domingo, 9 de marzo de 2008
por Susanne Scheppman Conferencista de Proverbios 31 Ministerios para la Mujer Versículo Clave: Salmo 23:2-3, “Tú, Dios mío, eres mi pastor; contigo nada me falta. Me haces descansar en verdes pastos, y para calmar mi sed me llevas a tranquilas aguas.” (BLS) Hoy lea el capítulo entero. Escriba el versículo. Memorícelo. martes, marzo 11 Devocional para hoy: “Sobre pastos verdes me haces descansar…” Este famoso versículo resuena con paz y tranquilidad. Me es fácil imaginar una bella pradera, con un riachuelo cuyas aguas susurran melodiosamente: “No te preocupes; no te preocupes.” Sin embargo, mientras un grupo de señoras y yo estudiábamos el libro “Él me habla” (He Speaks to Me), su autora, Priscilla Shirer, nos confrontó con esta pregunta: ¿Qué constituye tu “pasto verde”? Una de las señoras en el estudio dijo, “¡Mis hijos! Me encanta ser madre.” Otra dijo, “Un baño en la tina, después de un día de mucho trabajo.” Y otra, “Simplemente meterme a la cama y dormir; el simple hecho de saber que el día ha terminado.” Sus respuestas me hicieron pensar sobre esta pregunta por varios días. ¿Qué hace de un “pasto verde” un lugar donde podemos descansar y restaurar nuestras almas? Llegué a la conclusión de que un “pasto verde” varía de persona en persona. Es el lugar y el momento que Dios utiliza para restaurarnos y renovarnos, después del desgaste natural ocasionado por la vida diaria. Jesús desea rescatarnos de la tormenta y llevarnos a un lugar de paz y quietud. Sin embargo, es nuestra responsabilidad desenfocarnos de los quehaceres y las preocupaciones cotidianas y encontrar ese “pasto verde” donde podemos escaparnos y refugiarnos en el cuidado del Buen Pastor, para que Él, como dice el Salmo 23, pueda “hacernos descansar”. Mi oración para hoy: Señor Jesús: Te doy gracias por ofrecer pastos verdes en los cuales tus hijos pueden hallar descanso. ¡Revélame el lugar donde mi alma puede encontrar gozo y refrigerio! Gracias por mostrarme que Tú eres quien me hace descansar. En Tu Santo Nombre, Amén. miércoles, marzo 12 Aplicación: Haz una lista de tus siete actividades favoritas. Después, de ser posible, trata de realizar una de estar actividades cada semana. Pídele al Buen Pastor que te ayude a encontrar tus propios “pastos verdes”. jueves, marzo 13 Puntos para reflexionar: ¿Cuáles son mis “pastos verdes”? ¿Cómo puedo / debo hacer para pasar tiempo en ellos? ¿Me permito a mí misma y animo a mi familia a pasar tiempo en “pastos verdes”? viernes, marzo 14 Versículos para recordar: Salmo 46:4, “Un río alegra a los que viven en la ciudad de Dios; sus arroyos llenan de alegría el templo del Dios altísimo.” (BLS) Apocalipsis 7:17, "Dios secará todas sus lágrimas, y los cuidará el Cordero que está en medio del trono, así como el pastor cuida sus ovejas y las lleva a manantiales de agua que da vida." (BLS) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Judith Hernández: judithhernandez.blogspot.com Janet Eckles: http://www.janetperezeckles.com/ Ángela Vásquez Ana Stine Laura Colón-González

Compartir en Facebook

Archivos del Blog

Buscar en este blog

Cargando...