domingo, 7 de diciembre de 2008
por Van Walton Directora de ministerios hispanos y Miembro del equipo de conferencistas de Proverbios 31, Ministerios para la mujer Versículo clave: Lucas 2:25, “En ese tiempo había en Jerusalén un hombre llamado Simeón, que obedecía a Dios y lo amaba mucho. Vivía esperando que Dios libertara al pueblo de Israel. El Espíritu Santo estaba sobre Simeón…” (BLS) Hoy lee el capítulo entero. Escribe el versículo. Memorízalo martes, 9 de diciembre Devocional: Este año voy a contar las veces que escucho la pregunta, “¿Estás preparada para celebrar las fiestas de diciembre?” ¿Qué quiere decir esto? Si pudiera explicar lo que quiere decir la gente cuando se preguntan si están listos para las celebraciones y los días de fiesta, yo diría que muchos no hablan de la preparación espiritual. Lo que quieren decir cuando hacen esta pregunta es, “¿has hecho tu lista de todo lo que necesitas hacer antes de la noche buena?” Usualmente la conversación llega a ser un intercambio que demuestra cual mujer está más ‘busy’, más ocupada con los quehaceres. En mi la lista de tareas que tengo que completar antes del día de Navidad está el trabajo de la cocina; las galletas y los panes. Además comprar, escribir, y mandar las tarjetas de Navidad, comprar los regalos, envolverlos, esconderlos de los niños o enviarlos. También, incluso en mi lista está mi trabajo en el teatro Navideño o el coro que se presenta durante las posadas en mi iglesia. Me preparo para los huéspedes que me vienen a visitar o hago planes para los viajes a visitar la familia. Y siempre planeo fiestas, compro vestidos nuevos, limpio casa y últimamente, lo que me encanta más, ¡la decoración de casa! Y durante todo este tiempo pienso, voy a averiguar cuantas veces oigo la pregunta, “¿Estás lista para celebrar la navidad?” De vez en cuando me gusta pensar en la primera Noche Buena. Me gusta comparar mi vida con la de los que vivían muchos años atrás y hasta participaron en la primera Navidad. ¿Si pudieran mandarnos un mensaje, cómo nos avisarían sobre la preparación para la celebración de la llegada de Jesús a nuestro mundo? ¿Qué se encontraría en sus listas de preparación para esta fiesta tan animada? Y si Jesús estaba componiendo su lista, ¿Qué incluiría? Pues, Él nos pide que seamos una luz sobre la colina, apuntando el camino para que otros lo puedan encontrar. Las acciones de Simeón, el ancianito en el templo, sería de lo que nos hablaría. Él esperaba continuamente, todos días la llegada del Mesías. Tal vez José nos diría que debiéramos escuchar. María sugeriría que nos pongamos a pensar en todo lo que ha pasado. Los ángeles nos animarían a cantar anuncios de la llegada de Jesús. La alabanza de los pastores nos mostraría cómo prepararnos para ver a Jesús. Los Reyes Magos nos dirían que busquemos a Jesús para darle nuestro regalo más valioso. El acto de hospitalidad de la posada ilustraría la importancia de casas y corazones abiertos. No puedo hablar por ti, pero mis preparaciones no se empiezan a comparar con la devoción de los que estaban listos, esperando, y luego fueron recompensados cuando Jesús llegó. Si yo hubiera vivido en los últimos días del Viejo Testamento, sé por cierto que el nacimiento de Jesús se me hubiera pasado. Mis preocupaciones no me hubieran dejado parar para tomar el tiempo para alabar en el pesebre. Desafortunadamente muchos de nosotros no experimentamos la verdadera razón de por qué se celebra la navidad. Nunca nos arrodillamos a ver el milagro. Quiero que la navidad para mi familia sea más una alabanza, que una carrera de decorar, ir de compras y brincar por los aros del mundo. No quiero perder la verdadera razón por la que celebramos esta temporada. Hace unos pocos años decidí planificar a propósito la manera en que celebro. Esto ha resultado en que mis Navidades sean cada vez más simples, y al mismo tiempo mi corazón se ha sentido más satisfecho. ¿Estás lista para las fiestas navideñas? Mi oración para hoy: Padre Santo, gracias por mandar a tu Hijo para mostrarme el camino hacia ti. Me animo en esta temporada especial cuando recuerdo que la devoción hacia ti me da más satisfacción que todas las preparaciones que puedo hacer para la Noche Buena. Ayúdame a balancear mi Navidad este año, en el nombre de tu hijo Jesús, Amén. miércoles, 10 de diciembre Aplicación: Lee la historia del nacimiento de Jesús en tu Biblia. Visita http://www.tagnet.org/mae/servicios/sermones/biograficos/biog15.htm para leer más sobre las profecías del nacimiento de Jesús. jueves, 11 de diciembre Puntos para reflexionar: ¿Cuáles tradiciones puedo desarrollar para que mi familia se enfoque en Jesús y no en el mundo? ¿Puede ser que mis actividades durante el mes de diciembre confundan a mi familia en su viaje de fe, o tal vez los lleve directamente hacia Jesús? ¿Cuáles tradiciones debo de eliminar para tener una Navidad más significativa? Versículos para recordar: viernes, 12 de diciembre Mateo 1:18-25, “Así fue como nació Jesús, el Mesías: Una joven llamada María estaba comprometida para casarse con José. Pero antes de que vivieran juntos, se supo que ella estaba embarazada. José era un hombre bueno y… Mientras pensaba en todo esto, un ángel de Dios se le apareció en un sueño y le dijo: ‘José, no tengas miedo de casarte con María. El Espíritu Santo fue quien hizo que ella quedara embarazada…’ Cuando José despertó, obedeció al ángel de Dios y se casó con María. Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que Dios había dicho por medio del profeta Isaías.” (BLS) Lucas 2:19, “María quedó muy impresionada por todo lo que estaba sucediendo, y no dejaba de pensar en eso.” (BLS) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Laura A. Colón González, editora Judith Hernández: http://www.judithhernandez.blogspot.com Janet Eckles: http://www.janetperezeckles.com/ Ana Stine Lupe Coka Wendy Bello Ángela Vásquez
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog