lunes, 24 de marzo de 2008
Por Melanie Chitwood de Proverbios 31 Ministerios para la Mujer Versículo clave: "Porque yo sé los planes que tengo para vosotros"--declara el SEÑOR--"planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza.” Jeremías 29:11 (LBLA) Hoy lea el capítulo entero. Escriba el versículo. Memorícelo. martes, marzo 26 En el devocional de la semana pasada compartí cómo Dios me retó a caminar en fe en lugar de temor con las palabras de Deuteronomio 2, versos 3 y 7: "Bastante habéis rodeado este monte: volveos al norte… Porque Jehová, tu Dios, te ha bendecido en todas las obras de tus manos; él sabe que andas por este gran desierto, y durante estos cuarenta años Jehová, tu Dios, ha estado contigo sin que nada te haya faltado" (RVR). Sabia que era tiempo de dejar atrás las mentiras del temor y escoger creer que junto a Dios yo podía hacer cualquier cosa que Él me pidiera. Así que ahí mismo oré, prometiéndole a Dios que le diría que sí a cualquier cosa que el me pidiere. Unos días pasaron y, por supuesto, Dios proveyó una oportunidad para decirle que sí. Lysa TerKeurst, Presidenta de Proverbios 31, me llamó y me pidió que diera mi testimonio en la conferencia Ella habla de P31 sobre la influencia del ministerio de Proverbios 31 en mi vida. A medida que me daba los detalles, me explicó que daría esta presentación en una de las sesiones generales; en otras palabras ante aproximadamente 250 mujeres.Mi primer pensamiento fue, ¡de ninguna manera! Yo voy a la conferencia Ella habla para el curso de escritores, no para el curso de conferencistas. Sin embargo sabía que este era un momento decisivo para mí. Tenía una elección: ¿iba a elegir el temor o la fe? Me acordé de la promesa que le hice a Dios, y sin darme la oportunidad de cambiar de parecer, dije rápidamente, ¡lo haré!Unas semanas después compartía el impacto que había tenido el ministerio de Proverbios 31 en mi vida con el público de Ella habla, y sollozaba, porque vi cómo Dios orquestó todo los eventos de mi vida para traerme a este punto, el punto donde le diría que sí a cualquier cosa que me pida. Regresé a casa después de la conferencia, comencé a hablar frente a grupos locales y continué escribiendo. Uno de los artículos que escribí era sobre el matrimonio, y lo publicaron en la revista para mujeres de P31. Y luego sucedió una cosa asombrosa. Algo que solo pudo haber hecho Dios.La casa publicadora Harvest House leyó mi artículo, me contactaron, y me pidieron que sometiera una propuesta para un libro. Muy asombrada y agradecida, la propuesta fue aceptada y mi primer libro “Lo que un hombre necesita de su esposa” fue publicado. Dios sabía que tenía un sueño de publicar un libro, porque Él había puesto ese deseo en mi corazón. Cuando Dios hizo ese sueño realidad, yo sabía que Él me estaba diciendo; ¡para eso fue que te cree! A medida que puede rechazar las mentiras llenas de temor, pude unirme a Dios para los planes que Él tenia conmigo.Y nunca quiero volver a ser una mujer que vive en temor. Quiero continuar diciéndole sí a Dios. ¿Y tú? ¿Estás lista para decirle sí a Dios? La aventura en la que Dios quiere llevarnos solo puede ser disfrutada cuando estemos dispuestas a dejar la familiaridad del desierto para unirnos a Él en la aventura hacia la desconocida Tierra Prometida. Eso no quiere decir que no tendremos derrotas o fracasos o errores. Solo quiere decir que nos mantenemos firmes un paso a la vez, sabiendo que Dios está con nosotras. Salmo 37:24 promete: “Cuando caiga, no quedará derribado, porque el Señor sostiene su mano” (BLA). Dios tiene un propósito y un plan con cada una de nuestras vidas. Él nos invita a que lo sigamos, porque Él sabe quienes somos realmente. Seguirlo a Él se trata de vivir Su Plan para nuestras vidas, en vez de dejar que las mentiras nos definan o determinen la dirección de nuestras vidas. Cuando salimos en fe para ser quien Dios determinó que fuésemos, le traemos la más grande gloria. Mi oración para hoy: Querido Señor, gracias porque me creaste para ser tu hija. Gracias porque me amas y quieres tomar mi mano durante cada paso del camino, a medida que vivo mi vida para ti. Usa todo lo que soy para traerte Gloria. En el nombre de Jesús, Amén. miércoles, marzo 26 Aplicación: Hoy, toma un paso específico hacia el logro de tu sueño. Lee recursos adicionales sobre este tema. ¡Regístrate en la conferencia Ella habla de Proverbios 31! jueves, marzo 27 Puntos para reflexionar: ¿Tienes algún sueño que te da temor perseguir? ¿Qué talentos y experiencias puedes usar para darle Gloria a Dios? viernes, marzo 28 Versículos para recordar: Filipenses 3:12-14 “No que ya lo haya alcanzado o que ya haya llegado a ser perfecto, sino que sigo adelante, a fin de poder alcanzar aquello para lo cual también fui alcanzado por Cristo Jesús. Hermanos, yo mismo no considero haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está delante, prosigo hacia la meta para obtener el premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.” (BLA) Proverbios 16:3, “Encomienda tus obras al SEÑOR, y tus propósitos se afianzarán.Salmos 36:5, “Tu amor, Señor, llega hasta los cielos; tu fidelidad alcanza las nubes.” (NVI) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Judith Hernández: judithhernandez.blogspot.com Janet Eckles: http://www.janetperezeckles.com/ Ángela Vásquez Ana Stine Laura A. Colón González
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog