sábado, 3 de agosto de 2013
Karen Ehman

“El SEÑOR dice: Ellos abandonaron la ley que yo les entregué; no me obedecieron ni vivieron conforme a ella.” Jeremías 9:13, (NVI)

Lectura:

Mi carro estaba listo; el tanque lleno de gasolina, la hielera llena de sándwiches para el camino.  Mis tres hijos y yo estábamos emocionadísimos, listos para emprender nuestra aventura: unos días en el mar con unos amigos.

Además de lo que ya había empacado, necesitaba traer conmigo algo muy importante, un papel con las instrucciones para llegar a Ocean Isle en Carolina del Norte.  Imprimí las instrucciones que hallé en el Internet.  ¡Qué fácil parecía la ruta!

Justo antes de salir recibí la llamada de mi padre.  Él había hecho este viaje antes y deseaba darme instrucciones.  Por educación, lo escuché pacientemente y medio escribí lo que me dijo en un papel que luego metí apresuradamente en la guantera de mi carro.

A medio camino, me di cuenta de que las señales en la carretera no coincidían con las del Internet.  Traté de no alarmarme, pero no tomó mucho tiempo para darme cuenta de que estábamos totalmente perdidos.

Logré encontrar una estación de gasolina.  Allí me informaron que las direcciones contenidas en el Internet no estaban al día y que muchas personas perdidas llegaban allí a pedir ayuda.  Me acordé de las señales que mi papá me había dado.  Las saqué de la guantera y se las mostré al empleado en la gasolinera.  “Están perfectas”, me dijo amablemente, “siga las señales de su padre y no se perderá.”

Como todo en la vida, a veces deseamos tomar “atajos” o probar nuevas “rutas”.  Pero si en el camino nos damos cuenta de que estamos perdidas, siempre podemos regresar a las señales del Padre.  Él es el único camino y su senda nos guía a la verdad, y al final, a la vida eterna.

¡Un destino aún mejor que unos días en la playa!

Amado Señor: Ayúdame a mantenerme en el camino correcto.  Guíame con la luz de tu Palabra para que yo siempre siga tus caminos.  En el nombre de Jesús, amén.

Recursos relacionados: 
Cuando compras algún recurso a través de los Ministerios Proverbios 31 dejas una huella en la eternidad porque tu compra apoya las diversas esferas que sin costo alguno ofrece este ministerio para dar esperanza. Quisiéramos competir con los precios que ofrecen los enormes almacenes que venden en línea, pero sencillamente no podemos hacerlo. Por lo tanto, agradecemos muchísimo todas y cada una de las compras que hagas con nosotros. ¡Gracias!

Nuestros recursos

 Visita nuestra página en Facebook                                                                                                                                                         
Reflexionar y responder: 
¿Qué rutas ofrece el mundo para hallar felicidad y vida eterna?

¿Cómo se comparan con lo que la Biblia enseña al respecto?

¿Qué pasos puedo dar para mantener mis pies firmes en la Verdad?

¿Cómo puede ayudarme una amiga a mantenerme firme?

Versículo poderoso:
Salmo 16:11, "Me has dado a conocer la senda de la vida; me llenarás de alegría en tu presencia, y de dicha eterna a tu derecha." (NVI)                                                                          


 © 2013 by Karen Ehman. Todos los derechos están reservados.

Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog