lunes, 1 de agosto de 2011

Susanne Scheppmann graduada de Ella habla, retiro y entrenameinto para conferencistas y autoras, Proverbios 31, Ministerios para la mujer


Salmo 100:5, “Pues el Señor es bueno. Su amor inagotable permanece para siempre, y su fidelidad continúa de generación en generación.” (NTV)

Lectura:

Horrorizada, coloqué el teléfono en su cargador. Mi mente corría por todos lados. ¿Qué podría decirle a una de mis más queridas amigas después de esta nueva tragedia? En primer lugar, experimentó la pérdida de un hijo de 14 años por cáncer de cerebro. Ahora habían encontrado a su hijo mayor, de sólo 18 años, que fue asaltado y asesinado. ¡Incomprensible!

Ella me preguntaba; "¿Por qué?" Yo no tenía ninguna respuesta. Solo podía decir: "No sé, pero me aferro al hecho de que Dios es bueno, pase lo que pase. Las tragedias en esta vida van más allá de nuestra comprensión en este lado del cielo."

Creo que Jesús es bueno, y ese conocimiento produce una canción desde lo más profundo de mi alma. Esta valiosa verdad es más preciosa para mí que la vida misma. Nos han enseñado, y reconocemos, que la fe no es algo que podamos necesariamente ver, oír, sentir, gustar o tocar. Es salir de nuestra zona de comodidad y confiar en Dios, independientemente de cómo nos sintamos emocionalmente. La Biblia explica: "Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve” (Hebreos 11:1).

La verdadera historia de Horacio G. Spafford muestra este tipo de fe en la bondad de Dios. En 1872 Spafford escribió el conocido himno: "Alcancé salvación", después de que sus cuatro hijas murieran ahogadas, poco después de su propia quiebra financiera. Él, de alguna manera, se aferró al hecho de que a pesar de las circunstancias externas, Dios era bueno. Escribió: "La fe tornaras en gran realidad al irse la niebla veloz". Él sabía que su fe no era en vano y que algún día vería el significado y el propósito de toda la tragedia que rodeaba su vida en ese momento.

Yo creo que para mí la mayor lección de fe ha sido el reconocer que Dios es bueno, siempre. Oswald Chambers escribió: "La fe, por su propia naturaleza, debe ser probada y probado. Y la prueba real de la fe no es que nos resulte difícil confiar en Dios, sino que en nuestras propias mentes el carácter de Dios debe quedar probado como digno de confianza".

Siempre habrá momentos de incertidumbre. Yo encuentro consuelo en las palabras escritas por David Jeremiah en El anhelo de mi corazón:
“A veces puede sentirse torpe e incómodo y encontrarse diciendo: ‘¿Es esto realmente cierto? No veo nada. No escucho la voz de Dios. No siento su presencia.’ Hay días así para todos nosotros. La búsqueda de Dios no tiene atajos. Usted simplemente debe seguir caminando, seguir buscando y seguir anhelando. Siga haciéndolo y no saldrá decepcionado.”

Dios es bueno, incluso cuando lloro con mi amiga. He sido testigo de su dolor, la ira y la duda. Pero a lo largo de los meses, la he observado aferrarse a Jesús con las manos llenas de lágrimas. Mi amiga cree que Dios es bueno siempre, incluso cuando ella no puede sentirlo con sus emociones. Su fe se basa en el hecho de que "el Señor es bueno y su amor perdura para siempre".

Amado Señor, concédeme la fe para saber que eres bueno todo el tiempo, incluso en las circunstancias más difíciles de esta vida. Cuando estoy débil, me das ánimo. Permíteme aceptar el amor y el consuelo de los demás que me aman, pero déjame confiar en tu eterno amor para mí. En el nombre de Jesús, Amén.

Pasos de aplicación:

Memoriza uno de los versículos que aparecen a continuación para repetirte y recordarte a ti misma la bondad de Dios durante los tiempos difíciles de tu vida.

Recursos relacionados:

Cuando compras algún recurso a través de los Ministerios Proverbios 31 dejas una huella en la eternidad porque tu compra apoya las diversas esferas que sin costo alguno ofrece este ministerio para dar esperanza. Quisiéramos competir con los precios que ofrecen los enormes almacenes que venden en línea, pero sencillamente no podemos hacerlo. Por lo tanto, agradecemos muchísimo todas y cada una de las compras que hagas con nosotros. ¡Gracias!

¿Conoces a Jesús?
Más recursos
Aventuras de fe

Puntos para reflexionar:

¿Qué situaciones en mi vida yo siento que están fuera de mi zona de comodidad en la fe? ¿Creo yo que Dios es bueno todo el tiempo?

Versículos que te darán fuerza:

Salmos 91:2, “Diré yo al Señor: ’Refugio mío y fortaleza mía, mi Dios, en quien confío.’ ” (LBLA)

Deuteronomio 31:8, “El Señor irá delante de ti; El estará contigo, no te dejará ni te desamparará; no temas ni te acobardes.” (LBLA)

Salmos 27:5, “Porque en el día de la aflicción él me resguardará en su morada; al amparo de su tabernáculo me protegerá, y me pondrá en alto, sobre una roca.” (NVI)

© 2011 de Susanne Schepmann. Todos los derechos están reservados.


Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional.


Natasha Curtis
Veronica Young

Compartir en Facebook

Archivos del Blog

Buscar en este blog

Cargando...