor madura quien te puedes guiar en tu vida espiritual o que te de una joven quien necesita tu animo para ir adelante en el matrimonio, su vida como mama, y en el trabajo diario. Lea Proverbios 31:10-31 jueves, diciembre 20 Puntos para Reflexionar: ¿Conoces a alguna mujer piadosa con quien puedas compartir tu vida? Escoja una mujer e invítale a tomar un café y charlar sobre las cosas importantes en tu vida. Lean los versículos de este devocional. Oren juntas. viernes, diciembre 21 Versículos para Recordar: Tito 2:3-4, “Diles a las ancianas que se comporten como personas que aman a Dios. No deben ser chismosas ni emborracharse sino, más bien, ser un buen ejemplo para las mujeres más jóvenes y enseñarles a amar a sus esposos e hijos.” BLS Colosenses 1:9-10, “Por eso, desde el día en que lo supimos no hemos dejado de orar por ustedes. Pedimos que Dios les haga conocer plenamente su voluntad con toda sabiduría y comprensión espiritual,10 para que vivan de manera digna del Señor, agradándole en todo. Esto implica dar fruto en toda buena obra, crecer en el conocimiento de Dios.” (NVI) Colosenses 3:16-17, “Que habite en ustedes la palabra de Cristo con toda su riqueza: instrúyanse y aconséjense unos a otros con toda sabiduría; canten salmos, himnos y canciones espirituales a Dios, con gratitud de corazón. Y todo lo que hagan, de palabra o de obra, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de él.” NVI
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog