lunes, 1 de septiembre de 2008
por Melanie Chitwood Miembro del Equipo de Conferencistas De Proverbios 31, Ministerios para la Mujer Versículo clave: Filipenses 3:12-14 “Con esto no quiero decir que yo haya logrado ya hacer todo lo que les he dicho, ni tampoco que ya sea yo perfecto. Pero sí puedo decir que sigo adelante, luchando por alcanzar esa meta, pues para eso me salvó Jesucristo. Hermanos, yo sé muy bien que todavía no he alcanzado la meta; pero he decidido no fijarme en lo que ya he recorrido, sino que ahora me concentro en lo que me falta por recorrer. Así que sigo adelante, hacia la meta, para llevarme el premio que Dios nos llama a recibir por medio de Jesucristo.” (LBLS) Hoy lee el capítulo entero. Escribe el versículo. Memorízalo. martes, septiembre 2 Devocional: Después de continuas tensiones y desafíos, sentí decir no mas me doy por vencida. “Esto simplemente es muy difícil, Dios, busca otra persona para esta tarea.” Entonces, a través de mi pequeña hijita, Dios me dio el ánimo para continuar. Catherine de un año, está aprendiendo a caminar. Ella da unos pequeños pasos temblorosos y luego se cae. Se sienta por un minuto, como si fuera a tomar su determinación, y luego se empuja para arriba en sus pequeñas piernas. Con cada paso que Caterina trata, nosotros la animamos como si fuera la cosa más maravillosa que nunca antes hubiéramos visto, como si no hubiéramos visto a nadie caminar antes. Después, cuando Catherine se estáa cansando o se estáa frustrando, su mamáa se agacha y toma su pequeña mano. Catherine levanta su cara hacia arriba a su mama, en donde ella encuentra el poco de áanimo que necesita para empujarse para arriba otra vez y continuar. Un pasito tembloroso y luego otro y otro mas. Creo que es la manera en la que Dios nos mira. Aun nuestro temblor, y nuestros pasos de incertidumbre le agradan a Él. Él nunca se dará por vencido con nosotras, y nunca estará desanimado con nuestras imperfecciones al tratar de obedecerlo a Él. Dios mira nuestros corazones, que quieren agradarle, y se preocupa mas por nuestros corazones rendidos delante de Él que por nuestras imperfectas actuaciones. Cuando nos sentimos desanimadas, frustradas, o cansadas, necesitamos colocar nuestros ojos en Jesús en quien encontraremos eso que necesitamos para continuar. Mi oración para hoy: Amado Dios, Tú sabes como me siento. Me siento sin ánimo, cansada y con mucha responsabilidad. Yo tengo gran descanso cuando me doy cuenta que Tú sabes todo acerca de mis sentimientos y todo acerca de mis circunstancias. Mientras coloco mis ojos en Ti en lugar de colocarlos en mis problemas o mis imperfectas actuaciones, yo te agradezco que Tú me des lo que necesito para continuar y no volver atrás. Gracias por sostenerme de la mano y caminar con migo. En el nombre de Jesús. miércoles, septiembre 3 Aplicación: Ore sobre las circunstancias difíciles que tienes cada día. Muchas veces pensamos en lo difícil sin recordar que podemos orar. Mientras que ores da le tu mano a Dios. Imagine que Jesús te toca a ti y que Él está caminando contigo. Visite la página del ministerio Proverbios 31 y encuentre el libro Rayos De Esperanza: Como vencer la depresión por Florence Littauer. Lea este libro para más ánimo. jueves, septiembre 4 Puntos para reflexionar: ¿Cuándo tenemos desafíos los tratamos en varias maneras: hacemos nada o tratamos hacer mas con nuestros propios esfuerzos. ¿Qué haces tú? ¿Crees que estas tratando los desafíos en tu vida en la manera que trae gloria a Dios? viernes, septiembre 5 Versículos para recordar: Salmos 37:24 “…podrá tropezar, pero no caerá, porque el Señor lo sostiene de la mano…” (NVI) Hebreos 12:2, “Por tanto, renueven las fuerzas de sus manos cansadas y de sus rodillas debilitadas.” (NVI) Gracias por su ayuda en la traducción de este devocional. Laura A. Colón González, editora Judith Hernández: judithhernandez.blogspot.com Janet Eckles: http://www.janetperezeckles.com/ Ana Stine Ángela Vásquez Wendy Bello
Se ha producido un error en este gadget.

Archivos del Blog

Buscar en este blog